Guerra en Ucrania

El congelado suelo invernal allana la intensificación de las ofensivas en Ucrania

05 dic 2022 / 09:58 h - Actualizado: 05 dic 2022 / 10:00 h.
"Guerra en Ucrania"
  • El congelado suelo invernal allana la intensificación de las ofensivas en Ucrania

Las tropas rusas y ucranianas se preparan para intensificar sus ofensivas en lo más crudo del invierno, que les permitirá emplear con mayor eficacia sus blindados por el congelamiento del suelo, sobre todo en el este de Ucrania, donde las temperaturas son más bajas.

«Ni los rusos ni los ucranianos van a suspender sus ataques en una de las estaciones del año más propicias para las maniobras de las unidades mecanizadas», señaló en su último informe el estadounidense Instituto de Estudio de la Guerra (ISW, por sus siglas en inglés).

Según el ISW, precisamente los lodazales otoñales ralentizaron en las últimas semanas las operaciones de ambos bandos.

«Las condiciones del tiempo favorecen a nuestros militares en los sectores del Svatove y Kremnina. Esperamos muy pronto noticias positivas para las Fuerzas Armadas de Ucrania», afirmó hoy el jefe de la administración militar ucraniana de la región de Lugansk, Serhiy Hayday, en su cuenta de Telegram

Más tarde, añadió que hasta 20 militares rusos murieron y más de 30 resultaron heridos en Svatove en un ataque con fuego de artillería contra una unidad emplazada en esa ciudad.

BÁJMUT, EL EPICENTRO DE LOS COMBATES

El Ministerio de Defensa ruso, a su vez, informó hoy de «ataques exitosos» junto a Bájmut, un importante nudo de comunicaciones al norte de Donestk, la capital de la autoproclamada república popular homónima, anexionada por Rusia en pasado 30 de septiembre junto con otra tres regiones ucranianas, ninguna de las cuales controla totalmente.

En esas acciones la fuerzas ucranianas perdieron más de 50 efectivos y seis carros blindados, según el portavoz de esa cartera, general Ígor Konashenkov, quien no ofreció cifras de las bajas rusas.

Los combates en la zona de Bájmut son de los más encarnizados en el frente este por su situación estratégica, ya que esa ciudad esta conectada por sendas carreteras con Kramatorsk y Slovianks, las principales plazas fuertes de Ejército ucraniano en la región Donetsk.

«En Bájmut y en Soledar (ciudad vecina) la situación sigue siendo la más difícil, la más dolorosa. Hacemos todo por ayudar a nuestros chicos en ese sector, a nuestro héroes que mantienen allí la defensa», señaló anoche el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en su mensaje televisivo de todas la noches a la población.

En los combates junto a Bájmut murieron este sábado cinco voluntarios georgianos que combatían en las filas del 57ª brigada Ejército de Ucrania, informó hoy la embajada de Georgia en Kiev.

«Ellos combatían junto a Bájmut contra la oscuridad», señaló el jefe la Oficina del Presidente de Ucrania, Andriy Yermak en un mensaje de condolencias publicado en Telegram, en el que destacó que «la libertad une a las mejores personas contra la maldad autocrática».

LOS MILITARES UCRANIANOS NO ACEPTAN COMPROMISOS

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas ucranianas, Valeriy Zaluzhniy, reiteró hoy que los militares ucranianos no aceptarán ninguna negociación si Rusia no abandona todos los territorios ocupado y que así se lo manifestó en conversación telefónica al jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Mark Milley.

«Le dije (a Milley) que vamos a luchar mientras tengamos fuerzas. Nuestro objetivo es liberar todo el territorio de Ucrania de la ocupación rusa», escribió Zaluzhniy en su canal de Telegram.

Reveló que abordó con su interlocutor las necesidades prioritarias del Ejercito ucraniano y que le manifestó que «la situación en los frentes es estable y se encuentra bajo control».

UCRANIA, PENDIENTE DE BIELORRUSIA

Zaluzniy le comentó Milley la situación en la frontera con Bielorrusia, país donde Rusia tiene emplazado un considerable contingente militar.

«Seguimos atentamente las acciones del enemigo en la frontera con Bielorrusia y estamos levantando un escudo fiable para defender Ucrania desde el norte», señaló en la conversación.

La mención a Bielorrusia no fue casual: este sábado el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, viajó a Minsk, donde firmó con su colega bielorruso, Víktor Khrenin, un protocolo de enmiendas, de contenido secreto, al acuerdo bilateral para garantizar la seguridad militar regional firmado en diciembre de 1997.

Las autoridades ucranianas acusa al régimen del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, de ser cómplice con la agresión rusa, y han advertido a Minsk de que en caso de que los soldados bielorrusos pongan un pie en suelo ucraniano, la respuesta del Ejército de Ucrania será demoledora.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos