domingo, 13 octubre 2019
22:29
, última actualización
Religión

Asenjo a las hermandades: «La aportación al Fondo Diocesano es una obligación canónica»

Sube un 17 por ciento la contribución de las hermandades al Fondo Común Diocesano pero sólo aportan 126 de más de 600

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
21 jun 2019 / 13:20 h - Actualizado: 21 jun 2019 / 17:01 h.
  • Asenjo a las hermandades: «La aportación al Fondo Diocesano es una obligación canónica»
  • Asenjo a las hermandades: «La aportación al Fondo Diocesano es una obligación canónica»
  • El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, esta mañana en la presentación de los datos de la Archidiócesis. Foto: El Correo.
    El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, esta mañana en la presentación de los datos de la Archidiócesis. Foto: El Correo.

TAGS:

El balance consolidado de la Archidiócesis de Sevilla en el año 2018 fue de 51.700.553,79 euros, una cantidad sensiblemente superior (en más de seis millones) a la del ejercicio anterior. La Archidiócesis ingresó la mayor parte de esta cantidad gracias a las aportaciones de los fieles y otras fuentes de ingresos corrientes. Este dinero se destinó, en un 32,85%, a la conservación del patrimonio, y en un 16,27% a acciones pastorales y asistenciales. Igualmente ha aumentado en un 17% la aportación de las hermandades al Fondo Común Diocesano. Estos son algunos de los titulares que ha arrojado la rueda de prensa celebrada este viernes, en la que se ha dado a conocer el Informe Económico diocesano del año 2018, cometido que ha corrido a cargo del arzobispo hispalense, monseñor Asenjo Pelegrina; y el ecónomo diocesano, Alberto Benito.

«Un año más, la Iglesia en Sevilla ha acudido a la cita con la transparencia». Este compromiso lleva a las instituciones diocesanas a presentar anualmente sus cuentas, unos balances expuestos al detalle y que reflejan una parte de la actividad eclesial en la Archidiócesis de Sevilla, concretamente la que tiene encaje en las plantillas contables de una institución que, en su cuenta de explotación consolidada, sobrepasa los cincuenta y un millones de euros.

Esta información, prolija y minuciosa, no contempla aspectos como la incidencia de la Iglesia en diversos aspectos de la vida social, económica o cultural de Sevilla, o lo que supondría cuantificar el valor de la ingente labor que desarrollan las personas e instituciones vinculadas con la Iglesia católica. De ello se hace eco la memoria anual de anual de actividades que presenta la Conferencia Episcopal. El arzobispo se ha referido a este aspecto, y ha destacado que «la Iglesia devuelve a la sociedad dos veces y medio lo que recibe por la asignación tributaria».

Las aportaciones de los fieles

El repaso a las partidas más sobresalientes de este balance consolidado nos sitúa en un escenario parecido al del ejercicio anterior, si bien con ligeros aumentos en la mayoría de las partidas. En el apartado de ingresos, las aportaciones de los fieles han ascendido a trece millones y medio, unos setecientos mil euros más que en 2017. Casi el 26% de los ingresos dependen de esta partida, que, sumada a los 7.267.846,38 euros que la Archidiócesis percibe del Fondo Común Interdiocesano (el organismo que reparte la asignación tributaria entre las diócesis españolas), nos llevaría a un porcentaje de ingresos del 40,05%.

En este apartado destaca un año más la aportación del Cabildo Catedral a las necesidades diocesanas, cifrada en 5.129.713,72 euros, 333.486 más que en 2017. El balance del Cabildo, que también forma parte de la Información Económica dada a conocer el pasado viernes, asciende a 15.876.473 euros, lo que implica una subida de 1.354.719 respecto al balance anterior. Monseñor Asenjo ha agradecido públicamente esta aportación del Cabildo, que hace posible acometer diversas iniciativas diocesanas.

Por su parte, el ecónomo diocesano ha afirmado que «seguimos siendo una diócesis viva y los números son sólo el reflejo de una manera de evidenciar esta actividad», que se resume en 263 parroquias, 371 sacerdotes diocesanos, 258 Cáritas parroquiales, 3 centros de rehabilitación de drogadictos, 21 centros de tutela de la infancia, etc.

El 32,85% a conservación de edificios

En cuanto a los gastos, mismos parámetros. 14.837.707,16 euros, el 32,85%, se destina a la conservación de edificios. Le siguen las partidas para la retribución del clero y el personal seglar, y las destinadas a acciones pastorales y asistenciales. Entre los gastos extraordinarios destacan partidas relacionadas con el mantenimiento del patrimonio: la denominada ‘programas de rehabilitación’, con un importe de 6.413.321,71 euros (más de un millón y medio por encima de la cantidad asignada a tal fin en el balance de 2017), y otra de 613.145,45 euros para nuevas inversiones. También ha querido tener el arzobispo unas palabras de agradecimientos hacia los fieles y algunos ayuntamientos que colaboran activamente en la recuperación de sus parroquias. «Un ejemplo modélico» de esta colaboración es la restauración de la iglesia parroquial de Fuentes de Andalucía.

Contribución de las hermandades

Otro aspecto de las cuentas diocesanas que habitualmente concita interés es el relativo a las aportaciones de las hermandades a las necesidades de la Iglesia en Sevilla. Según los datos recogidos por la Administración Diocesana, este año ha aumentado la aportación de estas corporaciones al Fondo Común Diocesano. De los 131.381 euros de 2017 se ha pasado a 153.150 este año, lo que supone un crecimiento de un 17%. El arzobispo de Sevilla ha recordado a las hermandades que son 600 y que sólo 126 participan en el Fondo Diocesano. «Todo es apreciabe y todo es digno de agredecer. Les recuerdo que es una obligación canónica».

Por otro lado, en este informe se detalla la contribución de las hermandades a un centro muy especial para la Archidiócesis: el Seminario. Aquí también se ha experimentado una subida: 111.000 euros por los 101.640 del ejercicio económico de 2017. “Dios quiera que dentro de poco sean todas, en función de sus posibilidades”.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016