jueves, 27 enero 2022
15:31
, última actualización
Tribunales

Conmoción en Italia por la violación grupal y asesinato de una adolescente

Ha terminado el juicio y se ha condenado a cadena perpetua a dos de los acusados y a 27 y 24 años a otros dos

20 jun 2021 / 09:56 h - Actualizado: 20 jun 2021 / 12:00 h.
"Tribunales","Justicia","Menores"
  • Una pintada pidiendo justicia para la adolescente asesinada.
    Una pintada pidiendo justicia para la adolescente asesinada.

Un tribunal de Italia ha condenado a cuatro hombres africanos, dos de ellos a cadena perpetua, por el asesinato de una adolescente en Roma, a la que drogaron y violaron antes de dejarla morir en 2018, en un caso que causó gran conmoción y generó sentimientos contra los inmigrantes en el país, según los medios locales.

Los jueces del Tercer Tribunal de lo Penal de Roma emitieron anoche, tras casi diez horas de deliberación, una sentencia que condena a cadena perpetua a Mamadou Gara y Yussef Salia, mientras que Alinno China fue condenado a 27 años de prisión y Brian Minthe a 24 años y seis meses, pero éste fue liberado al expirar su período de prisión preventiva.

El cuerpo de Desiree Mariottini, de 16 años, fue encontrado en octubre de 2018 en un edificio abandonado utilizado por traficantes de drogas en el barrio de San Lorenzo de Roma y las investigaciones se centraron pronto en que la joven había sido drogada y violada en grupo.

Los delitos van desde el asesinato voluntario hasta la violencia sexual agravada, pasando por la venta de drogas a menores. La fiscalía, que había pedido cuatro cadenas perpetuas, estableció durante el juicio que Mariottini había sido drogada hasta perder el conocimiento, violada en grupo y abandonada hasta que murió en el edificio abandonado.

Los condenados aseguraron a la joven, que estaba en crisis de abstinencia, que la mezcla de sustancias que le dieron, y que "se reveló mortal", era metadona, pero en realidad estaba compuesta por psicotrópicos que causaron la pérdida de "su capacidad de reacción", según los investigadores, lo que les permitió violarla. Luego la abandonaron aún con vida, sin llamar a los servicios de emergencia.

"Esperaba cuatro cadenas perpetuas, pero no estoy satisfecha con esta sentencia, sobre todo porque uno de los acusados fue puesto en libertad y eso no debía suceder. No obtuve justicia", dijo Barbara Mariottini, madre de Desiree, después de la sentencia.

Varios de los condenados -dos de Senegal, otro de Gambia y el cuarto de Nigeria- no tenían documentos para permanecer en Italia, mientras que uno lo tenía por motivos humanitarios, lo que generó una enorme polémica en el momento de los hechos.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla