Menú

Desmontando la última marcha de las Cigarreras: ‘Ante Pilatos... el hijo de Dios’

Cristóbal López Gándara cierra con esta marcha la tetralogía de obras procesionales titulada «Los Juicios de Jesucristo»

27 mar 2019 / 16:02 h - Actualizado: 28 mar 2019 / 08:05 h.
"Las Cigarreras","Cuaresma","Semana Santa","Desmontando...","Cuaresma 2019"
  • Cristóbal López Gándara desmonta su nueva marcha: Ante Pilatos... el Hijo de Dios. / El Correo
    Cristóbal López Gándara desmonta su nueva marcha: Ante Pilatos... el Hijo de Dios. / El Correo

Ante Pilatos... El hijo de Dios’ es la cuarta y última marcha de Cristóbal López Gándara para Las Cigarreras que cierra una tetralogía de obras procesionales tituladas «Los Juicios de Jesucristo» y que completan las marchas Silencio ante Herodes... El hijo de Dios’, Ante Anás... El hijo de Dios’ y ‘Ante Caifás... El hijo de Dios’ Todas ellas con un elemento común en sus títulos, el humano que es mutable y variable en la figura de los enjuiciadores y el divino que es perenne en la figura de Jesús... El hijo de Dios.

La idea de realizar esta tetralogía de marchas comenzada en Agosto de 2014 surge con la segunda (Ante Anás... El Hijo de Dios) dándose una relación palpable en todas ellas a nivel musical y narrativo, describiendo a través de su música los pasajes evangélicos en los que se inspiran los misterios de La Amargura, El Dulce Nombre, San Gonzalo y La Macarena.

A Nuestro Padre Jesús de la Sentencia de Hermandad de la Macarena y al juicio con Pilatos va dedicada esta última pieza que toma como base narrativa los pasajes del Evangelio según San Lucas mimetizando la música de forma completamente descriptiva a los acontecimientos que se narran en el mismo dotando a la composición de un sentido expositivo muy palpable.

Cristóbal López Gándara, nace en Úbeda en el año 1988. Es profesor superior de armonía, contrapunto y composición por el Real Conservatorio Superior de Música ‘Victoria Eugenia’ de Granada, bajo la tutela de compositores reconocidos a nivel nacional e internacional, Juan Cruz-Guevara y el catedrático Francisco González Pastor, y clases de dirección de orquesta y coros con el reputado director Ángel Luis Pérez Garrido, finalizando con la calificación de Matrícula de honor gracias a su trabajo fin de carrera (Actividad Académica Dirigida) ‘Mar del Ocaso’, ópera de cámara con texto de Fernando Pessoa, y con la nota media más alta del centro en el período de estudio del mismo, 2009-2013.

A pesar de su juventud Cristóbal se ha convertido en un nombre clave para entender la música procesional actual en sus tres estilos, ya que es un autor muy prolífico que compone y triunfa tanto en cornetas y tambores, agrupación musical como en bandas de palio sumándose a la gran lista de artistas que Jaén le ha brindado a la Semana Santa Sevillana con nombres como Pedro Morales, Gámez Laserna o el imaginero Martínez Montañés entre otros.

Aunque con esta marcha haya terminado la tetralogía de los juicios de Jesucristo, Cristóbal no da por cerrada la puerta a seguir componiendo para Las Cigarreras.

«Esto es como si un director de cine diseña una trilogía pero después no deja de hacer películas y estoy no sólo dispuesto sino también con muchas ganas de presentar una música que sea distinta a la estética que he seguido con las marchas de esta tetralogía».

Como hemos dicho antes, puede ser de los pocos compositores que ha logrado llegar a lo más alto en cada uno de los tres estilos pero no se siente más identificado con ninguno de ellos.

«No puedo decir que me sienta más identificado en un estilo o en otro, en cada uno de ellos intento aportar ideas de diferente corte porque cada uno tiene su particular personalidad pero si es cierto que dónde me siento más pleno es con la música de palio, también porque los recursos de una banda de música a nivel instrumental son más ricos que en los otros dos pero no podría encasillarme en ninguno de los tres porque los disfruto todos plenamente».

La actualidad compositiva, la proliferación de marchas y la importancia de la música procesional en las Hermandades no es algo que Cristóbal le sea indiferente.

«La actualidad compositiva está mejor que nunca porque la preparación musical cada vez es mayor pero también supone el problema de que al escribirse tantísima música a veces hay música muy buena que pasa desapercibida por la sobresaturación de marchas que se componen a día de hoy».

«En los últimos años se está valorando más la música procesional. Hace unos años era impensable que una Hermandad de Sevilla fuese a buscar a un compositor de un pueblo de Jaén para que le escribiese música, que te encarguen marchas, que se preocupen por sus repertorios es señal de que la música poco a poco va tomando más importancia en las hermandades». «La música es mi medio de vida, pienso 24 horas en música y en los proyectos que me solicitan, no es sólo mi trabajo es mi forma de vivir».


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos