Sábado Santo y Domingo de Resurrección: de la Unción a la Victoria

El Sol y la Trinidad variarán parte de su itinerario, la Virgen de Villaviciosa estrenará fajín militar, la Soledad adelantará su salida desde San Lorenzo y los Servitas saldrán acompañados por trece hermandades de la Orden. Por su parte, la Virgen de la Aurora lucirá su nuevo techo de palio

16 abr 2022 / 10:09 h - Actualizado: 16 abr 2022 / 10:04 h.
"Nervión","Música","La Resurrección","San Bernardo","Pasión","El Sol","Los Servitas","La Trinidad","El Santo Entierro","Medicina","Málaga","Ejército","Semana Santa","Diseño","La calle","Restauración","Eucaristía"
  • Sábado Santo y Domingo de Resurrección: de la Unción a la Victoria

La jornada que cierra el Triduo Pascual (Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo), es la del silencio ante el Sepulcro. En la primera Semana Santa, Jesús, tras instituir la Eucaristía, fue traicionado y condenado a muerte, siendo sepultado en una ceremonia íntima por unos pocos allegados.

En Sevilla, el Santo Entierro de Cristo tiene carácter solemne. La ciudad, enlutada por partida doble —al dolor por la muerte de Jesús hemos de sumar que la celebración comienza a escribir su epílogo—, es un mar en calma donde la reflexión y el recogimiento van de la mano de la distinción a la hora de vestir, rezar o sentir. Esto se hace ostensible desde la salida del Sol de la parroquia de San Diego de Alcalá hasta la entrada de la Soledad, con la luna llena como testigo, en su correspondiente de San Lorenzo. Sol y luna, alfa y omega, como el Hijo de las Cinco Llagas al que su Madre Dolores llora en el templo servita; principio y fin de una Pasión cuyo último verso está a punto de componerse en la intimidad del sagrario, que a su vez es la de nuestros corazones y nuestras almas.

Y es que el Sábado Santo hispalense, pese a su combinación de melancolía y beldad, no tendría sentido sin la renovación que sucede a la muerte. «In ictu oculi», que diría San Pablo en su primera Epístola a los Corintios; el «abrir y cerrar de ojos» que el pintor Valdés Leal supo plasmar en el Hospital de la Santa Caridad como modelo de enseñanza y que anticipa el Juicio al que todos asistiremos. Unción y posterior Vigilia ante el acontecimiento verdaderamente trascendental: el del sepulcro vacío y la victoria de Cristo tras su Resurrección. El sentido de nuestra Fe, el sentido de nuestra vida.

El Sol

En su apertura de la jornada, la hermandad del Plantinar estrena el exterior de las bambalinas laterales y una nueva imagen de María Auxiliadora de Nervión para la calle central de su candelería. Asimismo el cortejo varía su itinerario, quedando de la siguiente manera: desde la Plaza del Aljarafe discurrirá por Virgen del Sol, Avión Cuatro Vientos, Enramadilla, Avenida de la Buhaira y Clara Campoamor; mientras que a su regreso tomará por Menéndez Pelayo, Avenida de Málaga, Periodista Emilio Segura, Jazminera, Campamento, Clara Campoamor, Avenida de la Buhaira, Enramadilla, Avión Cuatro Vientos, Virgen del Sol y Plaza del Aljarafe. Una de las estampas del Sábado Santo será, sin duda, el paso de la cofradía por el puente de San Bernardo.

Los Servitas

La corporación radicada en la capilla de los Dolores presenta varias novedades. La primera es que su Titular, la Virgen de la Soledad, realizará su primera salida procesional tras la restauración llevada a cabo por Antonio Dubé de Luque en 2019 —casualmente el último trabajo del imaginero antes de su fallecimiento—. Asimismo, la Banda de Música Nuestra Señora de la Soledad de Cantillana se estrena tras el misterio de la Piedad, y la Cruz de Guía adelanta diez minutos su salida, quedando fijada a las 15:20 horas. Aunque lo que sin duda marcará su discurrir por las calles de Sevilla este 2022 es la representación de trece cofradías de los Servitas formando parte del cortejo. Dicha novedad viene a colación del Cincuenta Aniversario de la primera Estación de Penitencia de la corporación a la Catedral, efeméride a la que se suma el Tercer Centenario de agregación a la Orden de los Siervos de María, que no se pudo celebrarse en 2020 —con motivo de la celebración, la Banda Municipal de Coria del Río estrenará en la calle la marcha ‘En mis brazos’ encargada al compositor Juan Carlos Sempere Bomboi—. En suma, la cofradía irá acompañada por hermanos venidos desde Loja, Cabra, Osuna, Carmona, San Fernando, Paterna del Campo, Los Palacios y Villafranca, Huelva, Valverde del Camino, La Palma del Condado, La Puebla del Río, Casarabonela y Bollullos Par del Condado.

La Trinidad

La hermandad saldrá a la calle tras la restauración del «dragón» del Sagrado Decreto, una alegoría del pecado apodada ‘Dino’ cuyos trabajos han corrido a cargo de Manuel Jesús Ruiz-Berdejo. Asimismo, la imagen de Dios Hijo estrena nuevas potencias de Antonio J. Medina Vallecillo. A su regreso, el cortejo no pasará por la estrechez de Francos y dará el rodeo por Chapineros y Álvarez Quintero, hasta llegar a la Plaza del Salvador, Villegas y continuar por la Cuesta del Rosario. Unos metros más adelante se producirá el segundo cambio en el itinerario, ya que dejará de pasar por la zona de San Ildefonso o Carrión Mejías y lo hará por Boteros, Salés y Ferré, Plaza de San Pedro, Almirante Apodaca, Juan de Mesa, hasta recuperar el recorrido habitual para llegar a su sede canónica. Al frente del martillo del misterio de las Cinco Llagas estará por primera vez el capataz Juan Manuel Martín.

El Santo Entierro

Este 2022 se conmemora el 150 aniversario de la Concordia entre la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla y la Hermandad del Santo Entierro, mediante la cual se llevó a cabo la cesión del templo de San Gregorio a la corporación. La Virgen de Villaviciosa, que estrena pollero, cuenta con un nuevo fajín de color carmesí donada por D. Enrique Jesús Biosca, General Director de Enseñanza del Mando de Personal del Ejército del Aire. Asimismo ha sido renovada la tela de la Bandera de la Hermandad.

La Soledad

La Cruz de Guía adelanta su salida diez minutos, quedando fijada a las 18:50 horas.

La Resurrección

Ocho horas y media después de que se cierren las puertas de San Lorenzo, la Cruz de Guía del Resucitado pondrá rumbo a la Catedral desde la iglesia de Santa Marina. Este año el gran estreno es el techo de palio, realizado en malla de oro bordada en oro y sedas de colores, con diseño del fallecido Antonio J. Dubé de Luque y Carles Salafranca Porcar, y ejecutado por José Ramón Paleteiro. Asimismo la Virgen de la Aurora lucirá nueva toca de sobremanto, restauración y enriquecido de la saya y encaje de punto de aguja. Por su parte, el misterio estrena las esquinas del canasto y los ángeles que van sobre estas, obra del escultor Manuel Martín Nieto. La hermandad cuenta con una nueva marcha procesional por su 50 Aniversario fundacional, ‘Manos de vida’, del compositor palaciego Diego Mayo Santiago. El cortejo modifica el recorrido de ida, y tras abandonar San Luis tomará por Arrayán, Virgen del Carmen Doloroso y Plaza del Cronista, continuando por su recorrido habitual.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla