domingo, 24 mayo 2020
22:04
, última actualización
Coronavirus

«La Matriz no tomará ninguna decisión hasta que veamos el final de la crisis del coronavirus»

Después de la cancelación de la romería de Pentecostés 2020, llega la pregunta: ¿para cuándo el traslado de la Virgen al Rocío?

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
24 mar 2020 / 12:11 h - Actualizado: 24 mar 2020 / 13:13 h.
"Coronavirus","El Rocío 2020"
  • Una imagen de la Virgen del Rocío en la madrugada del Lunes de Pentecostés.
    Una imagen de la Virgen del Rocío en la madrugada del Lunes de Pentecostés.

Hay que remontarse a los años 1937 y 1938 para encontrar el antecedente más inmediato -amén del periodo de la ocupación francesa o de la epidemia de cólera de 1856- a lo que viviremos este Lunes de Pentecostés, el próximo 1 de junio. Entonces, España libraba una Guerra Civil que afectó a las celebraciones religiosas, como la Semana Santa o El Rocío. Una situación que vuelve a repetirse 82 años después. «Esto cada vez se parece más a una guerra pero en otros parámetros, hasta ahora desconocidos y olvidados», ha expresado el presidente de la Hermandad Matriz de Almonte, Santiago Padilla, que este lunes anunciaba la dura, pero sensata decisión, de suspender la romería del Rocío 2020 «por responsabilidad» ante la pandemia del coronavirus que azota todo el país.

Con la lectura de un comunicado de apenas folio y medio de extensión y en directo, a través del Canal Youtube de la Matriz, Padilla afrontaba ayer el trago de confirmar oficialmente a las plantas de la Virgen en la parroquia almonteña «una noticia que a nadie le ha cogido de sorpresa» dada la evolución de los últimos acontecimientos de esta crisis sanitaria «inédita» y «desconocida» para todos. «No ha sido una decisión fácil. Es dolorosa para todos y afecta a muchas personas, al pueblo de Almonte, a los hermanos de la Matriz, y a todos los pueblos, hermandades filiales y demás devotos de la Blanca Paloma».

«La Matriz no tomará ninguna decisión hasta que veamos el final de la crisis del coronavirus»
El presidente de la Hermandad Matriz, Santiago Padilla, durante su toma de posesión el pasado verano.

Pero como bien subraya el representante de la Hermandad Matriz, «la máxima prioridad que ahora debe constituir el único motivo de atención y preocupación de todos es la salud». Por ello, ha indicado que «la prolongación del estado de alarma 15 días más (hasta el 11 de abril, Sábado Santo) daba poco margen para el arranque de los actos previos y demás preparativos de la romería. Justamente, un día después, el Domingo de Resurrección, celebramos el cabildo de elección de Hermano Mayor».

Posteriormente, vendrían, según apunta, la Asamblea General de presidentes y hermanos mayores, el 19 de abril; y los actos proyectados para el mes de mayo, con la procesión de la Santísima Virgen por sus calles de Almonte, el día 17; o el regreso a la aldea, el día 24 de este mismo mes. «Ante este panorama, de no tener todas las garantías, no podríamos embarcarnos en la organización de una nueva romería, que conlleva además las reuniones comarcales previas que aglutina a un gran número de personas también».

Ante esta «incapacidad de predecir el futuro» y, más aún, de saber «hasta cuándo se prolongarán las medidas restrictivas», más allá del estado de alarma, que permitan la convocatoria de citas masivas; y de cómo quedarán luego la economía de las personas y de las instituciones; la Hermandad Matriz ha acordado «suspenderlo todo». Pero, ¿hay fecha para un posible traslado de la Virgen a la aldea? ¿O se quedará otro año más en Almonte". Santiago Padilla se muestra cauto aunque sí afirma que «no tomará ninguna decisión hasta que veamos el final de la crisis del coronavirus».

«Aquí hay que poner los pies en el suelo. Todo dependerá de la evolución de esta situación de emergencia, tanto a nivel personal como familiar, como de empresas e instituciones, ya que todos vamos a quedar tocados de alguna manera. Hay que esperar y ver qué medidas se van tomando para los próximos meses. De momento, no nos hemos planteado ninguna opción».

Eso sí, el presidente de la Hermandad Matriz cierra cualquier opción de llevar a otra fecha la romería, ya sea en el Rocío Chico de la segunda quincena de agosto o en septiembre, como se ha llegado a apuntar en algunos foros. «Este año nos quedamos sin romería. Está claro que la romería es en Pentecostés, en su fecha; y este año, por este motivo, no se celebrará. Otra cosa es hacer algo extraordinario para el Rocío Chico en agosto. Eso dependerá de si se levantan o no las restricciones para las aglomeraciones de gente».

Por último, alude a cómo será este Lunes de Pentecostés, sin procesión de la Virgen por el Real ni carretas ni peregrinos por los caminos en los días anteriores. «Es un sacrificio grande que debemos ofrecer por todos los que están sufriendo en primera línea de batalla las consecuencias de esta pandemia. Sin duda, para Almonte y la gran familia rociera será un lunes bastante triste. Para nosotros es siempre el Lunes de la Virgen en la calle, disfrutando de su presencia, de su cercanía y compartiendo con nuestros hermanos este momento de júbilo».

No podrá ser este año por el coronavirus pero, concluye que, «aquí lo importante es que salgamos de todo esto lo antes posible. Es responsabilidad de todos y los rocieros también teníamos que poner nuestro granito de arena». Pues como bien aventura: «Ya el próximo Lunes de Pentecostés estaremos todos de nuevo en torno a la Virgen».


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016