CINE

Los retos de crear cine independiente durante la guerra de las plataformas

  • Los retos de crear cine independiente durante la guerra de las plataformas

Las plataformas de Streaming como Netflix, Disney Plus y Amazon Prime, además de una multitud de opciones mucho más pequeñas han tomado la industria del entretenimiento de una forma extraordinaria, al tiempo que la televisión tradicional decae rápidamente y muchos de los cines se mantienen cerrados, al menos mientras todavía existen contagios de Covid-19 en la gran mayoría de los países.

En la actualidad, la mayor plataforma para el cine independiente es Netflix, ya que suele comprar los derechos de producciones de bajo presupuesto para transmitirlos en su plataforma y engordar cada vez más su enorme filmoteca. Muchas empresas del sector arte y cultura, específicamente del medio cinematográfico, han aceptado tratos para lucir el logo de Netflix previo al propio nombre de la productora, de forma que logren tener un espacio donde puedan ser visualizadas.

Sin embargo, los creadores de cine independiente se enfrentan a una enorme competencia, y no se trata solo de otras productoras, sino de un algoritmo programado para entregar a los usuarios recomendaciones según sus intereses, y la constante actualización de contenido en Netflix.

El mercado del cine en España

El cine español ciertamente se ha beneficiado del streaming, muchas de las películas y series que hoy en día son proyectadas en Netflix, HBO o Amazon Prime, no habrían visto un éxito tan grande como el que están teniendo ahora. Seguramente La Casa de Papel, una serie que se inició en Antena 3 pero que realmente ganó una enorme relevancia cuando llegó a Netflix, plataformas sin la cual no habría pasado completamente desapercibida.

Atresmedia, la empresa productora de La Casa de Papel seguramente se ha beneficiado mucho de esta exposición. Sin embargo, hoy en día es una superproducción y muchos estudios más pequeños, ubicados, por ejemplo en Andalucía, no llegarán a este tipo de exposición tan sencillamente, incluso si sus productos llegarán a Netflix, HBO u otras plataformas de Streaming, debido principalmente al funcionamiento del algoritmo.

Aún así, el hecho de llegar a un medio de difusión masivo que les permita monetizar las producciones es un gran avance para el cine español y presenta una oportunidad para que pequeñas productoras puedan llegar a convertirse en grandes estudios.

Llamar la atención es la clave

El funcionamiento del algoritmo de Netflix se basa principalmente en los intereses de sus usuarios y en un toque de azar, permitiendo que, a medida que ves series o películas, se te muestran otras parecidas o que tengan que ver tus búsquedas o vistas previos. También suelen promocionar las producciones más ambiciosas AKA a las que Netflix les ha invertido más dinero.

Por esta razón, es posible que muchas producciones, millones inclusive, queden sepultadas bajo montones y montones de producciones de todo el mundo, lo cual genera una enorme competencia a la cual las productoras deben adaptarse. La clave, es lograr llamar la atención con una campaña de marketing, posters llamativos o una sinopsis interesante, pero también crear personajes entrañables y únicos, además de buenas historias. Muchas superproducciones de Netflix nos han enseñado que, de hecho, los efectos especiales, a pesar de ser importantes, no lo son tanto como el resto de apartados técnicos y mucho tiene que ver el tipo de historia que quieres contar.

A las plataformas les interesa la rentabilidad, y es por ello que vender sigue siendo la clave. Si las productoras se empeñan en hacer historias que la gente quiera consumir y mejoran sus campañas de marketing, se les hará más fácil destacar entre la enorme cantidad de series y películas que día a día aparecen en las listas de reproducción, generando así mayor interés por el cine español y generando más empleos en empresas de este sector.

Comparte