sábado, 16 noviembre 2019
17:44
, última actualización
Cuaresma 2019

«Sevilla es una parte de la vida que vive en mí»

El cardenal Carlos Amigo Vallejo cuenta desde este lunes con una calle en el entorno de la Catedral de Sevilla

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
25 mar 2019 / 13:45 h - Actualizado: 25 mar 2019 / 15:59 h.
  • «Sevilla es una parte de la vida que vive en mí»
  • «Sevilla es una parte de la vida que vive en mí»
  • «Sevilla es una parte de la vida que vive en mí»
  • «Sevilla es una parte de la vida que vive en mí»
  • «Sevilla es una parte de la vida que vive en mí»
  • «Sevilla es una parte de la vida que vive en mí»
  • «Sevilla es una parte de la vida que vive en mí»
  • Momento de la rotulación de la nueva calle, este mediodía.
    Momento de la rotulación de la nueva calle, este mediodía.
  • «Sevilla es una parte de la vida que vive en mí»
  • «Sevilla es una parte de la vida que vive en mí»

El obispo franciscano que durante más de 27 años estuvo al frente de la Iglesia de Sevilla ha quedado inmortalizado en el callejero de la ciudad. Desde este mediodía se ha rotulado una calle con el nombre de Cardenal Carlos Amigo en el entorno de la Catedral hispalense. «Sevilla no es simplemente la ciudad en la que he servido, es una parte de la vida que vive en mí», ha agradecido el prelado en el acto de inauguración.

Numerosos sevillanos se han congregado este lunes a los pies de la Giralda. En concreto, en el tramo de Placentines que va de la plaza Virgen de los Reyes a la calla Alemanes. Esta zona, que colinda con la fachada lateral del Palacio Arzobispal, ha cambiado de nombre para rendir «un justo homenaje» a un prelado querido por el pueblo de Sevilla en general. «Promovió diversas iniciativas en los más de 27 años que estuvo al frente de la Archidiócesis», ha subrayado el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien con Amigo Vallejo ha destapado el rótulo de la nueva calle.

De igual manera, el actual responsable de la Iglesia de Sevilla, el arzobispo Juan José Asenjo, que también ha estado presente en este multitudinario acto, ha subrayado «el amor» del cardenal Amigo Vallejo a Sevilla y su provincia, pero, sobre todo, «su condición como pastor y la generosidad fecunda» que siempre ha caracterizado su servicio a la Iglesia. En este sentido, monseñor Asenjo ha resaltado la faceta de Amigo Vallejo como «pastor bueno que hace presente a Jesucristo».

Por su parte, el cardenal Amigo Vallejo, que ha recibido numerosas muestras de cariño por parte de cofrades y sevillanos anónimos congregados en el acto de inauguración, ha aprovechado la intervención final para expresar su «más profunda y sincera gratitud» al Ayuntamiento de Sevilla, al arzobispo y a las autoridades que han hecho posible que su nombre figure en el callejero de la ciudad.

Igualmente ha reafirmado su amor a esta ciudad en la que pasó más de dos décadas: «Sevilla no es simplemente la ciudad en la que he servido, es una parte de la vida que vive en mí. Cuanto hice y aquí disfruté, a Dios y a mi calle, Sevilla, se lo debo».


Todos los vídeos de Semana Santa 2016