Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
El autor es ninguno
Actualizado: 28 sep 2022 / 20:15 h.
  • El taxi andaluz protesta ante el Parlamento contra «el abandono» de la Junta
  • El taxi andaluz protesta ante el Parlamento contra «el abandono» de la Junta
  • El taxi andaluz protesta ante el Parlamento contra «el abandono» de la Junta
  • El taxi andaluz protesta ante el Parlamento contra «el abandono» de la Junta
  • El taxi andaluz protesta ante el Parlamento contra «el abandono» de la Junta
  • El taxi andaluz protesta ante el Parlamento contra «el abandono» de la Junta
  • El taxi andaluz protesta ante el Parlamento contra «el abandono» de la Junta
  • El taxi andaluz protesta ante el Parlamento contra «el abandono» de la Junta
  • El taxi andaluz protesta ante el Parlamento contra «el abandono» de la Junta
  • El taxi andaluz protesta ante el Parlamento contra «el abandono» de la Junta

Varios centenares de taxistas han protestado este miércoles ante el Parlamento andaluz contra el decreto aprobado por la Junta para regular la actividad a los VTC en los núcleos urbanos a partir del 1 de octubre, una norma que consideran es fruto de la "improvisación" y refleja a su juicio el "abandono y la indiferencia" del Gobierno andaluz para con el sector.

La protesta, que ha arrancado pasadas las 17,00 horas en el Estadio Olímpico, ha tenido su punto álgido al llegar al entorno de la cámara andaluza, donde comparecía la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, precisamente para informar sobre la nueva regulación.

Entre pitos, insultos, canticos, tambores y petardos, y rodeados de numerosa presencial policial, han pedido la dimisión de Carazo y han gritado que "el taxi unido jamás será vencido", preludio de las acciones legales que pretenden tomar contra el decreto, y cuyos contornos estudian ahora, según ha avanzado en rueda de prensa el presidente de Élite Taxi, Rafael Baena.

Precisamente Baena y otros responsables de asociaciones del taxi han seguido la comparecencia de Carazo dentro del pleno, mientras en el exterior varios centenares de taxistas expresaban su rechazo a la forma de proceder en esta cuestión de la Junta, que sienten les ha tratado con "indiferencia", uno de los principales motivos para protestar una vez aprobada la norma, junto con el "abandono" del Gobierno andaluz y su "improvisación" para elaborar el decreto.

"Ha sido indiferencia total, no han admitido ninguna de nuestras propuestas y siguen imponiendo, que creo que es lo que van a seguir haciendo en todos los sectores", ha dicho en declaraciones a periodistas el presidente de Solidaridad del Taxi, Antonio Velarde, quien ha remarcado que ahora lo que esperan es "ir al juzgado", aunque no descarta futuras movilizaciones en la calle.

"Vamos a seguir de manera inteligente, protegiendo al usuario, que somos nosotros los que de verdad los protegemos", ha sostenido, antes de apuntar que no cejarán hasta que "creamos que se logra una estabilidad en el taxi y no la indiferencia".

Los taxistas apostados frente al Parlamento han recibido el apoyo del diputado de Por Andalucía Juan Antonio Delgado, que ha salido del Pleno para trasladar el apoyo de su grupo parlamentario ante la aprobación de esta norma, anunciada a primeros de este mes y que ha sido contestada desde entonces por los taxistas en movilizaciones frente al Parlamento y la Consejería de Fomento, donde se desarrollaron las negociaciones.

Hasta este martes, día en que se aprobaba la regulación, que según la Junta busca dar "seguridad jurídica", ha sido aprobada este martes con solo dos peticiones del sector del taxi fuera de su texto definitivo: la precontratación con un tiempo de 15 minutos y la eliminación de licencias estatales concedidas a los VTC.

En concreto, el Decreto ley establece que no habrá más autorizaciones que las que ha concedido el Estado y solo podrá haber nuevas en un futuro si se cumple la ratio de un VTC por cada 30 taxis.

Además, se fijan zonas de protección para que los VTC no puedan aparcar ni circular sin servicio precontratado a 300 metros de aeropuertos, puertos o estaciones de trenes y autobuses, así como a 150 metros de hospitales, grandes centros comerciales y de ocio, paradas de taxis, hoteles de al menos 4 estrellas, sedes judiciales o lugares donde se celebre un evento deportivo, cultural o social.

La norma también prohíbe la geolocalización previa a la contratación y el usuario solo podrá saber dónde está el VTC cuando lo contrate.

La Junta de Andalucía incluirá en el reglamento una regulación de precios que evite tarifas abusivas de los VTC en los momentos de gran demanda. Se podrá establecer una tarifa máxima por proporcionalidad y necesidad y previa audiencia de las organizaciones del sector, de consumidores y usuarios.