miércoles, 11 diciembre 2019
17:44
, última actualización
Local

Zapatero y la Iglesia, frente a frente

El expresidente del Gobierno y el cardenal Antonio Cañizares han analizado en el debate El humanismo en el siglo XXI el origen y consecuencias de la crisis económica.

el 28 jun 2012 / 14:50 h.

TAGS:

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el cardenal Antonio Cañizares han coincidido en que detrás de la crisis económica por la que atraviesa Europa se encuentra el "despilfarro", según Cañizares, y los "excesos en el sector financiero", según Zapatero, y han solicitado acabar con urgencia con el paro juvenil.

Así lo han indicado durante el debate El humanismo en el siglo XXI, organizado por la Universidad Católica de Avila y La Razón y celebrado en el Palacio de Congresos de Avila. Zapatero ha sido recibido con abucheos, actitud que ha reprochado duramente el cardenal Cañizares

En este sentido, Cañizares ha remarcado que detrás de la crisis económica existe "una crisis de valores muy grande" y, en este sentido, se ha referido al "enorme despilfarro" que, a su juicio, se ha dado en toda Europa. En esta línea, ha apostado por una "nueva Europa" en la que se distinga "entre lo bueno y lo malo".

Cañizares ha asegurado que no ve futuro en Europa si el desarrollo se consigue a costa de "no respetar la vida, no proteger a la familia" y cuando no se reduce el paro. "¿Es posible el desarrollo cuando la vida no es respetada, la familia no es protegida, el paro alcanza cifras tan alarmantes?", se ha preguntado durante su intervención.

Además, ha remarcado que tampoco puede haber desarrollo con el "tremendo relativismo" que, a su juicio, se da en Europa ni cuando se crean problemas ecológicos "que pueden aplastar la humanidad", ni mientras los países de Africa estén sumidos en "una desgracia cada día mayor". "No hay democracia sin conciencia", le ha espetado a Zapatero, a lo que el expresidente ha respondido que "la democracia es conciencia".

Por su parte, Zapatero ha subrayado que "es verdad que la economía contemporánea ha generado excesos muy graves en el sector financiero" y que "se ha tenido una fe excesiva en su capacidad para ordenar la economía".

Con respecto a la situación de los jóvenes, Cañizares ha recordado que "están pidiendo un trabajo" y ha defendido que la juventud no es como la pintan pues no son egoístas ni tampoco piensan solo en el placer.

Mientras, Zapatero ha afirmado que la juventud vive un momento de "gravísima preocupación e inquietud" y ha asegurado que el principal problema que la crisis va a dejar es la recuperación de los jóvenes en relación con el empleo.

 

  • 1