Cofradías

Sevilla volvió a coronar a las Mercedes de Santa Genoveva

Crónica de un fin de semana otoñal con sabor a Lunes Santo desde El Tiro de Línea

Juanma Labrador jmlabradorj /
02 oct 2022 / 12:00 h - Actualizado: 02 oct 2022 / 12:05 h.
"Cofradías","Santa Genoveva"
  • Vídeo de Carlos Camacho.
    Vídeo de Carlos Camacho.

Parecía que iba de coronación, cuando realmente iba de bodas de oro y de plata a la vez. De oro, porque hace cincuenta años que el cardenal José María Bueno Monreal la coronó en su barrio. De plata, porque hace veinticinco que el arzobispo fray Carlos Amigo Vallejo la elevó a rango de canónica. Y en este 2022, Nuestra Señora de las Mercedes ha querido ir a la catedral, junto a su barrio de El Tiro de Línea, para proclamar ante Sevilla toda su realeza. Han sido dos días intensos junto a Ella, ¡pero qué viernes y qué sábado nos ha regalado la Madre del Cautivo!

Sevilla volvió a coronar a las Mercedes de Santa Genoveva


El viernes 30 de septiembre tuvo a sabor a Lunes Santo, y hasta se entremezcló con el Domingo de Ramos y el Martes Santo. Cuando la Virgen dejó atrás su vecindario, por Felipe II se adentró la cofradía por El Porvenir, pues los cofrades de Santa Genoveva querían sentir la blancura de la Paz, con la que se fundió en un abrazo en el atrio de San Sebastián. Y de ahí, a las inmediaciones del Parque de María Luisa, a Capitanía General, y unos «Suspiros de España» que pusieron melodía a un momento que no se vivía desde hacía 64 años. Luego, camino de la Universidad, donde la Virgen de la Angustia recibió a la corporación con la que se halla hermanada desde 2006 la de los Estudiantes a los pies del Cristo de la Buena Muerte, y sonaron los compases de aquel «Gaudeamus Igitur» a los que Abel Moreno dio aire hispalense. El reloj no estaba exigente, el horario se cumplía, y tras la recepción del Consejo de Hermandades en su sede, en la calle San Gregorio, la noche abrazó a las Mercedes en la Plaza del Triunfo hasta arribar a la seo metropolitana.

Sevilla volvió a coronar a las Mercedes de Santa Genoveva


Amaneció el sábado 1 de octubre. El paso de palio lucía esplendoroso ante el altar de plata de Juan Laureano de Pina, y allí, el arzobispo emérito, monseñor Juan José Asenjo Pelegrina presidió el culto. Se vieron mantillas en la misa estacional. Ojalá se hubiesen visto en la procesión, aunque por cuestiones prácticas del largo itinerario de regreso y su horario no era realmente algo práctico. Quizás en un futuro en otra extraordinaria por ese barrio en el que tan bien saben hacer las cosas.

Sevilla volvió a coronar a las Mercedes de Santa Genoveva


Y cayó la tarde. Era ya la hora de volver. Sevilla recibió a la Señora a su salida por la Puerta de San Miguel, y se arremolinó en torno a Ella en el Ayuntamiento, hasta donde le acompañaron las hermandades cercanas a su entorno, las de su arciprestazgo, las del Lunes Santo, las hermanadas, las mercedarias. Por cierto... ¡Qué bien suena «Reina de las Mercedes» con el Carmen de Salteras! ¡Con qué fervor cantan las hermanas de esta cofradía joven pero muy madura! Y que tampoco se nos olvide... ¡Qué recorrido de regreso! La Cuesta del Rosario, la Alfalfa, Cabeza del Rey Don Pedro... ¡Todo un acierto! Y siempre, a buen ritmo, porque con Josemari Carmona de diputado mayor y Jesús Caldero de fiscal de paso todo tenía que salir redondo.

Sevilla volvió a coronar a las Mercedes de Santa Genoveva


Sonreía José Enrique González Eulate, hermano mayor, en los templos donde iban siendo recibidos: San Nicolás con la Candelaria, Santa María la Blanca con las Nieves, San Bernardo... Hasta allí resistió la fuerza, que no la voluntad, de Luisi, la directora del coro de la hermandad, medalla de oro de la corporación y pregonera en 1997 de la elevación a canónica de la coronación de la Señora, y madre, también, de la pregonera de la Virgen justo de este año tan especial, Mercedes Gutiérrez. El Tiro de Línea es familia, y quien lo dude es que no ha sido testigo de lo vivido este fin de semana. Con paso firme llegó la Virgen al barrio, entrando por la calle que lleva su nombre y por la de su Hijo, buscando los aromas rocieros de Sevilla-Sur. ¡Qué bonito lo ocurrido en la Parroquia de San Juan de Ávila! Hasta esparcieron romero por el suelo. Y ya, para casa, visitando las calles que no pisa el Lunes Santo. Hubo un poco de retraso, el lógico y normal. Cuarenta minutos más duró este sueño, a las 3:10 entró la Virgen, pero Ella todo lo puedo, por eso en este día histórico portó el cetro de su realeza. ¡Cuánto gusto y elegancia!


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos