sábado, 22 enero 2022
21:11
, última actualización
Cuaresma 2019

La nueva luz de Los Terceros

El arzobispo Asenjo ha alabado durante la misa de reapertura la «obra notable con vocación de futuro» que se ha realizado en este templo de la calle Sol, sede de la hermandad de La Cena

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
24 mar 2019 / 15:24 h - Actualizado: 24 mar 2019 / 16:20 h.
"Cofradías","Patrimonio","La Cena","Cuaresma 2019"
  • Un momento de la misa de acción de gracias de esta mañana. Fotos: @C_HistoricoSev
    Un momento de la misa de acción de gracias de esta mañana. Fotos: @C_HistoricoSev
  • La nueva luz de Los Terceros
  • La nueva luz de Los Terceros
  • La nueva luz de Los Terceros
  • La nueva luz de Los Terceros
  • La nueva luz de Los Terceros
  • La nueva luz de Los Terceros
  • La nueva luz de Los Terceros
  • La nueva luz de Los Terceros

La iglesia de Los Terceros ha reabierto al culto este mediodía en una emotiva y multitudinaria misa de acción de gracias que ha oficiado el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, como colofón a una semana extraordinaria para los hermanos de la Sagrada Cena. El resultado, como ha resaltado monseñor en su homilía, ha sido una intervención «notable con vocación de futuro» después de poco más de un millón de euros y 18 meses de obras.

La misa de acción de gracias comenzó al mediodía. Monseñor Asenjo realizó el ritual propio de bendición con un solemne recorrido por el pasillo central, desde donde esparció el agua bendita.

En antiguo templo de la calle Sol volvía así a acoger una ceremonia religiosa después de que cerrara sus puertas en septiembre de 2017 y de que, poco después, comenzaran los trabajos de restauración en la cúpula de la nave del crucero, previamente clausurada al detectarse grietas y algún que otro pequeño desprendimiento.

La claridad propia de esta mañana primaveral resaltó aún más la nueva luz que presentaba el interior. El templo ha recuperado su tonalidad blanca en paredes y techos como originalmente se concibió por parte de los frailes de la Orden Tercera, allá por el siglo XVII. También se pudo ver a la Virgen de la Encarnación, presidiendo de nuevo, el retablo de su capilla después de haber estado cuarenta años clausurada.

Asenjo quiso tener en su homilía unas primeras palabras de agradecimiento a los que han hecho posible la recuperación de esta iglesia: «Demos las gracias a Dios; a los hermanos de la Cena, que tanto han luchado por este templo; así como al canciller general Isacio Siguero, el ecónomo diocesano Alberto Benito; y el arquitecto responsable de la obra, Francisco Polo».

El prelado quiso además reconocer el buen trabajo que se ha realizado en estos 18 meses gracias al «esfuerzo y la colaboración de todos». Para ello enumeró las cuantías aportadas: «350.000 euros de La Cena, 280.000 euros de la Archidiócesis, 187.000 euros del Ayuntamiento de Sevilla; 10.000 euros de la Caixa; 8.000 euros de las Cigarreras». En total, poco más de un millón de euros. Por último, calificó la obra como «una intervención notable con vocación de futuro». Ya ha avanzado la cofradía del Domingo de Ramos que queda pendiente una futura limpieza y actuación en los retablos.

Al acto han asistido como invitados el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla, Beltrán Pérez, así como el portavoz municipal de Ciudadanos, Francisco Moraga. También han estado el delegado de Fiestas Mayores y responsable del distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera; el director del Área de Fiestas Mayores, Carlos García Lara; así como el presidente del Consejo de Cofradías, Francisco Vélez. Todos ellos han compartido la dicha de la hermandad de la Cena, perfectamente representada en su sonriente hermano mayor, Joaquín Solís Tarín.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla