La Semana Santa de los reencuentros

La de 2022 será la Semana Santa de los estrenos que se quedaron sin ver la luz, de la Redención saliendo de los Gitanos, de Paso y Esperanza de Málaga poniendo música a la Exaltación, o de la Virgen del Valle procesionando sin palio

08 abr 2022 / 08:59 h - Actualizado: 08 abr 2022 / 22:14 h.
"Triana","Música","Historia","Patrimonio","Jesús Despojado","La Paz","La Estrella","La Amargura","La Resurrección","La Redención","San Gonzalo","Las Aguas","Los Javieres","La Candelaria","La Bofetá","Santa Cruz","Pasión y Muerte","Dulce Nombre de Bellavista","La Lanzada","Divino Perdón","Los Panaderos","Las Siete Palabras","La Quinta Angustia","La Exaltación","La Carretería","Los Gitanos","Montserrat","Soledad de San Buenaventura","El Sol","Sagrada Mortaja","Historia","Los Servitas","Semana Santa","Primavera","Málaga","El Dulce Nombre","Restauración","Musical"
  • La Semana Santa de los reencuentros

Será la Semana Santa de las recomendaciones sanitarias, de los drones para controlar los aforos, de la unidad para vigilar la bulla, del retorno de la ley seca, del nuevo conteo de nazarenos y del enésimo intento de solucionar el Martes Santo. Pero, por encima de todo, será la Semana Santa de los reencuentros.

El primero de ellos tendrá lugar en las casas, con las túnicas planchadas invocándonos desde las paredes. Más tarde en el interior de los templos, donde nuestros titulares aguardan saetas y rezos. Y por último en las calles, que volverán a ser la nueva Jerusalén que recibe al Verbo hecho carne para asistir a su Pasión, Muerte y Resurrección.

Y más allá de los ritos, el sevillano volverá a renacer como viene haciendo cada primavera, desafiando a la lógica en cada esquina, en cada plegaria, en cada gesto. Porque la Semana Santa no es solo la fiesta que nos iguala a todos —basta tener corazón para dejarse embriagar por ella—, sino el reloj que marca las horas de nuestro propio tiempo. Un cronómetro dibujado en la experiencia de nuestros mayores, en la ilusión de nuestros jóvenes y en la sonrisa de nuestros niños. Un mecanismo que agita nuestras emociones y las pone a punto para el resto del curso, porque, seamos o no cofrades, en Sevilla se respira incienso todos los días del año.

Estampas inéditas, cambios en los recorridos y relevos en el martillo

La Semana Santa de 2022 pasará a la historia por ser la de la recuperación del culto externo tras dos años de celebraciones íntimas. Al tratarse de una cita tan esperada, los expertos auguran un escenario vibrante y repleto de público. Junto a las imágenes sacras y los integrantes de los cortejos, sevillanos y foráneos serán los verdaderos protagonistas de la fiesta, arrojando luz sobre un periodo tan incierto como extraño. Asimismo será una Semana Santa de estampas inéditas —Pasión y Muerte saldrá desde los Salesianos de Triana, el Dulce Nombre de Bellavista desde una carpa situada tras la parroquia del Sagrado Corazón, y la Redención desde el santuario de los Gitanos—; de cambios en los recorridos —los Panaderos ampliará su itinerario de ida, las Aguas y las Siete Palabras el de vuelta, y la Paz evitará los raíles de la Avenida—; y de capataces que se estrenan —Antonio Santiago en la Virgen del Subterráneo, Juan Antonio Gil en la Presentación al Pueblo, los hermanos Villanueva en el misterio de Montserrat, y Juanma Martín en las Cinco Llagas—.

Estrenos y recuperaciones

Asimismo el nuevo patrimonio relumbrará bajo el sol y la luna de Parasceve —sobresalen las nuevas andas de la Agrupación Paz y Misericordia de Rochelambert, los ropajes de los misterios de Jesús Despojado, La Estrella y San Gonzalo, la nueva túnica del Señor de las Tres Caídas de Triana, el manto bordado para la Soledad de San Buenaventura, la reforma del paso del Cachorro, el exterior de las bambalinas laterales de la Virgen del Sol, o el techo de palio de la Aurora—; el recuperado brillará como antaño —destacan la restauración del dorado del misterio de las Aguas, de los respiraderos del palio de Santa Cruz, de las bambalinas y el techo de la Merced, o del canasto y los respiraderos de la Sagrada Mortaja—; y los sagrados titulares nos ofrecerán su mejor rostro —la Virgen del Dulce Nombre de Bellavista, Nuestro Padre Jesús del Silencio en el Desprecio de Herodes, la Virgen de la Amargura y la Virgen de la Soledad de los Servitas volverán a las calles tras haber sido sometidos a trabajos de restauración—.

Música y otras curiosidades

En el capítulo musical habrá importantes novedades, como el estreno de Presentación al Pueblo de Dos Hermanas y Nuestra Señora del Rosario de Sanlúcar la Mayor en la hermandad del Divino Perdón de Alcosa; la del Sol en la nueva Agrupación de las Maravillas —el Señor de los Afligidos, de Antonio Dubé de Luque, hará su primera salida por la barriada de San Diego—; Pasión de Linares y Soledad de Cantillana en el Carmen; Paso y Esperanza de Málaga tras la Exaltación; y Carmen de Villalba del Alcor tras la Quinta Angustia.

En cuanto a las nuevas marchas, cabe mencionar ‘Al Rey de los Reyes’, de Javier Cebrero Arias (Jesús Despojado); ‘Bella flor de San Julián’, de Antonio Moreno Pozo, ‘Pasa la Candelaria’, de Cristóbal López Gándara (La Candelaria); ‘Y se hizo el Silencio...’, de Francisco Ortiz Morón (La Amargura); ‘Frente a Dios’, de Francisco Javier Torres Simón (La Bofetá); 'Crucifixus', de Cristóbal López Gándara (La Carretería); ‘Almas’, de Abel Moreno (Los Javieres), ‘El Hijo de Dios’, de Manuel Alejandro González (La Lanzada); ‘En mis brazos’, de Juan Carlos Sempere Bomboi (Los Servitas), o ‘Manos de vida’, de Diego Mayo Santiago (La Resurrección). Asimismo, Rubén Jordán Flores ha creado una pieza basada en un Kyrie del siglo XV que, bajo el título ‘Mariúpol’, recuerda el conflicto de Ucrania.

Por último, será un año de grandes curiosidades, comenzando por la pieza lisa de color rojo que lucirá la Virgen del Socorro el Domingo de Ramos —su manto de salida está restaurándose en los talleres de Manuel Solano—, continuando por la recuperación de ‘Dino’, la alegoría del pecado del Sagrado Decreto, y desembocando en la Virgen del Valle, que como ya hiciese en el año 1946, procesionará sin palio.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla