Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
El autor es ninguno
Actualizado: 09 sep 2022 / 10:41 h.
  • El césped artificial ‘perjudica seriamente la salud’

La grave lesión en el tobillo del delantero del Betis Juanmi Jiménez, pendiente aún de pruebas médicas que determinen su alcance, y la también importante del central Víctor Ruiz han suscitado las críticas acerbas de sus compañeros al césped artificial en el que se jugó el partido de Liga Europa ante el HJK Helsinki, que, como el tabaco, ‘perjudica seriamente la salud’.

Fue en el minuto dos del encuentro cuando el punta de Coín cayó lesionado en la disputa de un balón en el césped sintético del campo finés y sus evidentes muestras de dolor y el hecho de que saliera en camilla hicieron que la inquietud se adueñara de todos y que las caras del chileno Manuel Pellegrini y su segundo, Rubén Cousillas, adquirieran tintes de poema.

Juanmi Jiménez, quien hasta ayer lo había jugado todo esta temporada y fue el único que Pellegrini mantuvo en su once titular respecto al partido liguero ante el Real Madrid, fue trasladado a un hospital de Helsinki para hacerse una primera exploración que descartó la lesión ósea, aunque las pruebas en Sevilla habrán de determinar qué zona del tobillo o sus ligamentos tiene dañada y la magnitud del daño.

No fue sólo Juanmi, también el central Víctor Ruiz se lesionó en el ecuador del partido en el tobillo, un esguince que, en principio, no tiene el alcance de la dolencia de Juanmi y que también se achacó a las peculiaridades del césped artificial, una superficie impropia de una competición como la Liga Europa, en opinión de la plantilla bética.

Especialmente contundentes fueron dos de los pesos pesados del Betis, el portero chileno Claudio Bravo y el central argentino Germán Pezzella, quienes criticaron que partidos de esta altura se jueguen en césped artificial, algo que apuntó igualmente Manuel Pellegrini.

«Cuando un futbolista profesional se queja no lo hace por gusto, sino porque pasan estas cosas. Tomamos ciertas precauciones ante campos así, como el tipo de botas. Pero es difícil de explicar. Perdimos dos compañeros, más que nada, por el campo. Son cosas que hay que revisar», aseveró Pezzella.

En la misma línea, Claudio Bravo dijo que todos los futbolistas son «claros al criticar estos campos» porque «no son condiciones óptimas» y «siempre está presente la lesión».

«Es el temor de venir a estos campos. Ayer lo comentamos, que tuviéramos cuidado y calentáramos bien. Nosotros casi nunca estamos en estas condiciones. Lo cambia todo, la velocidad del balón, los controles, la pisada», explicó el arquero de Buin.

A la espera de las pruebas médicas, Juanmi «probablemente tenga una lesión importante, pero no hay un certificado al cien por ciento», según avanzó Pellegrini, mientras que el traumatólogo y consejero del Betis, Rafael Muela, descartó lesiones óseas e informó de que un estudio radiográfico de urgencia ha determinado «una distorsión grave del tobillo izquierdo».

Las lesiones de Víctor Ruiz y, sobre todo, la de Juanmi suponen un serio contratiempo para Pellegrini después de la rotura muscular sufrida por el francés Nabil Fekir en el partido ante el Real Madrid en el Bernabéu, lo que deja al chileno sin dos de las piezas más determinantes en su juego de ataque.

Pellegrini no podrá utilizar a estos jugadores, como mínimo, en los tres partidos que tiene por delante hasta el parón liguero, en los que recibirá en el Villamarín en Liga a Villarreal y Girona y, entre medias, al Ludogorets búlgaro el próximo jueves en el segundo de los duelos del Grupo C de Liga Europa.