miércoles, 27 enero 2021
17:54
, última actualización
Economía

Zapatero vaticina que la sangría laboral se frenará en primavera

El presidente del Gobierno aseguró el jueves que a partir de marzo o abril se generará un volumen "muy estimable" de empleo gracias a los 8.000 millones para obras públicas municipales. Optimismo frente a la realidad de las cifras del paro. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 20:04 h.

El presidente del Gobierno aseguró el jueves que a partir de marzo o abril se generará un volumen "muy estimable" de empleo gracias a los 8.000 millones para obras públicas municipales. Optimismo frente a la realidad de las cifras del paro.

El jefe del Ejecutivo tiró el jueves del optimismo al pronosticar que la sangría laboral que se ha ido acrecentando mes a mes a lo largo de este último año se frenará con la llegada de la primavera. Frente a la realidad que arrojan las cifras del paro, Rodríguez Zapatero apuntó que a partir de marzo o abril se generará un volumen "muy estimable" de empleo a consecuencia de la inversión en obras públicas, augurio que el líder del PP, Mariano Rajoy, confió en que no se convierta en un "engaño" más.

La comparecencia de Zapatero en el pleno del Congreso para presentar los resultados del último Consejo Europeo derivó en un nuevo debate sobre las medidas diseñadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis y frenar el paro. El presidente repasó las iniciativas puestas en marcha, muchas de las cuales desplegarán sus efectos fundamentalmente en enero, y estimó que en abril se registrará un ritmo "intenso" de obras públicas con la inversión de los 8.000 millones del fondo destinado a los ayuntamientos, lo que creará empleo.

"Lo espero y deseo fervientemente tener que felicitarle por ello", manifestó Rajoy en su réplica, aunque advirtió a Zapatero de que su previsión se contradice con la del comisario económico de la UE, Joaquín Almunia, y del propio vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, que dicen que el paro crecerá en 2009. En opinión del líder de la oposición, esa clase de augurios "generan mucha desconfianza" y transmiten la impresión de que el presidente y su vicepresidente económico "no se hablan".

Tras escuchar sus palabras, Zapatero negó que él hubiera hablado de un crecimiento intenso del empleo e insistió en que, a partir de marzo, la inversión pública empezará a tener efectividad y a crear empleo en la construcción, donde se está registrando el mayor aumento del paro. Según avanzó, el total de la inversión en obra pública en 2009 ascenderá a 33.000 millones de euros y permitirá poner en marcha en torno a 22.000 obras, lo que "sin duda va a generar empleo".

Zapatero valoró la respuesta de la UE a la crisis económica y señaló que los planes aprobados por todos los países europeos comportarán incrementos "apreciables" del déficit público, aunque reiteró su compromiso de retomar la estabilidad presupuestaria "tan pronto como lo permita la recuperación económica".

Rajoy, por su parte, le exigió que busque una receta propia para superar la crisis y no se escude en "la coordinación europea" para promover una política basada en el "aumento del gasto" y el "endeudamiento sin límites".

  • 1