Operación De Luxe y Luna ¿periodismo de investigación en TV?

Acostumbrados a que la Televisión ni forme, ni eduque, ni entretenga por contenidos aceptables, la Justicia investiga posibles delitos a una productora, famosos y fuentes

Juan-Carlos Arias jcdetective /
23 jul 2022 / 04:00 h - Actualizado: 23 jul 2022 / 04:00 h.
"In fraganti"
  • Operación De Luxe y Luna ¿periodismo de investigación en TV?

Hace años Pepe Navarro con Esta noche cruzamos el Missisipi (1995-1997 Telecinco-T5), inauguró el periodismo mentiroso, el de flash cegador que asesinaba la verdad. La pequeña pantalla lo superó, hasta las querellas contra Navarro. Un esperpento pagado con dinero público jaleó el cotilleo más infame en Tómbola (1997-2004). El clausurado y reabierto Canal Nou inventó el ‘formato’. Canal Sur y otros canales autonómicos repicaban, también con dinero público. Los mismos millones que trincaron productoras Pata negra andaluzas años y años.

Tómbola, que presentara Ximo Rovira, al cabo fue el precursor para que T5 implantara Aquí hay Tomate, conducido por Carmen Alcayde y Jorge J. Vázquez, génesis de Sálvame, el verdadero patio televisivo. De su parte, en terrenos de platós del cotilleo Antena 3 apostó por ¿Dónde estás corazón?. El maldito share de audiencias le retuvo en el éxito hasta donde pudo.

La sevillana que resucita

Ahora la ex enfermera sevillana Mila Ximénez (qepd) parece que no muere. En 2018 alertó a la Justicia con llamadas que mercadearían con datos policiales y privados. La también ex esposa del inolvidable tenista Manolo Santana tendría una vida televisiva doble o triple sobre la que le veíamos.

El Grupo VI de Asuntos Internos-Policía Nacional se puso manos a la obra y constató que, entre otros, el hoy agente jubilado Ángel Jesús F. Hita accedía cientos de veces a las bases reservadas Argos y Sindepol. Estas registran toda clase de detenciones, denuncias, DNIs, atestados, antecedentes e informes policiales confidenciales.

Desde entonces, en el Juzgado de Instrucción nº 4 de Madrid, del que es titular Marcelino Sexmero, tienen ya incontables documentos y audios. Imputarían al paparazzi Gustavo González, ‘famosos’, colaboradores y directivos de la productora La Fábrica de la Tele, participada en un 30% por Mediaset, dueña de T5.

Además de la irrepetible Ximénez, en esta historia hay muchísimos sevillanos entre tertulianos, entrevistados, colaboradores y hasta una presentadora que alardea constantemente de equipo y del mejor periodismo investigador. Sospechamos que hay trampa o es la cara B del género. Desde que la lupa policial indaga el tema en T5 han sucedido muchos terremotos silentes.

El escándalo del chantaje

Lo más singular de lo que se va conociendo, se sabía o espantaba es que quienes antes juzgaban la vida ajena ahora callan. O derivan culpas, o simplemente repiten el guion de la novela de Juan Bonilla llamada Nadie conoce a nadie.

Del yo-no-fui que cantaba Rubén Blades se dio paso a mover el estercolero, teledirigir el ventilador o vengarse en frío. Todos parecen imitar al Ex Comisario y falso Detective Villarejo, junto a Mortadelo y Anacleto.

Un ejemplo es el paparazzi Diego Arrabal. Cercado por su operativa se desmarca del sumario judicial que imputa ya a numerosas personas. Señalaría a su colega González como parte de la trama que investiga el juzgado.

Recordemos que al tándem González & Arrabal les condenaron, por vulnerar la intimidad de Mariló Montero, a pagar 340.000€ un juzgado. Las excusas que intercambian obviamente no bastaron ante Su Señoría, la sentencia condenatoria va más allá de la libertad de expresión que dicen ejercer.

Operación De Luxe y Luna ¿periodismo de investigación en TV?


Un informe del Grupo VI-Unidad de Asuntos Internos policial indicaría dos cosas relevantes. Por un lado, que González no fue Autónomo como invocaría en la productora. Entre 2017 y 2018 fue empleado de la misma. Recibió por 12 días trabajados, en enero de 2018, 18.526,32 euros netos sobre salario de 344,52€. Un socorrido y extraño ‘complemento a bruto’ de 24.958,12 euros multiplicó una nómina que parecía de ‘fijo discontinuo’. Los milagros en los cobros de la productora por González seguirían antes y después del 2018.

Las pesquisas policiales que dan nombre a los operativos ‘De Luxe’ y ‘Luna’ acumulan ya más de 200 víctimas y se centran en programas de T5. Las consecuencias de este escándalo repercuten en dicha cadena televisiva. Es propiedad del expresidente italiano Silvio Berlusconi. Proyecta ampliar capital de 600 millones mediante salida a bolsa de Media for Europe (MFE) estos días tras autorizarlo CNMV.

De T5 decayó su liderazgo televisivo en favor de competidores (Atresmedia) y se alejaron algunos personajes y presentadoras: Paz Padilla y Rocío Carrasco (llamativamente, recontratadas), Carlota Corredera, Antonio David....

Acordémonos del desvarío recaudador de la SGAE por derechos de autor. Un operativo policial allanó su sede en 2011 y detuvo a su cúpula finalmente absuelta. Pero hubo negocios privados entre colaboradores de dicho ente (Peritos, bufetes, auditoras). Hacían ‘cash’ sobre encargos de la SGAE. Esa ‘trama B’, la de cualquier asunto complejo judicial, raramente se investiga. Es impune.

El periodismo de oídas, de patio

Además de los paparazzis indicados es llamativo el negocio de la denominada ‘prensa rosa’ en la pantalla, redes sociales e internet. Uno de sus hitos añade cuota investigadora cuando Lydia Lozano (residente en T5) localizó, sana y salva, a la hija de Albano & Romina Power en el sur estadounidense. Sus afligidos padres esperan, aún, saber dónde llevarle flores. El tema aún pone los pelos de punta a cualquier bienintencionado.

Los denominados reality, deslenguados y despechados vomitando por la boca, experiencias antropológicas en islas o mansiones plagadas de cámaras ayudarían, sin saberlo, al gobierno y al establishment. El tema sería entretener al personal, robarles su espíritu crítico y confinar la mente. La generación de contenidos se pagaría según la bilis que pueda metabolizarse. Y ahí es donde entra un mercado que hace caja sobre la epidermis más procaz.

La televisión merece más seriedad por su influencia social. Pero gracias a estos escándalos terrenales, la ciudadanía se abona a plataformas audiovisuales, es fiel a internet o bichea en redes. O ve los documentales que al cabo nadie confiesa visualizar a la hora de la siesta en La2 de RTVE.

Novedades: silencio y millones

El sumario judicial sobre la principal productora de T5 ha logrado muchos milagros. Al no estar acreditado -hasta hoy- el cobro por el policía imputado de dinero por los datos secretos que daba a González, el delito de cohecho decaería. Pero no el de revelación de secretos. Hay decenas de víctimas que declinaron personarse en el sumario como afectados.

Algunas víctimas, llamativamente, han regresado a los platós para recuperarse en sus cuentas bancarias. El trato sería volver a ser ‘famoso’ a cambio de renunciar a demandas. No hay otra explicación posible. Nos preguntamos: ¿Se pagan cachés por no demandar?.

Encontramos una excepción. Lleva años denunciando la filtración de secretos y seguiría en su papel de víctima. Este es el caso de Andrés Fernández, marido de Chayo Mohedano (sobrina de la fallecida Rocío Jurado). Logró allanar a los directivos Óscar Cornejo y Adrián Madrid, de LA FÁBRICA DE LA TELE -productora de T5-. Asumieron la trasgresión íntegramente. A cambio de no seguir imputados por Fernández, habrían pagado una suma millonaria. El silencio, con pacto confidencial, reina.

Es decir, la honra y la impunidad delictiva tienen precio, o más plató, en su caso. Ya escribíamos que el buen nombre de cualquiera cotizaría alto cuando T5, acosada por demandas de Isabel Pantoja, la acabó contratando junto a su hijo DJ (el gran intelectual de lúcida mente Paquirrín)....

Las operaciones De Luxe & Luna que titulan este artículo confiemos reinventen una mejor televisión. Nos la merecemos, ahora que vive horas bajas. Cuando la ‘caja tonta’ se implantó en nuestros hogares predijeron que el cine y el teatro desaparecerían. Pero no fue así. El cine palpita y el teatro sigue con fuerza.

Lo que puede desaparecer es la TV como siga cotilleando con lo que a nadie debería interesar. Más documentales, cine, tertulias de expertos, informativos objetivos, concursos del talento, historia total, arte... Ojito, ahí llevan los creadores de contenidos algunas pistas....


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos