jueves, 06 mayo 2021
19:21
, última actualización
Cuaresma 2021

«No pudo haber mejor sitio que tras el Cautivo para debutar en Sevilla»

El director de la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Pasión de Linares, D. Juan Luis López, nos cuenta como han vivido estos meses y como afrontan este nuevo año, al igual que diversos temas más personales y profundos

Alex Solano alex_linense /
13 mar 2021 / 04:00 h - Actualizado: 13 mar 2021 / 04:00 h.
"Música","La Paz","La Resurrección","Santa Genoveva","Semana Santa","Pandemia","Cuaresma 2021"
  • Juan Luis López en un concierto de Pasión de Linares.
    Juan Luis López en un concierto de Pasión de Linares.

Si hay una banda, de fuera de Sevilla, que nos ha encandilado en estos últimos años, esa es Pasión de Linares. Los buenos cofrades saben reconocer el trabajo bien hecho, y lo poco que hemos podido disfrutar de esta Agrupación Musical por las calles de Sevilla son buena prueba de ello. Tanto es así, que tras solo un año poniendo sus sones al Cautivo de Santa Genoveva, no le ha tardado en salir un nuevo contrato en la ciudad, en este caso tras el Señor de la Paz de la Hermandad del Carmen Doloroso.

Puede que Al que yo bese o Llegó tu hora hayan sido sus marchas que más hayamos escuchado, y en este caso por reiteración propia al oír una composición musical con tanta calidad como estas. Sin embargo, para su director, la mejor marcha de Pasión de Linares es Sangre en tus clavos, de Nicolás Barbero Rivas. El motivo por el que Juan Luis López la ha elegido no es exclusivamente su calidad musical, sino que fue con ella con la que “empezamos a marcar un poco el camino de lo que con el tiempo ha ido derivando en un estilo propio que, a día de hoy, creo que es bastante reconocible como el estilo de La Pasión”.

Como millones de cosas que nos ha arrebatado esta pandemia, este año tampoco podremos escuchar a esta magnífica banda poniendo sus sones tras ningún paso de misterio. Tras un año 2020 en el que la actividad de las bandas se vio reducida a los tres primeros meses, este 2021 se presenta “prácticamente en blanco”, como asegura el director de Pasión de Linares. Así y todo, se muestra ilusionado y esperanzado en sacar algo positivo de esta situación: “nos toca vivir una época bastante ilusionante, en la que valoraremos mucho más todo aquello que nos quitaron de la noche a la mañana (salidas procesionales, conciertos, ensayos, convivencias...) y en la que, ahora que parece que poco a poco se vuelve a ver la luz, volvamos a expresar con nuestra música todos esos sentimientos, a veces encontrados, que se nos han quedado dentro”, afirma Juan Luis López.

 «No pudo haber mejor sitio que tras el Cautivo para debutar en Sevilla»
Momento de uno de los ensayos de Pasión de Linares, antes de la pandemia.

A pesar de su mensaje cargado de ilusión, también el director de Pasión de Linares se sincera admitiendo que estos doce meses han sido especialmente duros, puesto que la pandemia ha afectado en tres vertientes. La primera de ellas es la económica: “en mayor o menor medida ha supuesto una disminución de los ingresos por un trabajo que, en su mayor parte, estaba ya realizado a falta del acompañamiento musical en las distintas estaciones de penitencia que, si bien es el ‘producto final’ lleva consigo muchos meses de sacrificio y trabajo previo”. El plano emocional ha sido la segunda de las vertientes que ha afectado la situación de crisis sanitaria, ya que no hay que olvidar que, en lo personal, cada músico tiene vida familiar, social y laboral que, en algunos casos, se ha visto bastante afectada. Por último, también ha influido mucho el terreno funcional: “nos ha dejado parados durante bastante tiempo y eso supone realizar ahora un gran esfuerzo a la hora de volver a conseguir el nivel deseado”, asegura.

Escuchar el testimonio de cualquier cofrade sobre como vivió la cancelación de la Semana Santa es difícil no sentirse identificado. Juan Luis López cuenta que lo peor fue “cuando se fueron suspendiendo, en un efecto dominó, en cada una de nuestras ciudades. Nosotros dejamos de ensayar un miércoles 11 de marzo, pensando que sería algo puntual de algunos días o semanas, y tres días después se decretó el Estado de Alarma y comenzaron a suspenderse todos los desfiles procesionales. Ese momento fue duro, porque nos quedábamos con la miel en los labios”, asegura el músico.

Como se ha citado anteriormente, el apartado económico ha sido uno de los mayores dolores de cabeza para las bandas, y Pasión de Linares no ha sufrido ninguna excepción. Según relata su director “teniendo en cuenta los conciertos y estaciones de penitencia canceladas, hemos dejado de un ingresar, aproximadamente, un 70 % de la cantidad presupuestada inicialmente”. Aun así, “podemos considerarnos unos afortunados porque con la mayoría de nuestras Hermandades llevamos muchísimos años y, en las que llevamos menos tiempo, nos tenemos un cariño y un aprecio tremendo”. Esto ha provocado que no se hayan dado situaciones problemáticas entre la banda y las hermandades, lo cual habla muy bien de la calidad humana existente en el entorno de esta agrupación musical.

Cuando uno escucha, o en este caso lee, el discurso de Juan Luis López es capaz de denotar el valor que les da a las personas, sobre todo a las que han formado parte de la historia de la banda: “Y nosotros tenemos la gran suerte, a día de hoy, de tener en nuestras hermandades a personas excepcionales, que nos valoran y nos aprecian, y nosotros a ellos igual. En este 2021 cumplimos 25 años de historia y, aunque en este largo periodo también nos hemos encontrado con momentos en los que no siempre ha sido así, somos unos afortunados por el trato cariñoso que recibimos de las Hermandades a las que acompañamos, y a las que sentimos y consideramos como nuestras”, atestigua nuestro entrevistado.

Si ponemos el foco en nuestra ciudad de Sevilla, a día de hoy, decir ‘Santa Genoveva’ es decir ‘Pasión de Linares’, no solo por la simbiosis que se estableció el Lunes Santo de 2019, que sin duda pasó a la historia de nuestra Semana Santa, sino por las palabras tan halagüeñas que salen del director de la agrupación musical hacia la corporación nazarena: “supuso una ilusión tremenda para la banda porque nos permitía participar en la Semana Santa de Sevilla y acompañando a una Hermandad de la categoría de Santa Genoveva. Sin embargo, cuando fuimos conociendo a las personas que forman parte de la Hermandad, y veíamos el cariño con el que nos trataban y cómo nos hacían partícipes del amor que sienten por sus Imágenes y por su Barrio, fue cuando realmente fuimos conscientes de la gran suerte que tuvimos de haber caído en Santa Genoveva”.

 «No pudo haber mejor sitio que tras el Cautivo para debutar en Sevilla»
Pasión de Linares tras el paso del Cautivo de Santa Genoveva el Lunes Santo de 2019.

No se esconde al decir que no pudieron tener un lugar mejor para tocar por primera vez en la Semana Santa de nuestra ciudad: “Llamémosle la providencia, el destino o que el Cautivo nos llamó a su lado, pero no pudo haber un sitio mejor para comenzar nuestra andadura en Sevilla, y esperamos poder seguir acompañándolo muchos años”. Juan Luis López admite que en primera instancia fue una sorpresa, porque la Hermandad de Santa Genoveva llevaba muchos años con un estilo musical de Cornetas y Tambores, por lo que “era algo que no nos esperábamos”, admite el director de la banda linarense.

Otro de los retos que se le ha puesto por delante a Pasión de Linares ha sido la llamada de la Hermandad del Carmen Doloroso, para acompañar musicalmente al paso de misterio del Señor de la Paz. Aunque este hecho se ha visto truncado por razones que todos conocemos, “la ilusión que tenemos sigue intacta y será todavía más intensa conforme se acerque la fecha en la que nos veamos, por fin, acompañando al Señor de la Paz. La sintonía entre la Hermandad y la banda es total, y el cariño y el aprecio mutuo también”, asegura Juan Luis López al referirse a la corporación del Miércoles Santo.

La tendencia de Pasión de Linares es, sin duda, ascendente; y una clara evidencia de ello son sus contratos tras algunos de los pasos de misterio más importantes de toda la geografía andaluza. A pesar de ello, su director se muestra cauto, e infiere que el futuro de la banda está en “reanudar los ensayos y volver a reanudar la actividad después de tanto tiempo parados. Y a partir de ahí, solo nos marcamos un objetivo: trabajar incansablemente y con toda la humildad en cada ensayo, para que cada día la banda suene mejor que el anterior, y así la música nos llevará a donde nos tenga que llevar”, cita firmemente Juan Luis López.

Como se ha mencionado con anterioridad, tendencia ascendente de Pasión de Linares ha conseguido que la banda se coloque entre las mejores de Andalucía. Por ello, le preguntamos a su director en qué posición la colocaría, y tras dejar claro que para él la música no es una competición y que, por lo tanto, no ha entrado nunca en esto de los rankings, Juan Luis López afirma que “si nos referimos a ilusión, sacrificio, compromiso, trabajo, seriedad, constancia, autocrítica, afán de superación... pondría a La Pasión en el puesto nº 1, todo ello sin desmerecer a los compañeros de las demás bandas que, seguramente, lo hacen igual que nosotros”.

La cara más personal de Juan Luis López

Si por algo se caracteriza el director de esta Agrupación Musical, es por llevar a gala los valores cristianos: “La música es la forma de expresión más pura que tiene el ser humano, y ese debe ser siempre nuestro objetivo: expresar lo que sentimos cuando vemos al Hijo de Dios delante nuestra sobre un paso y, a través de nuestra música, llegar a transmitir ese sentimiento de forma que conmueva el corazón de cada una de las personas que está viendo la cofradía en la calle”, afirma con serenidad.

Juan Luis López no es una persona que viva esta pasión, que a todos nos une, exclusivamente a través de la música, sino que guarda una estrecha relación algunas hermandades de su Linares natal, al igual que con diversas corporaciones a las que ha ido cogiendo devoción con el paso de los años gracias a la propia banda. “En mi corazón están las dos Hermandades a las que pertenecí siendo un niño y las que me han visto crecer: el Nazareno y el Rescate, de Linares. Al igual que la de la Vera Cruz, de la que soy hermano fundador”. Asegura que “en un lugar de honor de mi corazón” se encuentran las hermandades a las que acompañan musicalmente cada año “porque son con ellas con las que comparto la ilusión y los días más esperados del año, la Semana Santa”.

A todo buen cofrade es difícil hacerle elegir un momento de la Semana Santa, aunque nuestro entrevistado ha conseguido reducir el cupo a dos, y no por estar fuera de Sevilla dejan de ser momentos cofrades que le levantan el bello a cualquiera: “El primero es cuando la banda forma el Domingo de Ramos y empieza a sonar para dirigirnos hasta la plaza de San Andrés, de Córdoba, dispuestos a acompañar a nuestro Gitano y empezar una nueva Semana Santa. Y el segundo momento tiene lugar el Domingo de Resurrección, cuando tras entrar el paso de Misterio de la Resurrección de nuestra ciudad, la banda sale de la bulla y nos fundimos todos en un abrazo, acompañado de lágrimas en muchos casos, dando gracias a Dios por todos los momentos vividos durante ese año que acaba de terminar”, se sincera Juan Luis López.

Y para concluir, el director de una de las bandas con mayor potencial de nuestra Andalucía manda un mensaje a todos los músicos y cofrades: “En estos momentos mi mensaje es de ánimo, confianza e ilusión por lo que nos llega por vivir. Pedir que seamos responsables en esta recta final y que esa luz que podemos ver ya al final del túnel nos envuelva pronto de esa ‘normalidad’ tan añorada, habiendo aprendido la lección de lo efímero que puede llegar a ser todo y del valor relativo que tienen algunas cosas. Por lo demás, confío en que pronto podamos ver los pasos y la música en nuestras calles, transmitiendo emociones y tocando, a través de las Imágenes, el corazón de los que los observan, sembrando en ellos semillas de evangelización”, concluye D. Juan Luis López Hernández, director de la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Pasión de Linares.


Edictos en El Correo de Andalucía