martes, 10 diciembre 2019
16:50
, última actualización
Cofradías

Las Angustias de Los Gitanos, ataviada para la Inmaculada

Coincidiendo con el inicio de la novena que la Iglesia dedica a la Virgen con motivo de la Fiesta de su Inmaculada Concepción, aparece María Santísima de las Angustias vestida con saya blanca y manto celeste

29 nov 2019 / 10:18 h - Actualizado: 29 nov 2019 / 10:25 h.
  • Fotos: Quique Pérez (Hdad de Los Gitanos)
    Fotos: Quique Pérez (Hdad de Los Gitanos)
  • Las Angustias de Los Gitanos, ataviada para la Inmaculada
  • Las Angustias de Los Gitanos, ataviada para la Inmaculada
  • Las Angustias de Los Gitanos, ataviada para la Inmaculada
  • Las Angustias de Los Gitanos, ataviada para la Inmaculada
  • Las Angustias de Los Gitanos, ataviada para la Inmaculada
  • Las Angustias de Los Gitanos, ataviada para la Inmaculada
  • Las Angustias de Los Gitanos, ataviada para la Inmaculada

Coincidiendo con el inicio de la novena que la Iglesia dedica a la Virgen con motivo de la Fiesta de su Inmaculada Concepción, aparece María Santísima de las Angustias vestida con saya blanca y manto celeste, los colores tradicionalmente inmaculistas. Bordados ambos en plata obra de Fernández y Enríquez en 2003.

Según ha informado la hermandad, luce tocado en encaje antiguo llamado de tambor. «La toca de sobremanto es un tul antiguo con aplicación de Bruselas, los puños de guipour y el pañuelo de encaje francés de plata. El fajín es un brocado del siglo XIX con pasamanería y flecos antiguos de plata donación de un grupo de hermanas en 2011».

Igualmente, la dolorosa lleva en el nudo «un ramillete de rosas de plata mejicana». El Rosario, de principios del siglo XX, fue donado por Enrique Rasco. «Es de plata y marfil, con la medalla de San Benito en el crucifijo, este es un elemento devocional al que se le atribuye el poder de alejar el mal a través de la fe».

Porta en su mano, como símbolo de Pureza, la azucena bordada por las hermanas Martín Cruz en 1988. En el pecho, el broche de patronazgo de los Donantes de Órganos y un espléndido broche floral del siglo XIX donación de la familia Casablanca. La medalla de oro de la Virgen de los Reyes, donada por su Asociación en 2013, la porta por celebrarse estos días de diciembre el 115 aniversario de la Coronación de nuestra Patrona.

«Conmemoramos así la Purísima, esta fiesta mariana tan entrañable que juramos defender en la Protestación de fe y que celebramos 9 meses justos antes de su Natividad, recordando la coplilla que dio origen al fervor concepcionista de Sevilla precursor de la declaración del Dogma: «’Todo el mundo en general, a voces, Reina escogida, diga que sois Concebida, sin pecado original’», concluye la cofradía en la nota de prensa.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016