viernes, 14 mayo 2021
21:59
, última actualización
Cuaresma 2021

Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma

La muestra podrá visitarse de manera gratuita en la sede de la Fundación Cajasol hasta el 4 de abril

22 feb 2021 / 16:35 h - Actualizado: 22 feb 2021 / 16:51 h.
"Libros","Pintura","Escultura","Historia","Patrimonio","La Paz","La Hiniesta","La Amargura","La Borriquita","La Resurrección","La Redención","Santa Genoveva","San Gonzalo","Las Aguas","San Esteban","Los Estudiantes","La Candelaria","San Benito","Cristo de la Corona","Santa Cruz","Los Panaderos","Las Siete Palabras","La Exaltación","Los Negritos","Pasión","Las Cigarreras","Los Gitanos","Esperanza de Triana","Soledad de San Buenaventura","La Carretería","San Isidoro","La O","Virgen de los Reyes","Exposiciones","Soledad de San Lorenzo","Cuaresma","La Milagrosa","Viernes de Dolores","Costaleros","Fundación Cajasol","Casa de la Provincia","Cámara de Comercio","Semana Santa","Cuaresma 2021"
  • Inauguración de la exposición.
    Inauguración de la exposición.
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma
  • Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma

Sevilla contará esta Cuaresma con hasta doce exposiciones de temática cofradiera ubicadas en espacios como el Ayuntamiento, la Casa de la Provincia, el Antiquarium, la Cámara de Comercio o el Casino de la Exposición; aunque entre todas ellas sobresale «In Nomine Dei. Patrimonio artístico de la Semana Santa de Sevilla», que esta mañana ha sido inaugurada en la sede de la Fundación Cajasol (plaza de San Francisco) durante un acto que ha contado con la presencia del arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, el delegado del Gobierno, Ricardo Sánchez, la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, el teniente de alcalde Juan Carlos Cabrera, el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, el presidente del Consejo de Cofradías, Francisco Vélez, y el comisario de la muestra, Antonio Garduño.

Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma


«In Nomine Dei» recoge el testigo de grandes exposiciones cofradieras celebradas en nuestra ciudad, especialmente «Los Esplendores de Sevilla», que pudo disfrutarse en la parroquia del Salvador, el hospital de San Juan de Dios y la antigua sede de la Caja San Fernando —hoy Fundación Cajasol—, así como la «Magna Hispalensis», que además de permitirnos conocer en la catedral parte del patrimonio litúrgico de la diócesis acogió al Cristo de las Misericordias de Santa Cruz y a María Santísima de la Candelaria. Sin embargo, aunque en la memoria de muchos aún brilla el recuerdo de 1992, la muestra que hoy abre sus puertas va un paso más allá, tanto en el número de piezas expuestas como en el espacio destinado para ello, siendo su objeto «llenar los días de Cuaresma y Semana Santa», en palabras de Antonio Pulido. De inicio, es la exposición sobre cofradías más ambiciosa jamás realizada en Sevilla, así como la primera en la que están presentes las 70 hermandades de penitencia —desde el Viernes de Dolores al Domingo de Resurrección—. Asimismo es un homenaje a los cofrades y a los integrantes de los distintos gremios que han hecho posible la celebración desde sus orígenes hasta nuestros días, y que junto al resto de actividades organizadas por el Consejo y el Ayuntamiento, viene a «paliar la ausencia de hermandades en la calle», como bien señaló el arzobispo, aunque de manera «adjetiva», pues «lo sustantivo en Cuaresma y Semana Santa es otra cosa».

Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma

Más de doscientas sesenta piezas

Dividida en siete salas dedicadas a la historia, las imágenes secundarias, la escultura ornamental, la orfebrería, la joyería, el bordado y el paso de palio, «In Nomine Dei» es un recorrido multidisciplinar por la fiesta más importante de la ciudad, que no solo trata de poner en valor el trabajo de artistas y artesanos de todos los tiempos, sino que nos permite apreciarlo de un modo ilustrativo y cercano. A esto se suma una cuidada selección de textos y fotografías cuya función es ayudarnos a comprender tanto las estructuras internas como los aspectos sociales, culturales y devocionales de las corporaciones penitenciales. En consecuencia, sus más de doscientas sesenta piezas están dispuestas siguiendo un discurso temático que abarca varios siglos, desde el Renacimiento a la etapa contemporánea, pasando por el Barroco, la Ilustración o el periodo romántico. No en vano, como bien argumentó en la presentación el comisario Antonio Garduño, la muestra camina «detrás de la Cruz de Guía de la Carretería, la más antigua de la ciudad», y ha supuesto «dos meses de trabajo», con turnos de hasta quince horas, con un único fin: ser la exposición «que los sevillanos se merecen».

Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma

Hay mucho y bueno en esta muestra antológica organizada por el Consejo General de Hermandades y Cofradías con la colaboración de la Fundación Cajasol, comenzando por los documentos que nos sumergen en el pasado de nuestras cofradías. Es el caso del libro de asiento de hermanos de los Negritos (1639), los libros de reglas del Silencio y la O (ambos del XVII), o el de protocolo de Veracruz (siglo XVIII), auténticas reliquias bibliográficas que se exponen en la primera sala junto al Vivae Vocis Oraculo, pergamino toledano de 1539, también cedido por la hermandad del Lunes Santo. Igualmente llama la atención la instantánea que recoge la primera cuadrilla de hermanos costaleros de Los Estudiantes, la pintura de Joaquín Turina y Aral que ilustra la primera salida del Señor de Pasión, la partitura de la marcha «Quinta Angustia» de Font Marimont (1895), o el decreto de admisión de las hermanas nazarenas de Veracruz. Piezas que pueden admirarse con facilidad gracias al diseño sencillo y funcional de sus soportes, pensado para que nada distraiga al espectador mientras las contempla.

Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma


Del Pilatos de San Benito al Cirineo de San Isidoro

Uno de los platos fuertes de «In Nomine Dei» es sin duda el de las figuras secundarias de los pasos, cuya selección recoge testimonios de todos los estilos y épocas. Desde tallas recientes como la mujer y la niña de la Borriquita, o el San Juan de Bellavista, a barrocas como el buen y el mal ladrón de la Exaltación. Asimismo podremos apreciar en detalle al Herodes y el sumo sacerdote de la hermandad del Polígono —obra perteneciente a la etapa de madurez de Álvarez Duarte y «de una gran calidad artística», en opinión de Roda Peña—; al judío de la Milagrosa; al sacerdote del templo que acompaña al Señor de la Victoria, de la Paz; o al Judas de la Redención. También están presentes Pilatos, Claudia Prócula y su sirvienta, de San Benito; María Salomé y María Cleofás, del paso del Duelo; el Centurión del Cerro; uno de los soldados flagelantes de las Cigarreras; los ángeles de Montesión y la Resurrección; los Santos Varones de la Carretería; o el Cirineo de San Isidoro. Dichas imágenes están dispuestas sobre pedestales y situadas alrededor del patio central, concretamente en la galería superior, a excepción del Cirineo de Ruiz Gijón —considerada la mejor imagen secundaria de la Semana Santa—, que se ubica en el descansillo de la escalera principal custodiado por dos faroles de la hermandad del Valle. Además, el apartado de escultura cuenta con otras piezas notables, como las cartelas de los pasos de la Exaltación y los Panaderos; los querubines de la Piedad del Baratillo; los ángeles pasionarios de la Mortaja o los ceriferarios de Santa Genoveva.

Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma


En el capítulo de orfebrería, «In Nomine Dei» expone piezas tan estimables como el templete de la Hiniesta Gloriosa; la Virgen de los Reyes del palio de la Amargura; el llamador del misterio de San Gonzalo; dos bocinas de Los Estudiantes; un cirial del Cristo de Burgos; o la naveta del «Nautilus» del Valle. Otros detalles curiosos, que suelen pasar desapercibidos y que la muestra recoge con acierto, son la rama de olivo de la Virgen de la Paz, el avión Plus Ultra de la Virgen de Loreto, los cañones de la Virgen del Refugio, las campanillas del Muñidor de la Mortaja, la espiga de la Virgen de Regla o el relicario de Santa Ángela de la Cruz de los Dolores de Torreblanca. También llaman la atención las manos entrelazadas talladas por Cristóbal Ramos para la Virgen de las Aguas, el uniforme del capitán de los armaos, o la espada, la bandera blanca y el cirio votivo del Silencio.

Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma


Mantos, túnicas y coronas

En cuanto a los bordados, podemos hallar sayas, túnicas y simpecados de gran valor, sobresaliendo piezas de las hermandades del Gran Poder —túnica de la corona de espinas—; Los Negritos —simpecado «de las Mujeres»—; o Pasión —túnica de los cuernos de la abundancia—. Y en cuanto a los mantos singulares, despuntan el «camaronero» de la Esperanza Macarena, el de la Virgen de los Remedios de las Siete Palabras, el de Nuestra Señora de los Dolores de Huelva (que en su día luciese la Virgen del Valle), o el nuevo de la Soledad de San Buenaventura.

No se queda atrás la joyería, con aportaciones como las potencias del Señor de Montesión, del Cristo de la Corona o del Señor de la Salud y Buen Viaje de San Esteban. También destacan las diademas de la Virgen de las Aguas del Museo y de la Soledad de San Lorenzo, la cruz pectoral de la Virgen de los Ángeles, o la Rosa de Pasión del Subterráneo. Aunque si hay que destacar algo en este apartado es la selección de coronas, entre las que sobresalen la de la Virgen de las Angustias de los Gitanos, Virgen de la Palma del Buen Fin, Esperanza de Triana o Regla de los Panaderos.

Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma


Entrada gratuita

Y para rematar la oferta, la sede de la Fundación Cajasol acoge un apartado dedicado a los palios, donde podemos disfrutar del paso completo de la Virgen del Patrocinio de la hermandad del Cachorro, joya de la Semana Santa hispalense, así como un rosario de techos, bambalinas, caídas o frontales repartidos con sumo gusto a su alrededor. Entre estos tesoros se incluyen varios llegados desde otras provincias, caso de la bambalina delantera de Nuestra Señora de los Dolores, de la hermandad de Jesús Nazareno de Ronda —creada a finales del XIX para la Virgen de la Merced—; el respiradero central del palio de la Amargura de Puerto Real —antaño de la Virgen de los Desamparados—; o la bambalina frontal de la Virgen de la Palma de Cádiz —adquirido por la corporación viñera a la hermandad de los Negritos—.

Abre sus puertas «In Nomine Dei», la exposición más esperada de la Cuaresma


¿Cuándo se puede visitar «In Nomine Dei»? A partir de hoy, 22 de febrero, y hasta el próximo 4 de abril, con todas las medidas de seguridad y de manera gratuita. No obstante la forma de acceso depende del día. Si acudimos de lunes a jueves no festivos, podremos entrar sin reserva previa en grupos de 15 personas cada 10 minutos, comenzando el primer turno a las 11:00 y el último a las 17:00 horas. Si queremos realizar la visita un viernes, sábado, domingo, así como festivos y Semana Santa (del 28 de marzo al 4 de abril), será necesario realizar una reserva previa a través de la web www.fundacioncajasol.com (máximo 4 entradas por persona); acudir a la taquilla de la Fundación Cajasol situada en la calle Álvarez Quintero (de lunes a domingo en horario de 11:00 a 15:00 y de 16:00 a 18:00 horas); o llamar al teléfono 954 508 200, en ese mismo horario. Dichas invitaciones estarán disponibles con una semana de antelación, pudiendo conseguirse a partir del 22 de febrero las del periodo comprendido desde el 26 de febrero al 1 de marzo; 26 de febrero: desde el 5 al 7 de marzo; 5 de marzo: desde el 12 al 14 de marzo; 12 de marzo: desde el 19 al 21 de marzo; y 19 de marzo: desde el 26 de marzo al 4 de abril.

No habrá visitas guiadas —la duración del recorrido es aproximadamente de una hora— y aunque el acceso es gratuito, se entregará un sobre a cada visitante para que, el que lo desee, pueda depositar un donativo al finalizar la visita. La recaudación irá destinada íntegramente a las Hermandades de Sevilla.


Edictos en El Correo de Andalucía