Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
El autor es ninguno
Actualizado: 28 sep 2022 / 16:49 h.
  • Registran una finca del investigado por la desaparición de un temporero en Jaén

La Guardia Civil está inspeccionando una finca de olivar propiedad del vecino de Villacarrillo (Jaén) investigado por la desaparición en enero de 2021 de un temporero de la aceituna de nacionalidad senegalesa.

La Unidad Central Operativa (UCO) lleva a cabo esta semana nuevos trabajos para tratar de encontrar alguna pista sobre el paradero de este hombre, según han indicado este miércoles fuentes cercanas al caso consultadas por Europa Press sobre esta "operación abierta".

De este modo, continúan con la búsqueda sobre el terreno, después de las pesquisas de la pasada semana. En esa ocasión, se centró en propiedades inmobiliarias del citado vecino, un empresario agrícola para el que trabajó el jornalero y que ya fue objeto de investigación por la desaparición de otro temporero en 2013, aunque fue absuelto en el juicio.

Los agentes llevaron a cabo registros minuciosos en un garaje y una vivienda, en los que también participaron perros del servicio cinológico. Además, se contó con miembros de los grupos de Actividades Subacuáticas (GEAS) y de Rescate Especial de Intervención en Montaña (Greim) para la inspección de un pozo ubicado en el inmueble.

Sobre este caso se ha pronunciado la subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, quien valoró el pasado jueves el "trabajo incansable y callado" que realiza la Guardia Civil y que "en muchos casos no tiene visibilidad".

En este sentido, afirmó que, "desde que en enero de 2021 desapareció este ciudadano senegalés, ha estado trabajando Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén". "Cuando ellos ya han visto que necesitaban otros medios, han acudido a la UCO (Unidad Central Operativa) y ahora mismo es un juez el que está a cargo", añadió.

La subdelegada afirmó que hay una persona investigada en el marco de esta operación, no detenida hasta ahora, e incidió en la importancia de "tener prudencia" en tanto es un caso que sigue en investigación.

Investigación anterior

Cabe recordar que sí se procedió al arresto de este vecino de Villacarillo por la desaparición en diciembre de 2013 de un temporero maliense que trabajaba para él en la recogida de la aceituna.

Se trataba de Tidiany Coulibaly, de 22 años, del que se perdió el rastro después de que él y otros trabajadores inmigrantes de su cuadrilla mantuvieran una discusión con el referido empresario agrícola, al que manifestaron sus quejas por las condiciones de trabajo en la recolección.

Tras ser juzgado en 2016 por, entre otros delitos, explotar a trabajadores inmigrantes y haber hecho desaparecer a uno de ellos que se levantó en portavoz de la cuadrilla, fue absuelto del delito de desaparición forzosa de Tidiany Coulibaly.

La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén, por contra, lo condenó a un año de cárcel y multa de 4.200 euros por un delito contra los trabajadores, que "eran explotados", y a otro año y medio de prisión por un delito contra la Administración de Justicia junto a otra multa de 6.000 euros. Además, por una falta de defraudación de fluido eléctrico se le condenó al pago de otra multa por valor de 1.200 euros.