sábado, 27 noviembre 2021
04:00
, última actualización

El costalero made in France

Una multinacional francesa, gracias a la colaboración con un costalero sevillano, ha desarrollado una faja que está llamada a revolucionar el mundo del costal

Juanmi Vega @Juanmivegar /
17 ene 2020 / 13:40 h - Actualizado: 17 ene 2020 / 13:50 h.
"Costaleros","Semana Santa"
  • El costalero made in France

Los años nunca pasan en balde y todo evoluciona en la vida. Hace un par de decenios era impensable pensar que iríamos con un aparato pequeño en el bolsillo con el que podríamos comunicarnos, ver un partido de fútbol o incluso la salida del Gran Poder en vivo y en directo. La tecnología avanza y nada queda ajena a su paso, incluido el mundo del costal.

Los costaleros son unos románticos. En una sociedad en la que prima la comodidad por encima de todo, cargar con kilos y kilos es una locura. Con todo ello, los costaleros han ido evolucionando y están mucho mejor preparados que sus predecesores.

En estos últimos años, cuando un costalero sale del paso para ir al sitio en el que tiene el siguiente relevo, observamos que la faja que lleva es diferente. La tela ha ido perdiendo protagonismo a favor de unas modernas, de las que no necesitas para ponerla a otro compañero en esa imagen tan idílica y clásica de dos costaleros haciéndose la ropa.

El costalero made in France

Ricardo Somosierra ha sido costalero durante muchos años y trabaja para la multinacional francesa Thuasne. Esta empresa nació en 1847 fabricando vendas para los soldados. Con el tiempo evolucionó y se convirtió en una empresa que fabrica dispositivos médicos y deportivos. Y ahora también fajas de costaleros.

Todo empezó con los costaleros de Palma del Río. Somosierra unió dos mundos que conoce bien: el de su empresa y el del costal. «Realizamos muchos estudios biomecánicos para llegar a una faja que suprimiera a la tradicional para la mejora del rendimiento físico y del índice de seguridad, que con esta faja aumenta un 75 por ciento que con la tradicional además de absorber la sudoración» explica Ricardo.

El costalero made in France

La faja corrige la zona lumbar y se adapta a la barriga para que cuando el paso esté arriado y los costaleros en cuclillas no se le clave y estén incómodos en ese corto periodo de relax.

Este año no es el debut de esta faja o ‘Lombacross Activity’ (nombre que recibe), pues ya vendieron 2.000 unidades durante la Cuaresma pasada, pero no sólo en Sevilla, también en otras ciudades como Madrid o Zamora.

Ricardo Somosierra advierte que esta faja no hay que comprarla por internet «hay que adquirirla en centros especializados porque necesita ser explicada».

Thuasne invierte todos los años varios millones de euros en I+D+I. El made in France ha llegado al mundo de la trabajadera y amenaza con quedarse.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla