sábado, 04 julio 2020
12:25
, última actualización
Coronavirus

Coronavirus en Holanda: Reabren los prostíbulos

El Gobierno de aquel país permite en este caso cualquier distancia interpersonal. En los demás casos hay que mantener un metro y medio tanto en interior como en exteriores

24 jun 2020 / 21:37 h - Actualizado: 24 jun 2020 / 21:49 h.
"Sanidad","Coronavirus"
  • Manifestantes en Holanda durante una protesta del sector de la restauración y el entretenimiento. / EFE
    Manifestantes en Holanda durante una protesta del sector de la restauración y el entretenimiento. / EFE

El Gobierno holandés autorizó este martes la reapertura de los prostíbulos y la vuelta de prácticamente todas las actividades sociales y educativas a partir del 1 de julio, siempre que se pueda mantener un metro y medio de distancia interpersonal, tanto en interior como en exteriores.

Las medidas dentro de los edificios -restaurantes, museos, cines, teatros, etc.- se limitarán a la posibilidad de mantener la distancia interpersonal (en caso contrario, el límite es de 100 personas), ya no hará falta una reserva previa ni una entrevista sobre el estado de salud, mientras que, en los espacios abiertos, como las terrazas, la máxima será que todas la personas estén sentadas y a distancia.

En exteriores, se podrá reunir a un máximo de 250 personas, lo que hace posible la vuelta de eventos como las ferias, pero también la celebración de fiestas, bodas, misas, funerales y cumpleaños, aunque "cantar o corear está totalmente prohibido" para limitar la posibilidad de propagación del virus.

No se reabrirán las discotecas y clubes nocturnos, al menos hasta el 1 de septiembre, aunque se autoriza la vuelta de todas las actividades deportivas a partir de julio, tanto si son recreativas o se trata de competiciones, sin limitaciones físicas para los deportes que requieran el contacto (boxeo, judo, lucha libre, etc).

Prostíbulos y deportes de contacto

La reapertura de los prostíbulos y la vuelta de los deportes de contacto está exenta de la distancia interpersonal por la imposibilidad de aplicar esta regla, aunque se exige extremar la higiene y tomar precauciones.

El transporte público funcionará con normalidad a partir de la próxima semana, pudiendo usarse todos los asientos disponibles (ahora solo se puede ocupar el 40 por ciento) y se podrá viajar sin necesidad de que sea por motivos importantes, aunque el uso de las mascarillas seguirá siendo obligatorio.

En rueda de prensa, el primer ministro holandés, Mark Rutte, subrayó que "hemos pasado lo peor, hemos tenido nuestro primer día sin una muerte provocada por el coronavirus, y lo hemos hecho juntos", aunque advirtió de que el peligro "ha vuelto ahora a la normalidad" y hay que "asegurarse de que no haya una segunda ola".

Las condiciones para la relajación de las medidas siguen siendo que la sociedad mantenga la distancia interpersonal, trabaje desde casa siempre que sea posible, evitando aglomeraciones, y se lave las manos con frecuencia, porque "a partir del 1 de julio, se necesitará más responsabilidad y autodisciplina" social frente al coronavirus, alertó.

"No voy a rogarle a la gente que lo haga (mantener la distancia). Creo que somos lo suficientemente responsables y adultos como para hacerlo", dijo.

"Todos los estudios indican que es crucial mantener la distancia" para evitar contagios, añadió, y reconoció que es "molesto" porque no siempre es fácil: "Me da mucha pena. (el presidente francés Emmanuel) Macron estuvo aquí ayer y normalmente nos hubiéramos dado un abrazo de inmediato, pero no pudo ser", aseguró Rutte.

Institutos y universidades

La educación también volverá a la normalidad después de verano, según Rutte, por lo que los alumnos de institutos -a quienes se aplican ahora medidas estrictas de distanciamiento- podrán acudir a clase a tiempo completo, y los estudiantes universitarios podrán ir al campus a cualquier hora del día, sin necesidad de evitar las horas punta.

Desde principios de este mes, cualquier persona con síntomas mínimos de la Covid-19 puede llamar a un teléfono especial para pedir cita y hacerse las pruebas PCR para detectar el virus, sin necesidad de un chequeo médico previo, ni estar trabajando en profesiones esenciales, una medida primordial, dice Rutte, para evitar una segunda ola de la pandemia.

De cara a un eventual nuevo brote del virus, el Ejecutivo también ha preparado reservas de mascarillas y otros equipos de protección del personal sanitario, según subrayó el ministro de Sanidad, Hugo de Jonge, quien aseguró que la aplicación para rastrear los contagios está "casi lista" y podrá ser probada la próxima semana.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016