sábado, 14 diciembre 2019
17:14
, última actualización

Una Semana Santa accesible los 365 días del año

A medida. Una joven empresa sevillana muestra a los turistas las interioridades de una de las mayores tradiciones de la ciudad a través de rutas guiadas a templos, tesoros de hermandades y talleres artesanales

06 oct 2016 / 10:39 h - Actualizado: 07 oct 2016 / 11:26 h.
  • Una de las paradas imprescindibles para los clientes del Tour Cofrade es el taller de bordados en oro de Sucesores de Elena Caro, el más antiguo en activo de la ciudad. / Gómez Palas
    Una de las paradas imprescindibles para los clientes del Tour Cofrade es el taller de bordados en oro de Sucesores de Elena Caro, el más antiguo en activo de la ciudad. / Gómez Palas José Gómez Palas

«Los extranjeros que nunca han visto nuestra Semana Santa no entienden muy bien para qué son todas estas piezas o dónde se ponen. Lo primero que suelen decir es algo así como «Dios mío, aquí vais a perder la vista». Y, a la hora de vernos bordar, lo que más preguntan es que qué hacemos con la mano de abajo, la que ponemos bajo el bastidor para devolver la aguja». Desde hace un año el taller de Sucesores de Elena Caro, el más antiguo en activo de los dedicados al arte del bordado en Sevilla, forma parte del recorrido guiado por la ciudad que la empresa sevillana Tour Cofrade ofrece a turistas, visitantes y curiosos en general para que tengan la oportunidad de descubrir, en cualquier época del año, la Semana Santa hispalense.

Entre bobinas de hilos de oro, lentejuelas, dedales y otros utensilios propios de este viejo oficio, los turistas que contratan los servicios de este particular tour cofrade se introducen en las técnicas del arte del bordado en oro, se llevan unas nociones sobre la historia de un taller próximo a cumplir su centenario y, de paso, pueden admirar algunas de las obras más apreciadas del patrimonio procesional de las cofradías. «Lo que haya en el taller es lo que ven. Siempre después de Semana Santa el taller se queda un poco más vacío, pero podría decirse que ahora es justamente la época buena porque todo está haciéndose. Ahora mismo, en nuestros bastidores contamos con piezas como la nueva túnica bordada del Señor de la Salud de Los Gitanos o las bambalinas de la Macarena, que se encuentran en restauración», refiere Carlota Elena Meléndez, la mujer que regenta este histórico taller del que han salido algunas de las obras cumbres del bordado en oro procesional, como el manto de la coronación de la Esperanza Macarena o el palio de la Virgen de la Angustia de la hermandad de Los Estudiantes.

La visita a este histórico taller del bordado enclavado en el barrio de San Lorenzo es una de las paradas imprescindibles en las rutas que oferta Tour Cofrade desde que en junio de 2013 los padres del negocio, un matrimonio sevillano de estirpe cofradiera, patentaran esta nueva empresa. «Fue de la más casual de las maneras. Mi mujer se quedó parada y estuvimos dándole vueltas en casa a la posibilidad de montar una empresa. Pensamos primero en instalar un bar cofrade, pero llegamos a la conclusión de que ya hay 10.000, así que, después de pensar mucho surgió esta idea. ¿Y por qué no hacer un tour cofrade para ofrecer la posibilidad de conocer la Semana Santa de Sevilla a los turistas que visitasen la ciudad, por ejemplo, en agosto?», relata Francisco Javier Méndez Castro, un antiguo comercial de 34 años, profano hasta entonces en materia turística, hermano del Gran Poder y del Dulce Nombre y bisnieto del prolífico imaginero de la posguerra Antonio Castillo Lastrucci. El es la media naranja de Tour Cofrade. La otra media es su mujer, Macarena Fernández Giménez, de 33 años. Con la ayuda de algún matrimonio amigo fueron dándole forma a una idea que, ya desde sus comienzos, gozó de una extraordinaria acogida en el Ayuntamiento de Sevilla, institución que en el año 2014 le otorgó el Premio de Turismo en la categoría de emprendedores por poner en marcha un proyecto turístico atractivo para la ciudad. «Fue un espaldarazo importante en nuestro primer año de funcionamiento. Ello nos permitió comercializar la idea bajo la supervisión del Ayuntamiento y nos abrió las puertas para vender nuestro proyecto en Fitur. Allí no se nos ocurrió otra cosa que presentar nuestra apuesta con un pregón en verso que pronunció uno de nuestros más ilustres guías, Francisco Javier Segura Márquez, pregonero de la Semana Santa de Sevilla de 2013».

El objetivo de la empresa es dar a conocer la Semana Santa sevillana desde un punto de vista diferente al que ofrecen los libros, sumergiendo al visitante directamente en ella a partir de visitas a los principales templos, hermandades, talleres y puntos clave por los que transcurren las procesiones.

«El primer año fuimos a ver al hermano mayor del Gran Poder para exponerle la idea. Eramos conscientes de que resultaba fundamental en nuestro proyecto contar con el apoyo expreso de las hermandades y los templos de mayor renombre en la ciudad a fin de vertebrar la ruta de nuestros recorridos guiados. Igual hicimos con la hermandad de la Macarena, que también nos prestó su apoyo, y con los rectores de la Colegial del Salvador».

Nació así la primera y originaria ruta de Tour Cofrade, el denominado Tour Sevilla, un recorrido guiado por la ciudad de la mano de historiadores del arte que se inicia en la Basílica de la Macarena, donde además de admirar el propio templo y las imágenes de la Esperanza Macarena, el Señor de la Sentencia y la Virgen del Rosario, se visita el Museo de la Macarena, con los enseres, bordados y pasos procesionales de esta cofradía de la Madrugá; prosigue en la considerada segunda Catedral de Sevilla, la iglesia colegial del Salvador, donde tienen su sede hermandades como el Amor (con la Borriquita), Pasión o la hermandad del Rocío de Sevilla, y que contiene obras de grandes escultores del barroco como Martínez Montañes y Juan de Mesa; continúa en la Basílica del Gran Poder, la casa del Señor de Sevilla, donde los visitantes podrán acceder al camarín del Nazareno y también al tesoro de la hermandad; y culmina con sendas visitas a la parroquia de San Lorenzo y al taller de un imaginero, Jesús Méndez Lastrucci, otro bisnieto de Castillo Lastrucci, para conocer de cerca el proceso de creación de una imagen sagrada. «Si bien, últimamente a los visitantes se les da la opción de elegir entre visitar el taller del imaginero Méndez Lastrucci o hacer una parada en el taller de bordados de Sucesores de Elena Caro», explica la media naranja de Tour Cofrade.

El recorrido, de unas tres horas y media de duración, puede realizarse a pie o a bordo de un mini bus. De la mano de unos jóvenes guías, todos ellos licenciados en Historia del Arte- y con sobrados conocimientos del mundo cofrade, este recorrido por los más escogidos templos de la ciudad se ofrece hasta en siete idiomas diferentes: castellano, inglés, italiano, francés, alemán y ahora también en japonés y en chino, sin olvidar el lenguaje de signos. «Somos la primera empresa de Sevilla que hemos dado cobertura dentro del sector turístico al colectivo de sordomudos».

Italianos, franceses, mexicanos, cubanos, estadounidenses, alemanes, brasileños, uruguayos, chinos y hasta indios... Durante sus primeros tres años de funcionamiento han sido innumerables las nacionalidades de los turistas que han contratado los servicios de Tour Cofrade, a los que hay que sumar un importante número de visitantes patrios. «Viene gente de casi todas las provincias de Andalucía, de Badajoz, de Madrid y también contamos con numerosos clientes en la propia provincia de Sevilla. El 30 por ciento de nuestras visitas son de turistas españoles y el 70 por ciento restante, de extranjeros».

Desde el año 2015, las rutas de Tour Cofrade se han extendido también al barrio de Triana, donde los visitantes podrán recorrer los cuatro puntos neurálgicos de la Semana Santa del arrabal: la Basílica del Santísimo Cristo de la Expiración, sede de la hermandad del Cachorro; la parroquia de la O, en la calle Castilla; la capilla de la Estrella, en San Jacinto; y culmimando la ruta en la capilla de los Marineros, donde radica la hermandad de la Esperanza de Triana. Al igual que sucede en la ruta Tour Sevilla, el recorrido se complementa con la visita al taller del imaginero Méndez Lastrucci o al de bordados de Sucesores de Elena Caro.

Amén de estos paquetes turísticos realizables en cualquier época de año, la empresa oferta asimismo un itinerario especial para los días de Semana Santa que incluye hasta una silla en Carrera Oficial para presenciar el discurrir de las procesiones. De Domingo de Ramos a Sábado Santo, los clientes del llamado Tour Especial Semana Santa tienen la oportunidad de visitar tres de las iglesias donde radiquen hermandades que procesionen esa tarde. El recorrido continúa con la visita al taller del escultor Jesús Méndez Lastrucci y con un almuerzo en el restaurante El Cabildo, para concluir con el acceso a una silla en la Plaza de la Virgen de los Reyes, culmen de la Carrera Oficial, para presenciar el discurrir de las cofradías en la calle. «A ellos les choca bastante que cuando suena el Himno de España al salir los pasos de la Catedral la gente no se levante. Los turistas, sin embargo, se levantan todos en señal de respeto».

Tour Cofrade es una empresa en expansión. «Hemos dado el salto a la provincia y ofertamos recorridos para conocer la Semana Santa de municipios como Marchena, Carmona, Utrera, Écija y Lebrija». El próximo reto de esta empresa sevillana será abrir delegaciones en toda Andalucía en un plazo de cuatro o cinco años, comenzando por Málaga y Granada.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016