Menú
Cofradías

Jacinto Maqueda, un cofrade centenario en la Magdalena

Recibe el homenaje de la sacramental y del Amparo

Juanma Labrador jmlabradorj /
13 jul 2022 / 11:19 h - Actualizado: 13 jul 2022 / 11:23 h.
"Cofradías","Jesús Despojado","Los Estudiantes","San Benito","La Candelaria","El Valle","Pasión","La Carretería","El Dulce Nombre"
  • Jacinto Maqueda, un cofrade centenario en la Magdalena

Cumplió nada menos que 100 primaveras el pasado lunes 13 de junio, onomástica del franciscano San Antonio de Padua. Corría, pues, el año 1922, y la Hermandad del Amor dejaba Santa Catalina para establecerse en el Divino Salvador, mientras que el Dulce Nombre estrenaba el palio que le bordara Juan Manuel Rodríguez Ojeda, quien terminaba de ejecutar, por otro lado, el de la Virgen del Subterráneo para ser estrenado al año siguiente... En 1922, San Benito sale por primera vez tras su reorganización en La Calzada y la Candelaria tras su fundación, justo cuando Salvador Domínguez terminaba la talla en caoba del paso del Cristo de la Fundación, estrenándose también el del misterio de la Carretería con la firma de Guillermo Muñiz. Aquella Semana Santa, la Virgen de Loreto salió con San Juan bajo palio, y el Valle sacó por vez primera las actuales figuras secundarias de la Coronación de Espinas, obra de Joaquín Bilbao. Es más, aquel año el Lunes Santo aún no era una jornada oficial con cofradías, aunque sí lo sería a partir de 1923. Y enmedio de todo ese contexto, nació el cofrade Jacinto Antonio Maqueda Domínguez.

Jacinto Maqueda, un cofrade centenario en la Magdalena


Sin duda alguna, este hombre de temprana misa diaria en la catedral a primera hora de la mañana es historia viva de todo un siglo. Nació poco después de la injustamente denominada «gripe española», que entre 1918 y 1920 aniquiló en el mundo en torno a cuarenta millones de personas, si bien este hombre no recuerda siquiera que sus padres le hablasen de ello, aunque sí vivió personalmente la epidemia de tifus en 1937, de la que afirma, como testigo, que no fue tan grave como la pandemia del covid-19. Reconocido especialista en aparato digestivo y radiología, fue fundador del Sindicato Médico Libre en 1975 y cofundaría dos decenios después, en 1997, el actual Sindicato Médico de Sevilla, y a lo largo de casi sesenta años en el mundo de la medicina, pues inició su carrera profesional en 1946 y se jubiló en 2005, ha tenido abiertas siete consultas en Sevilla y su provincia, cinco de ellas privadas. Además, el doctor Maqueda es Hijo Adoptivo de Cádiz desde 1987, pues aquella ciudad jamás ha dejado caer en el olvido los servicios que prestó este médico militar mediante su participación en las tareas de salvamento aquel aciago lunes 18 de agosto de 1947, a raiz de la explosión de seis bombas antisubmarinas en un polvorín de la Armada gaditana, originando más de un centenar y medio de fallecidos.

Jacinto Maqueda, un cofrade centenario en la Magdalena

Académico correspondiente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla desde 1986, colegiado de honor del Real e Ilustre Colegio de Médicos de Sevilla desde 2010, donde es así mismo su miembro decano, además de ser también el licenciado más antiguo de la Facultad de Medicina de la Universidad Hispalense, Jacinto Maqueda, como creyente, como cristiano que se alimenta de la Eucaristía y como sevillano, es cofrade. Pertenece a numerosas corporaciones, entre las que destacan Pasión, de cuya junta consultiva sigue siendo miembro, y de los Estudiantes, donde él tiene más años que la propia hermandad, pues le saca casi dos y medio de ventaja. Pero si hay un lugar especialísimo para él, ese es la Real Parroquia de Santa María Magdalena. Allí contrajo matrimonio con la francesa Christianne Derbecourt, ante la Virgen del Amparo, y fruto de su amor nacieron sus dos hijas: Sofía y Jacinta María, habiendo sido esta última oficial de junta en varias hermandades como Jesús Despojado y el Amparo.

Jacinto Maqueda, un cofrade centenario en la Magdalena


Y en la collación de la Magdalena nos quedamos, pues en su calle Zaragoza nació nuestro protagonista, por lo que este templo parroquial está indisolublemente unido a su persona. Y bien lo saben en las hermandades del Santísimo Sacramento y de la propia Virgen del Amparo, pues este martes 12 de julio recibió el doctor Maqueda la visita de ambos hermanos mayores para felicitarle por su centenario de vida. A las dos pertenece, como le ocurre a no pocos feligreses. De hecho, los dos hermanos mayores son, incluso, miembros de junta también de la otra. José Roda Peña, el hermano mayor de la sacramental, y también consiliario 2⁰ del Amparo, le entregó a Jacinto una reproducción de la obra con la que el artista Ricardo Gil Lozano anunció los pasados cultos y procesión eucarística de 2022, tratándose de un trabajo realizado en técnica mixta (grafito, acuarela y óleo) sobre papel. Por su parte, José Manuel Yuste Álvarez, el hermano mayor del Amparo, y a la vez diputado de cultos y formación de la sacramental, ofreció al doctor Maqueda un marco con el cirio donde aparece el escudo de su querido Colegio de Médicos que el pasado noviembre alumbró a la Señora en su salida procesional, reflejándose dicha heráldica como homenaje y agradecimiento a la labor de los sanitarios durante la pandemia. Les acompañó Fermín Bernabé Vázquez Sánchez, sí, el hermano mayor del Santo Entierro, pero porque es consiliario de la sacramental y censor del Amparo. Todo queda en familia, esa familia cofradiera que celebra los cien años de vida, y bien llevados, de Jacinto Maqueda Domínguez.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos