Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
Actualizado: 26 may 2022 / 04:00 h.
  • Las cuentas del Betis: fichajes y ventas

En todo ello juega un papel fundamental la economía del club y la necesidad de efectivo tanto para fichar y potenciar la plantilla como para poder acometer otra serie de mejoras e nivel físico e institucional. Todo ello tiene una relación directa con el límite salarial y con los derechos que cobra el club.

En ello tiene una importancia alta el haber acabado en quinta posición en la tabla que le reportará casi 32 millones de euros que sumados a otros ingresos debe formar parte del reparto de cara a la nueva temporada.

Ya lo han dicho los rectores del club: se necesita compensar las cuentas. Para ello hay dos opciones, la primera es la venta de jugadores franquicias de la actual plantilla y la segunda opción -por la que abogan casi todos los equipos- es subir el límite salarial que ha hecho que la pasada temporada casi todos lo rebasaran. La necesidad de vender también viene por ese límite que se gestiona en la actualidad.

En el Betis muchos son los dedos que señalan al excelente jugador argentino Guido Rodríguez como posible fuente de ingresos, con una clausula de 80 millones de euros parece que está al alcance de muy pocos y los pocos que tienen cash no están dispuestos a gastar tanto en el mediocentro. Es curioso porque luego si lo hacen con jugadores que tienen otro cartel y «chica» esa tabla de medir en una situación en la que el Betis no debería ceder de sus pretensiones.

Ejemplo de ello son las ofertas que Atlético de Madrid -muy interesado el equipo del Cholo Simeone- o el Arsenal han puesto sobre la mesa y que en el primero de los casos es de 30 millones de euros -cifra irrisoria- o el Arsenal que se mueve en poco más de 36 millones según la prensa inglesa.

Pellegrini considera a Guido Rodríguez como su pieza angular en el centro del campo y sabe lo difícil que es conseguir un jugador así, un jugador que cuando falte pueden notar en el equipo muchísimo su ausencia y no se consiga ser la roca que ha sido este año el centro del campo del Betis; ¡ojo! con lo que se vende y con lo que se ficha pues un repuesto a Guido no es barato y no se tiene certeza de su resultado. Muchos blufff han pasado por Heliópolis y con gran cartel...

Se habla para suplir su posición del jugador del Bayern de Munich Marc Roca (ex del R.C.D. Español) que por unos 7 millones de euros recalaría en el Villamarín pero el hándicap son sus emolumentos. Salía a la palestra el nombre de Vinicius del Santos, en competencia con el Sevilla FC, pero más parece un «globo sonda» que una realidad. Sea como fuere también se sopesan soluciones de casa como adelantar a Edgar de posición y cubrir la del argentino o la del pobre Paul. ¿Dan seguridad? Ambos buenos jugadores pero no está el Betis para experimentos y no es el chileno entrenador de experimentos.

Los activos del Betis pasan también por el portugués Carvalho, en su último año de contrato (2023) y que o se renueva o se corre el riesgo de dejarlo marchar gratis. El mediocentro tiene cartel en Portugal y en Inglaterra, en su país ha sido seguido por el Benfica y el propio Sporting de Lisboa, su libertad está en torno a los 40 millones de euros pero al ser su último año se rebajaría esa cifra quedando en torno a los 25 millones y no estando los portugueses por la labor de pagar tanto por un jugador de calidad contrastada.

En Inglaterra si tiene más opciones de inversión y son Leeds (que se ha salvado del descenso), Leicester o West Ham los que más se apuntan como posibilidad desde el Reino Unido para ser el caladero del jugador que no se quiere ir de Sevilla y se está más cerca de su renovación que de su venta.

Cuidado también con las plusvalías que se reservaron los clubes de origen, eso resta capital a la venta final.

Para la zona de mediocentro con polivalencia constructiva y de desborde tenemos las opciones del deseado Dani Ceballos del Real Madrid y Álex Fernández, del Cádiz. Este podría tener un contrato ya firmado con el Betis dada su no renovación por el conjunto amarillo y que en enero se apunto la posibilidad de tener ese acuerdo cerrado. Mediocentro ofensivo con caída a banda y muy interesante de cara a reforzar la zona medular verdiblanca.

A Dani Ceballos se le conoce sobradamente, el Real Madrid aceptaría una venta en torno a los 12 millones de euros más variables, aunque el Betis parece que estaría en torno a los 8 millones de euros, el deseo del jugador de venir a Sevilla es conocido por todo dado que en el conjunto de Florentino Pérez tiene pocas opciones de jugar. El del Cádiz llegaría con la carta de libertad en el bolsillo.

Jugador también con cartel en Europa es Fekir, su principales «novias» son el FC. Barcelona y el Liverpool, el problema del primero es que no tiene dinero para fichar o las garantías que pone sobre la mesa no son fiables dada su situación económica. Fekir ha sido elegido como uno de los jugadores de esta pasada campaña y cuesta 60 millones de euros, regatear esa cifra es mal vender al jugador que no se quiere ir de Sevilla. El segundo aspirante es el Liverpool de Kloop que quiere al desequilibrante franco-argelino en sus filas. ¿Qué sucederá? Eso lo rige el mercado.

En el capítulo de entradas llegarán Luiz Felipe, el italo-brasileño de la Lazio, gran central y un muy bien fichaje a gasto cero -aunque con plusvalía para su agencia por la carta de libertad-, un jugador codiciado en Europa por grandes equipos que, si embargo recalará en el Betis.

El segundo es la perla brasileña del Fluminense Luiz Henrique, jugador con desborde y gol, aunque con poco centro -algo que tendrá que potenciar-. Llega a cambio de 13 millones de euros y su resultado es una incógnita, no es lo mismo jugar en España que en Brasil, ejemplo de algo similar es el caso de Laínez, una promesa que no ha acabado de cuajar en el Betis y que buscará una cesión para tener más minutos.

Del cadista Álex Fernández -como se ha indicado- todo son incógnitas, es un jugador que gusta pero hasta que no se cumpla su contrato con la entidad amarilla parece poco probable que se anuncie nada sobre su futuro, fichado o no fichado.

Más claro lo tiene el Betis con Bellerín, se le considera el dueño del carril derecho con el permiso de Sabaly y el jugador ya ha dicho que tanto Arsenal como Betis saben que es lo que él quiere y eso es jugar en el Betis. Está dispuesto a hacer un esfuerzo económico de nuevo pero también pide el esfuerzo tanto a «gunners» como verdiblancos. Pellegrini ha pedido su fichaje definitivo allá donde el Arsenal puede usar la baza de fichar a Guido para en una negociación a tres que entre en liza.

En la portería es seguro el regreso de Dani Martín que ha cuajado una campaña muy buen en el Málaga así como de Loren Morón, que podría recalar en el Cádiz y de Rober que no acaba de encontrar su sitio y que podría buscarse una nueva sesión.

Otros jugadores que suenan para el Betis son el caso de los barcelonistas Riqui Puig o Abde y de los que el FC. Barcelona, al menos del primero, desea desprenderse. También del francés Aouar, un fino extremo que las lesiones han lastrado y que podría salir de Lyon por 12 millones de euros.

La economía manda, el año pasado el gasto en fichajes fue de apenas 4 millones de euros y este año el Betis deberá hacer un esfuerzo para crecer, en el crecimiento está la ganancia, en el esfuerzo está el conseguir mejores frutos allá donde Pellegrini o Antonio Cordón saben donde están los caladeros de jugadores interesantes o de aquellos que, bajo ningún concepto salvo oferta mareante, se debe vender pues va en contra de ese crecimiento y de la entidad. El Betis se ha acostumbrado a los aplausos, no sería bueno volver a los pitos...

ETIQUETAS ►