Fernández Cabrero: «Como la Madrugá no la dirijamos, nos la dirigirán»

El hermano mayor de la Macarena participa en el podcast de El Llamador

Juanma Labrador jmlabradorj /
08 jun 2022 / 19:41 h - Actualizado: 08 jun 2022 / 19:43 h.
"La Macarena"
  • Fernández Cabrero: «Como la Madrugá no la dirijamos, nos la dirigirán»

Los compañeros de El Llamador de Canal Sur Radio, desde el año pasado, no terminan su labor en la semana de Pascua hasta que regrese, ya bien adentrado, el otoño, sino que haciendo uso de las nuevas tecnologías emplean el podcast para seguirle dando vida al programa durante todo el año. Una vez finalizada esta última Semana Santa ya han emitido tres programas, y justo en el tercero, lanzado recientemente a las redes, el equipo que capitanea Fran López de Paz, junto a Manolo Luna y Juanmi Vega, director, por cierto, de La Recogía de El Correo de Andalucía, han conversado con el hermano mayor de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, que habló sin tapujos, ofreciendo, con la naturalidad que le caracteriza, distintos titulares uno detrás de otro.

El principal tema que se trató en la entrevista, casi a modo de amigable tertulia, fue, cómo no, la Madrugá, de la que el máximo mandatario macareno aseveró que si “no somos capaces de dirigirla, lo van a hacer desde cualquier estamento, porque las hermandades no nos ponemos nunca de acuerdo”, alegando que “los esfuerzos no pueden hacerlos siempre los mismos, aunque reconozco que yo no entiendo mucho, pero no he visto grandes cambios este año”, puesto que Fernández Cabrero se lamentaba de que su cofradía, a día de hoy, “no es una procesión, es una manifestación”, ya que personalmente, con la vara de las capillas en la mano, ha visto a sus nazarenos de cirios verdes -esto es, los del último tramo de la Virgen- de cinco en cinco. Así mismo, afirmó que los nazarenos han tenido una eclosión de alegría por haber podido salir tras dos años en blanco, y ese estado de ánimo ha contribuido a que no existan muchas críticas negativas, y al ser preguntado sobre el número de hermanos que participaron vistiendo el hábito nazareno en la cofradía, reconoció que desde la diputación mayor de gobierno se le hizo saber que salieron unos 2.700, mientras que las papeletas de sitio que emitieron superaron las 4.100.

Igualmente, el hermano mayor de la corporación de La Resolana declaró que “le propuse a mi diputado mayor de gobierno, sin insistirle sobre ello, una variante de recorrido, y es que cuando nosotros tiramos por Feria, bajáramos por la esquina de Relator e ir por toda la Alameda, no hay por qué ir por Correduría, y así la cofradía se luzca más, aunque es verdad que con eso no adelanto tiempo para llegar antes en la Campana, porque luego en Sierpes nos cuesta avanzar”. Por otra parte, centrándose en los problemas propios de su cofradía, Fernández Cabrero señaló que “formamos en la calle San Luis, en la Plaza de San Gil, en un tramo de la calle Escoberos... pero claro, si llloviese, todos los nazarenos que forman en esos sitios no caben ni en la basílica, ni en la casa hermandad, ni en la Iglesia de San Gil, y eso es un problema, porque si deja de llover a la 1 de la madrugada, por cuestiones de logística no se puede salir, pues hasta que escampase, ¿dónde se mete a tanta gente?”, y ante aquella pregunta, bromeando con los periodistas se comentó que la opción sería poseer las llaves del Parlamento de Andalucía o de sede de la ONCE.

“Tenemos juras con más de 100 hermanos nuevos”, recalcó José Antonio Fernández Cabrero, haciendo así alusión al ritmo de crecimiento que tiene su corporación, a lo que precisó que no descartaba que “en la reforma de reglas que se está llevando a cabo, se pida tener 2 ó 3 años de antigüedad para salir de nazareno”, aunque sí quiso dejar muy claro que si esa medida la tomasen en la Macarena, podría surgir alguna voz que, con toda la razón, exigiese que llevase a cabo por igual en todas las hermandades de la Madrugá.

Y también salió sobre la mesa la labor del organismo que aglutina a todas nuestras hermandades. “¿El punto de vista del Consejo es el punto de vista de las hermandades? Cuidado, que cuando nos tengan que dirigir para ponernos de acuerdo en la madrugada, no sólo se tocaría a las seis hermandades de la jornada, también esto le afecta al Consejo”, y Fernández Cabrero fue absolutamente tajante: “Mi ‘jefe’ es el arzobispo, que es de quien dependemos, no es el presidente del Consejo”. Ante estas declaraciones plenamente certeras, el hermano mayor macareno sí dijo que “el papel del Consejo no lo juzgo, pues yo sé cómo me gobierno yo, y cómo gobierno en mi hermandad”, aunque no tuvo tapujos para reconocer que “no he visto grandes movimientos por parte del Consejo, y eso se lo he dicho a ellos a la cara, desde el presidente, Paco Vélez, al último de todos”, pues insistió en que “si una instancia superior es la que viene a dirigirnos (a las hermandades y a la junta superior del organismo cofradiero de la calle San Gregorio se refiere), que sea el propio Consejo el que se pregunte cuál es su papel, para qué está“.

En lo referente al orden de las cofradías en la madrugada, Cabrero dijo con claridad que “mantener el orden por el mero hecho de no cambiarlo es un error, y el hermano mayor que no lo vea o no lo quiera ver no está defendiendo a su propia hermandad con fundamento”, puesto que “hay que pensar las cosas con las circunstancias que tenemos actualmente, que no son las mismas de hace 50 años”, añadiendo que “tenemos que ser adultos, que lo somos, y tomar decisiones maduras”, viéndosele predispuesto a alterar ese orden de paso, ya que reconoció que “si cambiáramos el orden, y ese cambio fuese la solución, yo no seré quien se oponga a llevarlo a cabo”.

Finalmente, saltó a la palestra el deseo de la Hermandad del Santo Entierro de organizar una procesión general el próximo Sábado Santo, y preguntado sobre si le gustaría ver al Señor de la Sentencia participando en esta cita, José Antonio Fernández Cabrero no tuvo pelos en la lengua: “Entiéndaseme bien, me da igual el Santo Entierro Grande”, ya que alegó que “el día importante es el Domingo de Pascua, porque los cristianos celebramos la Resurrección, no la muerte de Cristo y su entierro”, así pues, si la corporación de la calle Alfonso XII le propusiese participar a la Hermandad de la Macarena, “ya lo vería con mi junta de gobierno”, dijo el hermano mayor, que se sinceró al expresar que “tengo que ver cuál es la finalidad del Santo Entierro, qué persigue con ello, cuando he tenido una Semana Santa de la dimensión y de la categoría de la de Sevilla. ¿Qué provoca el Santo Entierro Magno, un aumento de fe o un espectáculo? Si me convencen porque me lo expliquen, entonces lo veré“, ya que entre los periodistas de esta tertulia de El Llamador sí confesó que “veo un acto de agradecimiento por el fin de la pandemia, participe la mía o no”, y abundó más aún: “veo más una misión, porque eso tiene una dimensión, tanto religiosa como sociológica, muy importante desde el punto de vista pastoral”.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos