Hacienda logra tumbar la devolución del I.V.A. de las sillas

El Consejo presentará sus alegaciones antes de sus elecciones

Juanma Labrador jmlabradorj /
25 may 2022 / 16:03 h - Actualizado: 25 may 2022 / 16:39 h.
"Agencia Tributaria","Hacienda","Semana Santa","La calle","Otoño","Elecciones"
  • Foto de Jesús Barrera
    Foto de Jesús Barrera

Nuevo revés en la exención del I.V.A. que se aplica sobre las sillas de la carrera oficial. Como si de un cuento de nunca acabar se tratase, el Consejo General de Hermandades y Cofradías que preside Francisco Vélez recibió este pasado lunes 23 de mayo una notificación mediante la que se le comunicaba a la junta superior del ente cofradiero que la Agencia Tributaria ha logrado recurrir la sentencia fallada el jueves 27 de enero pasado por el Tribunal Económico Administrativo Regional de Andalucía (TEARA), según la cual los abonados de las sillas y los palcos quedarían, al fin, exentos del pago del referido I.V.A., que como bien se sabe supone un veintiún por ciento. Sin embargo, los usuarios de estos asientos sí satisfacieron para esta Semana Santa de 2022, así como para la de 2020 aunque se suspendiese su celebración ante la declaración del estado de alarma por la situación sanitaria y el confinamiento domiciliario de la sociedad, el impuesto sobre el valor añadido, a la espera de que a lo largo del presente año se les pudiese verificar su devolución, pues recordemos que hay titulares que donaron desinteresadamente su aportación hace dos años para contribuir con las obras sociales de nuestras hermandades, y a éstos habría que devolvérseles también el dinero correspondiente.

Como es natural, el organismo de la calle San Gregorio no se va a quedar de brazos cruzados, y en los próximos treinta días, justo antes de la celebración de las elecciones previstas para el lunes 27 de junio, habrá de presentar de nuevo, y así lo hará, sus alegaciones, en la que la principal y clave es que nuestras cofradías no constituyen un espectáculo de carácter cultural, sino que posee, ante todo y sobre todo, un clarísimo y evidente componente religioso, y la iglesia, por lo tanto, no ha de tributar sus cuentas. De este modo, el Consejo General pondrá todo su empeño en la consecución de una definitiva resolución que zanje este asunto de manera favorable para el ámbito cofradiero.

Ya no será el TEARA el que tenga que tomar la determinación que ponga punto final a esta diatriba, sino que será el tribunal central el que habrá de resolver esta cuestión ante la reclamación que ha realizado Hacienda en tiempo y forma, esperándose que el fallo se dé a conocer durante el próximo otoño, por lo que será la nueva junta superior que resulte elegida en las urnas por los hermanos mayores la que celebre la buena nueva si esta se produjera y, por tanto, la que se encargue de la devolución del I.V.A. a los abonados, o a la que le siga doliendo la cabeza por culpa de esta patata caliente.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla