ESTÉTICA

¿Conoces los tratamientos faciales estéticos más requeridos?

  • ¿Conoces los tratamientos faciales estéticos más requeridos?

Durante el año 2020, el último del que se tienen cifras oficiales, los y las españolas gastaron más de 2.600 millones de euros en tratamientos estéticos. En este listado se incluyen todo tipo de intervenciones, desde las quirúrgicas que suponen un tratamiento posoperatorio más preciso hasta pequeñas actuaciones de carácter estético, que no implican ningún riesgo ni periodos de reposo.

La oferta actual de tratamientos estéticos es muy variada, pues va desde injertos de pelo hasta cirugías íntimas pasando por los más demandados: la liposucción o la mamoplastia y el aumento de senos. Entre los tratamientos destacados aparecen también los faciales, los que afectan de manera exclusiva al rostro.

Cada año pasan por las clínicas estéticas en España unas 400.000 personas. Te mostramos cuáles son los tratamientos faciales estéticos más demandados.

La inyección de toxina botulínica

La toxina botulínica o bótox es el tratamiento facial más solicitado a partir de los 40 años, pero los expertos señalan que se puede iniciar desde edades más precoces. Esta sustancia es la reina en los tratamientos faciales por su capacidad para relajar las fibras musculares.

El efecto en el rostro es combatir las líneas de expresión que se forman por la excesiva contracción de los músculos de la cara. Las arrugas en la frente, en el entrecejo y las patas de gallo son las principales expresiones que se eliminan con la aplicación de esta toxina.

Las técnicas actuales con este tratamiento permiten que el resultado sea completamente natural, sin eliminar ningún rastro de expresividad a la cara.

Rellenos de ácido hialurónico

Esta es otra fórmula que persigue objetivos similares al bótox, eliminar las arrugas en la cara y devolver al rostro esa vitalidad que se va perdiendo con el paso de los años. El ácido hialurónico hidrata la piel a niveles profundos y rellena las arrugas. De este modo, el cutis recupera densidad y volumen.

A su vez, aumenta la producción de colágeno, una proteína que se va sintetizando en menor cantidad con el paso de los años. El ácido hialurónico se puede aplicar en las cejas, los pómulos, el mentón, los labios, el cuello, las arrugas y prácticamente cualquier lugar de la cara.

La recomendación de los expertos es realizar las intervenciones en torno a tres semanas o un mes antes de obtener los resultados deseados, para que hayan desaparecido los hematomas en caso de que estén presentes.

Hilos tensores

Esta intervención es una técnica que se basa en la implantación de micro hilos en forma de red en la cara que ayudan a soportar los tejidos y promover la producción de colágeno. El efecto es muy similar a la inyección de ácido hialurónico, pues con ambos tratamientos el rostro rejuvenece su aspecto y se eliminan arrugas y líneas de expresión.

No obstante, con este método también se pueden levantar las cejas o redefinir el óvalo de la cara, así como mejorar el contorno de la mandíbula. Los hilos tensores pueden ser permanentes o temporales. Si son temporales es porque están elaborados a partir de diaxanona, un material que se reabsorbe en el organismo sin riesgo alguno para el mismo.

Revitalización facial

Por este término se conoce a un conjunto de tratamientos que tienen por objetivo aumentar la firmeza y la salud de la piel, aportando nutrientes e hidratación. El propósito es similar a técnicas ya descritas, que el rostro se vea más luminoso y con menos imperfecciones.

En la revitalización facial se inyectan vitaminas, péptidos, proteínas y otros nutrientes con la ayuda de microagujas. Son intervenciones de carácter restitutivo y preventivo que permiten hacer vida normal y que no dejan efecto secundario ni ningún tipo de cicatriz.

El resultado es prácticamente inmediato y es muy interesante si se combina con hábitos saludables como una dieta completa y equilibrada, cuidados faciales diarios, actividad física periódica y descanso placentero.

Eliminación de ojeras

Las ojeras son otro síntoma del envejecimiento facial. A menudo aparecen de manera conjunta con bolsas en los ojos. La industria de la medicina estética cuenta con tratamientos muy eficaces y poco invasivos.

Uno de ellos es la aplicación de ácido hialurónico, rellenos con esta sustancia como ocurre con los labios. El objetivo es recuperar la sensación de párpado liso. Junto con este está también la blefaroplastia, que ayuda a eliminar las ojeras sin cirugía y devolver volumen a la zona ocular.

Comparte