Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo

La empresa de conservación de arte Musae las ha restaurado

Juanma Labrador jmlabradorj /
25 jun 2022 / 17:06 h - Actualizado: 25 jun 2022 / 17:11 h.
"Las Aguas"
  • Fotos. JL y Musae S.L
    Fotos. JL y Musae S.L

TAGS:

La Hermandad de las Aguas acaba de reencontrarse con una parte de su propia historia, concretamente con la de la primitiva cofradía de Nuestra Señora del Rosario, con la que se fusiona en 1977, siendo esta originaria corporación letífica la propietaria histórica de la capilla de la calle Dos de Mayo. Y debajo del coro del antiguo templo, derruído en 1989, se hallaban unas imágenes de Santas Justa y Rufina que han sido intervenidas hasta hace escasas fechas por Musae Restauración de Arte, cuyo equipo explicó este viernes 24 de junio toda la labor de conservación efectuada sobre estas tallas.

Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo

A pesar del calor y de ser fin de semana, la capilla se llenó por completo para admirar estas esculturas y atender las explicaciones de sus restauradoras: Ana Cordero Martín y Esther Soler Oliver, si bien intervino primeramente en la charla el historiador del arte Ramsés Torres, quien atribuye las imágenes de las santas alfareras a Pedro Duque Cornejo en el siglo XVIII y situa su origen en el desaparecido retablo de la Iglesia del Sagrario.

Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo

Para justificar su hipótesis, Torres se refirió al grandioso retablo de los Reyes de la catedral de la Ciudad de México, cuyo autor fue Jerónimo de Balbás entre 1718 y 1725 mientras la escultura correspondía a Duque. Con anterioridad, ambos artistas intervinieron también en la construcción del primer retablo mayor de la Parroquia del Sagrario de Sevilla, terminado en 1712, aunque la nueva estilística neoclásica del XIX sentenció este gran obra ultrabarroca, demoliéndose en 1824. Algunas de sus figuras quedaron arrumbadas en las dependencias parroquiales, y sólo se conserva en el actual conjunto la escultura de San Clemente, obra del citado Duque Cornejo, que se ubica en el remate del conjunto procedente en 1840 de la capilla de los Vizcaínos del demolido Convento Casa Grande de San Francisco.

Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo
Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo

En el Sagrario, además, existió una hermandad de Santas Justa y Rufina, que acabaría siendo asumida por la sacramental de este templo en 1849. La devoción a estas hermanas que fueron martirizadas en el siglo tercero de nuestra era en esta parroquia debe partir, precisamente, de que estuviesen presentes en el primitivo retablo mayor. De hecho, tuvieron luego su capilla donde se halla hoy el Sagrado Corazón, y las imágenes actuales a las que aún se rinden culto en esta parroquia salieron en el Corpus catedralicio desde 1850 a 1902, en que son sustituidas en esta procesión por las que salen hoy en día, obras precisamente de Duque Cornejo y que proceden de la colegial del Divino Salvador. Pero entonces... ¿qué fue las santas de Duque Cornejo originales de aquel primer retablo del Sagrario? Pues han de ser las que fueron donadas por Antonio Lorán a la Hermandad del Rosario de Dos de Mayo y que acaban de ser restauradas.

Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo

Adentrándonos en la ardua tarea conservativa de Musae, Cordero y Soler afirmaron que las santas se hallaban en muy mal estado de conservación, pues mostraban grietas tales como las aberturas de las mascarillas o de las fibras de la madera a lo largo de las efigies de forma longitudinal. Es más, el estudio previo que se llevó a cabo reveló que fueron estucadas al completo excepto sus rostros y la única mano que poseía una de ellas -las demás no se conservaban, e incluso una santa presentaba una grave pérdida anatómica en el rostro, la nariz concretamente-, si bien se vislumbraba una policromía subyacente en algunos puntos donde se desprendieron fragmentos de esta preparación. Además, mostraba una pátina demasiado oscura a consecuencia de la oxidación del barniz.

Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo
Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo

A lo largo de la intervención, las dos restauradoras de Musae realizaron estudios de fluorescencia visible de luz ultravioleta y luz rasante a ambas esculturas, así como unos análisis estratigráficos mediante microscopía óptica y SEM-EDX. Por otra parte, en el Hospital Vithas Nisa Aljarafe sometieron a un TAC estas obras para conocer en profundidad los daños internos y externos que presentaban, de modo que tras todo ello pudiesen aplicar estas profesionales un tratamiento preventivo contra el ataque de insectos xilófagos, y acto seguido retirar de forma mecánica a las Santas Justa y Rufina la gruesa capa de estuco que ocultaba una capa de policromía subyacente que luego se consolidó.

Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo
Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo

En su exposición, Esther Soler y Ana Cordero mostraron a los asistentes cómo se retiró el barniz oxidado de las carnaduras mediante una limpieza química, y cómo se reintegraron las pérdidas de policromía original, reconstruyéndose las partes anatómicas que faltaban mediante técnicas con fotogrametría, modelado 3D e impresión 3D, acometiéndose toda esta parte con el asesoramiento de especialistas en este campo. Como curiosidad, ha de señalarse que para reconstruir las piezas ausentes contaron en Musae con el artista 3D Alejandro Arboleda Montes, mientras que el diseño de las sujeciones nuevas de las manos y la impresión 3D fue llevado a cabo por Álvaro López de la Puerta, graduado en Diseño de Producto, al mismo tiempo que las piezas realizadas en madera las hizo el tallista Juan Manuel Vázquez Melo, encomendándose al artista Ricardo Gil Lozano el policromado al óleo de las nuevas manos, inspiradas en la única existente.

Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo
Las Aguas recupera unas Santas Justa y Rufina de Duque Cornejo

En el acto, además de las propias personas que han intervenido en este proceso de restauración, estuvieron presentes los sacerdotes Manuel Cotrino Bautista, párroco del Sagrario, y Antonio Rodríguez Babío, delegado diocesano de Patrimonio Cultural, además de la propia junta de gobierno de la Hermandad de las Aguas, encabezada por su hermano mayor, Narciso Cordero García.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos