sábado, 16 octubre 2021
17:59
, última actualización
Cuaresma 2021

Un pregón para la añoranza cofrade de Brenes

La periodista Auxi Contreras, formada en la profesión en El Correo de Andalucía, ofrecerá el pregón que no pudo dar el año pasado, revisado desde la esperanza y la confianza en Dios

19 mar 2021 / 14:15 h - Actualizado: 19 mar 2021 / 14:18 h.
"Cuaresma","Cuaresma 2021"
  • La periodista Auxi Contreras, pregonera de la Semana Santa de Brenes
    La periodista Auxi Contreras, pregonera de la Semana Santa de Brenes

Tras un año en blanco, los atriles volverán a desbordar sentimientos el próximo Domingo de Pasión, retomando aquellos pregones que quedaron guardados la pasada cuaresma. El de la parroquia de la Purísima Concepción de Brenes recibirá a la periodista Auxi Contreras que, en esta segunda oportunidad, ofrecerá un pregón entre lo que no pudo ser, lo que anhelamos y lo que soñamos que será cuando este virus nos deje volver a la normalidad.

Auxi, brenera de pura cepa y grampodecista, es licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y estrena en este extraño mes de marzo sus 38 años. Periodista todoterreno y multimedia, acumula dotes suficientes para que el Consejo de Hermandades de Brenes se fijase en ella para ser la que exaltara la Semana Santa local en el año 2020, en el que hubiera sido el pregón número 33. Pero de todos es sabido lo que vino y lo que perdimos, y ese fue el pregón que no llegó a ser y por el que perdió la ilusión.

Un pregón agarrado a la fe

Aprobada en una particular reválida, el Consejo determinó mantener su designación y que – al igual que los números no corrieron y seguiría siendo el mismo trigésimo tercer pregón que no se celebró – Contreras fuera la encargada de pronunciarlo.

Una pregonera por partida doble, con dos pregones distintos escritos. Porque el del pasado año “estaba enfocado a una cuaresma que se suponía que íbamos a vivir” y quedó guardado, desprovisto de valor. “El pregón fue lo que menos me importó. Me dio miedo todo lo que estaba pasando, me preocupaba la salud de los míos, el pregón era una nimiedad”.

Cuando volvió a ser nombrada pregonera vio que aquel texto “ya no tenía sentido”. Y ante la situación que atravesábamos, “me sentía incapaz de saber qué decir. No encontraba las palabras ni el mensaje que quería transmitir”. A pesar de ello, tras pasar por distintas fases emocionales “retomé la ilusión agarrándome a la fe”.

La fe contada desde la experiencia vital y las devociones de Brenes

Han sido la fe y la “experiencia vital” de estos dos años las que han determinado el contenido de la disertación. La pandemia ha puesto visos de nostalgia, pero las circunstancias personales de Auxi – embarazada durante la gestación de aquel primer texto, madre de su segundo hijo en la preparación de este – han llenado el texto de luz y, especialmente, de la esperanza en un tiempo mejor siempre a la luz del Evangelio y al calor de las hermandades.

Los cofrades que accedan a la parroquia – y los que lo sigan en directo a través del canal de YouTube de la hermandad del Gran Poder – encontrarán un texto de contrastes entre la oscuridad y la luz, la pena y la alegría. Una abstracción que representa de forma exquisita las experiencias acumuladas en la Semana Santa en general y la de estos dos años atípicos en particular.

A través de las devociones de Brenes, la pregonera trazará un camino hacia Dios desde la confianza más absoluta en su poder. El Gran Poder de Dios del que la periodista es devota, pero que también reflejará en las manos atadas el Cautivo y en los brazos extendidos – en ese abrazo imposible que la COVID nos impide dar – del Cristo de la Vera-Cruz.

Un pregón para la añoranza cofrade de Brenes

Crónica de un tiempo vivido de puertas adentro

Como muestra de su oficio – curtido en gabinetes de comunicación institucionales, en la redacción y la corresponsalía de El Correo de Andalucía y en retransmisiones de radio de la Semana Santa sevillana –, el pregón vendrá a ser una crónica extendida de un tiempo en el que la Pasión se vive de puertas adentro, como un mal sueño. O como el sueño de cómo será cuando consigamos despertar.

Un pregón que, tras dos años, nacerá al mismo tiempo que la primavera. Por eso será un canto a la vida. A esa primavera imposible que no pudo ser el año pasado ni será este. Pero que, al hilo de la fe que vertebra el relato de la periodista, se nos asegura que llegará.

Mujer y cofrade, Contreras reivindicará la mano femenina en las hermandades como trabajadoras capacitadas, siempre dispuestas y abnegadas. Sin extremismos y como constatación de la entrega permanente de la mujer a las cofradías. “Las hermandades no son patrimonio exclusivo de hombres. Las mujeres tenemos mucho que contar”. Es por ello que también las reivindica como pregoneras, pues solo tres mujeres han ejercido este papel en la Semana Santa de Brenes.

Diputada mayor de gobierno en la junta que rige actualmente a su hermandad del Gran Poder, con este serán dos años en los que no pueda sacar la cofradía a la calle. A pesar de ello, este pregón será esa estación de penitencia soñada que, con los golpes de llamador de su cualificada pluma, ponga final a esta chicotá que parece infinita. Unos versos que abrirán las puertas del nuevo tiempo esperado con la cruz de guía del pregón, que lleva a la Virgen de la Amargura en sus pastas, y que ha sido trabajado por partida doble.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla