sábado, 19 octubre 2019
10:03
, última actualización

Llegan a los concesionarios: el nuevo Renault Clio y el Porsche 911 ‘básico’

Los dos protagonistas que hoy traemos a la sección de motor pertenecen a mundos distintos: uno es un pequeño turismo popular y el otra un gran deportivo. Ambos acaban de salir a la venta totalmente renovados

Mario Garcés mgarces83 /
03 ago 2019 / 10:09 h - Actualizado: 03 ago 2019 / 13:19 h.
  • El aspecto del nuevo Renault Clio recuerda al de la anterior generación, aunque recibe muchos detalles que lo emparentan con el más reciente Mégane
    El aspecto del nuevo Renault Clio recuerda al de la anterior generación, aunque recibe muchos detalles que lo emparentan con el más reciente Mégane

TAGS:

Ya se puede pedir el nuevo Renault Clio, cuyo precio parte de 15.628 euros para la versión básica de gasolina con 100 caballos. Hay disponibles tres motores más en la gama, otro de gasolina de 130 caballos (desde 19.720 euros) y dos diésel con 85 y 115 caballos, desde 17.311 y 19.627 euros, respectivamente. Los acabados ofertados por el momento son Intens, Zen y RS Line, este último el de aspecto más deportivo. Más adelante llegará el acabado Life. La quinta generación de este utilitario, que fuera lanzado en 1990 para sustituir al Renault 5, mide 4,05 metros de longitud y su renovación llega a la par que la de otros dos modelos muy populares, el Peugeot 208 y el Opel Corsa.

Durante su comercialización también llegarán más versiones: de gasolina, con una de acceso con menos potencia, otra cuyo motor podrá funcionar, además, con GLP (autogas) y la más potente y deportiva, de la que aún no se conocen datos y cuya denominación es RS (de Renault Sport). La gama Clio está disponible con transmisión automática de siete marchas, o manual de cinco o seis velocidades (esta última, se fabrica en la factoría de Sevilla). Lo que supondrá una primicia dentro de la historia de este modelo es la llegada, durante 2020, de una versión híbrida no enchufable. Su sistema propulsor de 128 caballos, unido a una batería de poca capacidad, le permitirá recorrer pequeñas distancias en tráfico urbano en modo eléctrico, sin arrancar el motor de gasolina.

El maletero tiene una capacidad generosa para su tamaño, de 340 litros. Como en la mayoría de coches que salen al mercado, aumenta la disponibilidad de asistentes a la conducción, así como de funciones que se manejan a través de una pantalla táctil en la consola central. Esta puede ser de dos tamaños, 7 o 9,3 pulgadas, y puede funcionar con Apple CarPlay y Android Auto para replicar la patalla del teléfono móvil. También hay para la instrumentación, opcionalmente, otra pantalla que sustituye a los indicadores de aguja tradicionales. La carrocería se puede pintar en 11 colores distintos y el habitáculo se puede personalizar mediante una nueva gama de combinaciones más amplia que antes.

Porsche 911 Carrera Coupé

Llegan a los concesionarios: el nuevo Renault Clio y el Porsche 911 ‘básico’
Porsche 911 Carrera y 911 Cabriolet, dos iconos del mundo de la automoción que han sido renovados este año.

Con «solo» 385 caballos, la versión Carrera, sin más denominación, es la de acceso a la gama 911 y acaba de salir a la venta por 120.458 euros. Su motor turboalimentado de seis cilindros horizontales tiene tres litros de cilindrada y puede ir asociado a una transmisión automática de ocho marchas, aunque más adelante llegará el cambio manual. Porsche es uno de los pocos fabricantes de deportivos que, por el momento, no renuncia a las cajas de cambios manuales porque su demanda comienza a crecer entre los puristas del motor. De hecho, son las versiones más cotizadas una vez que llegan al mercado de segunda mano. Por encima del 911 Carrera están los Carrera S y 4S (el 4 indica que la tracción es total en vez de trasera, y la S, que es más potente, porque su motor da 450 caballos).

Esta generación del clásico deportivo alemán es la octava desde que se iniciase su comercialización y la que dispone de una mayor carga tecnológica. Ha aumentado el número de funciones disponibles para ayudar al conductor a circular con seguridad, incluso en condiciones de lluvia, gracias a un nuevo modo de conducción (denominado «Wet») que permite acelerar a fondo en suelo mojado sin que la estabilidad del coche se vea comprometida. Su funcionamiento es sorprendentemente preciso si se tiene en cuenta que la anchura de los neumáticos, la dureza de la suspensión y la enorme caballería que hay que transmitir al asfalto no ponen fácil conservar la adherencia cuando hay una capa de agua entre el neumático y el pavimento.

Porsche ha desarrollado también un nuevo sistema multimedia que se maneja a través de una pantalla táctil alojada en la consola central. No obstante, fiel a su tradición, ha conservado una buena cantidad de botones tradicionales para los mandos que afectan a la respuesta del coche. Puesto que el nuevo 911 lleva muy poco tiempo a la venta, aún están por salir las versiones más potentes y deportivas, cuyas siglas RS indican que están diseñadas para ser usadas a fondo tanto en carretera como en circuito. La variante descapotable se denomina Cabriolet y parte de 136.748 euros


Todos los vídeos de Semana Santa 2016