jueves, 09 julio 2020
06:00
, última actualización

Hantavirus, el nuevo virus que amenaza a China

Esta enfermedad viral que se propaga a través de los roedores fue la causa de la muerte de un hombre en la provincia de Yunnan el pasado lunes

Michelle Cabeytú cgpmichelle /
26 mar 2020 / 13:19 h - Actualizado: 26 mar 2020 / 13:32 h.
"Salud pública","Epidemia","Coronavirus"
  • Foto: Pixabay
    Foto: Pixabay

En plena crisis del coronavirus, enfermedad que tiene en vilo a más de 150 países y que afecta a más de 480.000 personas, ahora surge el temor a un posible brote de hantavirus, tras conocerse el fallecimiento de un hombre el pasado lunes en la provincia de Yunnan, China, a causa de esta enfermedad viral que se propaga a través de los roedores.

Según Global Times, la persona viajaba en transporte público de Shantung a Yunnan cuando se desvaneció y, en el análisis posterior, dio negativo en COVID-19, pero positivo en hantavirus, una enfermedad que se originó en el sur de Corea en 1978.

El hantavirus (VH) es una enfermedad zoonótica emergente transmitida por roedores, entre los que se incluye a ratas y ratones, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) . El agente que causa este virus pertenece al género Hantavirus y la forma clínica más común en la región del sur de Corea, lugar de origen, es el síndrome cardiopulmonar por hantavirus (SCPH), cuyos síntomas se pueden desarrollar incluso hasta 56 días después de la exposición, dificultando así la detección de la enfermedad.

Síntomas y modo de transmisión

El período de incubación del hantavirus varía entre unos pocos días y las seis semanas posteriores, y la posibilidad de contraer esta enfermedad aumenta cuando las personas trabajan, juegan o viven en espacios cerrados donde hay una plaga activa de roedores. De hecho, este virus no entiende de edad, raza, grupo étnico o género en particular.

Con respecto a los síntomas, las personas infectadas pueden experimentar fiebre, mareos, escalofríos, mialgia y afecciones gastrointestinales, así como dificultades respiratorias y disminución de la tensión. Los casos de contagio en humanos generalmente se dan en las zonas rurales (bosques, campos, granjas...), pero también se puede transmitir en áreas urbanas, ya que la enfermedad se contrae al tener contacto con orina, heces o saliva de roedores o, bien, al respirar aire contaminado por el virus.

Sin embargo, cabe resaltar que el hantavirus no se transmite de persona a persona, ni los animales domésticos como los perros o gatos. Según la Organización Panamericana de Salud (OPS), las garrapatas, pulgas, mosquitos y otros seres que pican sí pueden transmitir el hantavirus al poner en contacto a los roedores infectados con los humanos.

Prevención y tratamiento

El principal método para no contraer esta enfermedad consiste en evitar el contacto de las personas con los roedores y sus excrementos, así como el buen mantenimiento de las zonas, tanto de los animales como los sitios de trabajo y ocio. La OMS recomienda a las personas que participan en actividades al aire libre, como acampada o excursiones, tomar precauciones para reducir el riesgo de contagio.

En cuanto al tratamiento, dada la rápida evolución de la enfermedad, será necesaria la monitorización hemodinámica del paciente, el manejo de fluidos y el soporte de ventilación. No obstante, si se detecta con anterioridad, la persona podrá superar la enfermedad con antipiréticos, analgésicos o antibióticos, según sea necesario.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016