jueves, 04 marzo 2021
18:19
, última actualización
Cuaresma 2021

La triste realidad de Capirotes Molina

Esta histórica tienda cofrade dedicada a la confección de artículos para nazarenos está pasando por un difícil momento

Alejandro Solano alex_linense /
17 feb 2021 / 11:59 h - Actualizado: 16 feb 2021 / 21:01 h.
"Cuaresma 2021"
  • El dueño de Capirotes Molina en el interior de su céntrico comercio.
    El dueño de Capirotes Molina en el interior de su céntrico comercio.

En circunstancias normales, por estas fechas todos los comercios dedicados a la venta de artículos cofrades estarían echando humo. Pero desgraciadamente este año no podrá ser así. El Correo de Andalucía ha tenido la posibilidad de hablar con el responsable de la histórica tienda de Capirotes Molina, ubicada en la calle Alcaicería de la Loza.

Este establecimiento se lleva dedicando desde el año 1814 a la confección de piezas para el atuendo del nazareno, y este año, por razones obvias, sus ventas se han visto muy reducidas, llegando a ser casi inexistentes. El pasado año, tuvieron la suerte de vender hasta el 15 de marzo, día en el que el Estado de Alarma comenzó a estar vigente en nuestro país. Pero este año, al haberse cancelado los desfiles procesionales con tanta antelación, no ha podido ser posible vender “ni un triste capirote”, como asegura su dueño.

Sin embargo, las pasadas navidades pudo tomar un leve respiro, ya que pudo vender algunos artículos de regalo, como escudos bordados de las diferentes hermandades, con vistas a que sirvan para las estaciones de penitencia que lleguen, Dios mediante, en los próximos años.

Cabe resaltar que esta tienda decidió no reinventarse, como han hecho otros comercios de su gremio, con mascarillas y demás artículos, ya que “en esta tienda nos basamos en la artesanía pura y dura”. Además, el gerente de esta céntrica tienda apuntala que “lo de las mascarillas está muy quemado, ya que son las propias hermandades las que han sacado las suyas propias, y los hermanos, obviamente, las compran allí para apoyarlas económicamente”.

“Estoy muy contento con mis clientes, que pese a no haberse celebrado la Semana Santa vinieron en verano a recoger sus encargos”

Llama la atención que la tienda siga abierta, pero tal y como ha reconocido su dueño “esto es lo único que tenemos, el negocio me llegó de mis abuelos hace muchos años y yo tengo que sacar esto adelante como sea”. La triste realidad augura un futuro muy negro, en el que “es difícil encontrarle una solución a esta crisis, vamos de ola en ola y pese a que me considero una persona optimista, pienso que ni siquiera el año que viene podremos volver a la normalidad”.

Una tienda que lleva abierta tantísimos años tiene una gran y fiel clientela. Buena prueba de ello es la respuesta que tuvieron una vez finalizado el primer estado de alarma antes del verano: “Estoy muy contento con mis clientes, que pese a no haberse celebrado la Semana Santa vinieron en verano a recoger sus encargos”. Pese a ello, todavía guarda algunos capirotes que fueron encargados, al igual que esparto, estando algunos incluso pagados.

Solo queda rezar porque esta situación de crisis sanitaria pase cuanto antes para comercios como este, que tiene más de dos siglos a sus espaldas, puedan volver a una cierta normalidad. Para amenizar la espera, El Correo de Andalucía pone a disposición de sus lectores la plataforma de La Recogía, en la que puedes disfrutar de la Semana Santa de Sevilla a la carta.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía