martes, 18 mayo 2021
22:01
, última actualización

Saiz Meneses, nuevo arzobispo de Sevilla

Sevilla ya cuenta con nuevo arzobispo. Se llama José Ángel Saiz Meneses, nació en un pueblo manchego ‘muy sevillano’ y hasta ayer estaba al frente de la diócesis de Terrassa

17 abr 2021 / 10:28 h - Actualizado: 17 abr 2021 / 18:27 h.
$hmKeywords_Schema
  • El nuevo arzobispo de Sevilla, José Ángel Saiz Meneses.
    El nuevo arzobispo de Sevilla, José Ángel Saiz Meneses.

Sisante, el pueblo de Cuenca donde nació José Ángel Saiz Meneses el 2 de agosto de 1956, supera por poco los mil seiscientos habitantes, los cuales se dedican fundamentalmente a las labores del campo. Sin embargo, por encima de los olivos, las vides o los almendros, sobresalen unos molinos que, aunque manchegos, no son precisamente los del Quijote. Estos pertenecen a un importante parque eólico compartido con las poblaciones de Vara del Rey, Tébar y Atalaya del Cañabate. Además, el pueblo de monseñor cuenta con una casa-palacio llamada ‘La Sevillana’, una iglesia barroca dedicada a Santa Catalina, un convento de Clarisas a las que los sisanteños conocen como las ‘nazarenas’ y una talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno salida de las manos de La Roldana. Símbolos que, desde su infancia, parecían marcarle el camino hasta nuestra archidiócesis.

Siendo un adolescente, José Angel Saiz Meneses inicia sus estudios eclesiásticos en el Seminario Menor Diocesano Nuestra Señora de Montalegre de la archidiócesis de Barcelona, licenciándose en 1977 en psicología por la Universidad de Barcelona y regresando posteriormente a Castilla-La Mancha, donde estudió y realizó cursos de filosofía, espiritualidad y teología en el Seminario Mayor de Toledo. Precisamente en la antaño capital imperial sería ordenado presbítero en 1984, completando ese mismo año la carrera de Teología en Burgos.

Saiz Meneses, nuevo arzobispo de Sevilla

A partir de ese momento, su trayectoria le llevó a destinos castellano-manchegos, como Los Alares, Anchuras e Illescas, y castellanos-leoneses, como Valladolid. Todo ello como paso previo a su traslado a Barcelona en 1989, donde fue nombrado vicario en la parroquia del barrio de San Andrés de Palomar, y más tarde párroco de la Virgen del Rosario de Sardañola del vallés, responsable de la Pastoral Universitaria y del Servicio de Asistencia y Formación Religiosa de la Universidad Autónoma de Barcelona y responsable también del Centro Cristiano de Universitarios de Sardañola del Vallés. En el año 1995 fue nombrado consiliario diocesano del movimiento eclesial Cursillos de Cristiandad, sobre el que, curiosamente, publicó su último libro en febrero de 2020. Asimismo, durante estos años, Saiz Meneses realizó estudios de doctorado en la Facultad Teológica de Cataluña, obteniendo el título en 1993. Finalmente, el 6 de mayo del año 2000 fue nombrado secretario general y canciller de la Archidiócesis de Barcelona, donde el 10 de abril del año 2001 pasó a ser miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis.

El 30 de octubre de 2001 es una fecha grabada a fuego en el corazón del sisanteño. Ese día, el Papa Juan Pablo II lo nombró obispo auxiliar de Barcelona y obispo titular de la diócesis de Selemsele (perteneciente a la archidiócesis de Cartago, Túnez), recibiendo el sacramento del orden en la Catedral de Santa Eulalia de Barcelona de manos del cardenal Ricard Maria Carles y, como coconsagrantes, principales del nuncio apostólico en España, Manuel Monteiro de Castro y del Arzobispo de Granada, Antonio Cañizares Llovera.

Saiz Meneses, nuevo arzobispo de Sevilla

Más tarde, en 2004, Saiz Meneses se convertiría en el primer obispo de Terrassa, la recién creada diócesis de la provincia de Barcelona. Tomaría posesión de la misma el día 25 de julio del mismo año en la catedral del Espíritu Santo, pasando asimismo a administrar apostólicamente la propia archidiócesis de Barcelona y la también recién creada diócesis de Sant Feliu de Llobregat.

Los que conocen de cerca a José Ángel lo definen como una persona tenaz, constante y consciente de su responsabilidad, aunque, eso sí, sabe delegar en sus colaboradores. Asimismo posee un carácter muy positivo aunque impaciente. Su formación de cursillista le llevó a conectar rápidamente con los jóvenes, a quienes les sorprenden sus conocimientos cinematográficos —desde Star Wars a Gladiator, pasando por El Señor de los Anillos—, así como su afición por el baloncesto —se declara forofo de los Celtics de Boston—. También le encanta la música —sobresaliendo The Beatles y Simon & Garfunkel—, realizar caminatas —es capaz de recorrerse Terrassa ‘a paso decidido’ en pocas horas—, y la comida casera, especialmente la paella, aunque, según sus colaboradores, «tiene muchas virtudes, pero no precisamente la de cocinar».


Edictos en El Correo de Andalucía