Menú

Rescatado un sexto superviviente del accidente del avión del Chapecoense

Un hombre de unos 30 años fue localizado en el interior del fuselaje. Con este rescate, serían 71 las víctimas mortales del trágico accidente que enluta a Latinoamérica y al mundo del fútbol en general

29 nov 2016 / 14:08 h - Actualizado: 30 nov 2016 / 08:00 h.
"Accidentes aéreos"
  • Imagen capturada del video cedido por Socorristas de Medellín del avión que se se estrelló anoche cuando se aproximaba al aeropuerto José María Córdoba de la localidad colombiana. / EFE
    Imagen capturada del video cedido por Socorristas de Medellín del avión que se se estrelló anoche cuando se aproximaba al aeropuerto José María Córdoba de la localidad colombiana. / EFE

Un sexto superviviente fue rescatado hoy de entre los restos del avión boliviano que se estrelló con 81 personas a bordo, entre ellas el equipo brasileño de fútbol Chapecoense, en el municipio de La Unión, departamento de Antioquia, en el noroeste de Colombia, informaron los bomberos.

Con este rescate, serían 71 las víctimas mortales del trágico accidente que enluta a Latinoamérica y al mundo del fútbol en general.

Un hombre de unos 30 años fue localizado en el interior del fuselaje, informó un miembro del cuerpo de bombero de Itagüí, localidad del área metropolitana de Medellín.

El socorrista manifestó que «por la condición físico-atlética del paciente» es un futbolista del Chapecoense, que medios locales consideraron que se trata de Helio Neto.

El deportista, añadió el bombero, fue rescatado en «pésimas condiciones, inestable hemodinámicamente con trauma craneoencefálico severo, fracturas abiertas de miembros inferiores, trauma de tórax y abdomen».

Las autoridades colombianas han actualizado el balance de víctimas y han fijado en 71 el número de personas fallecidas en el accidente que sufrió el lunes por la noche (hora local) el avión en el que viajaba el equipo de fútbol brasileño Chapecoense.

El director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Carlos Iván Márquez, ha indicado que hasta ahora los equipos de emergencia solo han recuperado 71 cadáveres, a los que se suman seis supervivientes, dos de los cuales están graves.

Además, ha explicado que a bordo del avión iban 77 personas, no 81 como se había informado inicialmente. «Se logró corroborar cotejando los listados de embarque de los pasajeros en Brasil, Bolivia y Colombia dando como resultado que solamente abordaron el vuelo 68 pasajeros de origen brasileño y nueve tripulantes de origen boliviano», ha detallado.

Márquez ha señalado que las cuatro personas que no cogieron el vuelo siniestrado son Luciano Buligon, alcalde de Chapeco, la ciudad del Chepecoense; Plinio Nes Filho, dirigente del club deportivo; Gelson Merisio, diputado de Santa Catarina; e Iván Carlos Agnoletto, periodista.

El avión, que había partido desde Santa Cruz (Bolivia) y se dirigía a Medellín (Colombia), se ha estrellado en Antioquia. El piloto supuestamente avisó al aeropuerto de Medellín de que el aparato había sufrido un fallo eléctrico, si bien algunas fuentes han apuntado como posible causa al mal tiempo. Las cajas negras ya han sido recuperadas.

El paciente, tras ser estabilizado hemodinámicamente, fue trasladado en una ambulancia medicalizada a la clínica del municipio de La Ceja, en Antioquia, a donde han sido llevados varios de los heridos e esta tragedia.

«Se confirma el rescate de un sexto sobreviviente que está siendo evacuado. No se descarta posibilidad de encontrar más personas con vida», señaló por su parte la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

También el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, confirmó el rescate de un sexto sobreviviente, basado en las informaciones de la UNGRD.

Según la Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil), además de los 22 jugadores del Chapecoense, en el avión viajaban 28 dirigentes, miembros del cuerpo técnico e invitados especiales del club brasileño, así como 22 periodistas y nueve tripulantes.

El Chapecoense, modesto equipo de la ciudad brasileña de Chapecó, en el sureño estado de Santa Catarina, se dirigía a Medellín para disputar mañana con el Atlético Nacional el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana, la mayor gesta de su historia que acabó convertida en tragedia.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos