Motor

Tesla pone al día los modelos Model S y Model X

Con la actualización de ambos modelos crece la autonomía homologada, la potencia de todas las versiones y cambia el aspecto interior

Mario Garcés mgarces83 /
03 feb 2021 / 11:30 h - Actualizado: 03 feb 2021 / 11:33 h.
"Motor"
  • Los cambios exteriores se limitan a nuevos paragolpes, molduras y la disponibilidad de llantas de 19 a 21 pulgadas de diámetro
    Los cambios exteriores se limitan a nuevos paragolpes, molduras y la disponibilidad de llantas de 19 a 21 pulgadas de diámetro

TAGS:

Las cifras que se manejan ya en el mercado de coches eléctricos comienzan a rozar el absurdo y eran impensables hace una década salvo en coches hiperdeportivos. Más de 1000 caballos de potencia en un coche diseñado para transportar a la familia es lo que pone Tesla a disposición de sus clientes, por lo que deja atrás por una diferencia grande a su principal competidor, Porsche, que con el Taycan Turbo S se queda en “sólo” 761 caballos.

Tesla ha actualizado sus dos modelos de mayor tamaño, el Model S (la berlina), de 4,97 metros de longitud, y el Model X (un SUV con cierto aspecto de monovolumen que, en parte, puede competir con el Ford Mustang Mach-E) , de 5,04 metros. Ambos modelos salieron al mercado con tres años de diferencia aunque con muchos componentes compartidos. El Model S llegó en 2013 y desde entonces ha recibido cambios más o menos importantes, aunque sigue siendo el mismo coche con idéntica carrocería. El Model X fue presentado en 2016 y desde entonces es el SUV eléctrico más potente a la venta, con capacidad para llevar hasta a siete pasajeros.

Tesla ha actualizado los dos modelos de forma muy parecida y ha vuelto a centrar la atención en dos principales bazas: las prestaciones y el sistema multimedia. Todos tienen tracción a las cuatro ruedas porque comparten una misma arquitectura, con un motor delantero y otro trasero, salvo en el Model S Plaid+, que la configuración es de un motor delantero y dos para lsa ruedas traseras. El Tesla Model S está disponible con tres versiones: Gran Autonomía, desde 89.900 euros con 670 caballos y una autonomía de 663 kilómetros; Plaid, desde 119.900 euros con 1020 caballos y 628 kilómetros de autonomía, y Plaid+, desde 139.900 euros con 1100 caballos 840 kilómetros, una autonomía excepcional gracias a que esta versión dispone de una batería inusualmente grande para lo que se estila en la actualidad.

En el Model X la estructura de la gama es parecida, aunque con sólo dos versiones elegibles con cinco o siete asientos: Gran Autonomía, con 670 caballos y 580 kilómetros de alcance homologado, desde 99.990 euros y Plaid, con 1020 caballos y 547 kilómetros de autonomía, desde 119.990 euros. La configuración de siete asientos cuesta siempre un extra de 3700 euros. Por el momento, en todos los casos salvo el Model S Plaid+, Tesla sólo ha comunicado la capacidad útil de la batería, de 100 kWh. La potencia máxima de carga rápida es de 250 kW.

Una de las novedades más llamativas del habitáculo tanto del Model S como del Model X es el volante que, al menos en las fotos oficiales (está por confirmar si las versiones que se vendan en Europa tendrán el mismo volante) es al estilo del de algunos coches de competición, sin aro en la parte superior y de forma cuadrada. Este tipo de volantes, similar al que tenía “El Coche Fantástico”, suelen ser incómodos para maniobrar en ciudad o en carreteras de curvas cerradas en cuanto es necesario recolocar las manos para girar más de un cuarto de vuelta. Además, ahora desaparecen las palancas por detrás del mismo, como la de los intermientes, que se pasan a controlar desde dos superficies táctiles sobre el propio volante.

Tesla pone al día los modelos Model S y Model X
Las dos pantallas multimedia centrales, vistas desde la segunda fila de asientos

El Salpicadero ha sido totalmente remodelado por Tesla. Sigue disponiendo de dos pantallas, como hasta ahora, pero la central, de 17 pulgadas, es regulable en inclinación y pasa a tener disposición horizontal en lugar de vertical. La otra pantalla es la de instrumentación, frente al conductor. El sistema multimedia, con conexión de datos, permite recibir actualizaciones de forma remota y da acceso a la información de tráfico en directo, a plataformas de televisión bajo demanda y a videojuegos, para los cuales se puede usar un mando inalámbrico desde cualquier plaza o la nueva pantalla táctil que hay para la segunda fila de asientos. Desde esta pantalla se pueden controlar otros elementos de confort, como la climatización, así como tener acceso a las plataformas de entretenimiento.

El equipamiento disponible está siempre disponible bajo un único nivel de acabado denominado Premium, aunque con pequeñas diferencias. Los Model S y Model X Gran Autonomía tienen molduras interiores de madera, mientras que los Plaid y Plaid+ las tienen de fibra de carbono. El volante y todos los asientos disponen de calefacción, además de ventilación para los asientos delanteros, climatizador de tres zonas y techo panorámico. Para el habitáculo se puede elegir cuero negro sin coste extra, o bien una combinación de negro con blanco o negro con beis, en ambos casos por un sobreprecio de 2100 euros.

Otra de las novedades de los Model S y Model X es la de que el sistema de asistencia a la conducción de nivel 2 de autonomía, al que Tesla denomina Autopilot (aunque no es un piloto automático en el sentido estricto), se puede ampliar, por 7500 euros, con la función “Capacidad de conducción autónoma total”, que mejora la capacidad de maniobra de asistencia al conductor con las funciones de adelantamiento en autopista, reconocimiento de semáforos, aparcamiento automatizado y la función “Convocar”, que consiste en poder sacar el coche de una plaza de aparcamiento sin estar dentro, algo de lo que también disponen actualmente modelos de Audi y Mercedes-Benz, por ejemplo.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos