Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
El autor es ninguno
Actualizado: 12 sep 2022 / 10:18 h.
  • Luiz Felipe, los buenos vienen adaptados

El partido imperial que se marcó el central ítalo-brasileño Luiz Felipe Ramos en la victoria del Betis ante el Villarreal (1-0),, en el Benito Villamarín es una prueba de que, pese al manido lugar común con tintes exculpatorios tan extendido en el mundo del fútbol, los buenos se adaptan rápido porque hablan entre sí y con fluidez el mismo idioma y vienen con el rodaje de serie.

Colocación, jerarquía, anticipación, corte, juego por arriba y por abajo, lectura de los tiempos del partido y salida del balón son virtudes que desplegó Luiz Felipe ante los de Unai Emery en su tercer partido oficial con la camiseta bética desde que llegó libre el pasado verano procedente del Lazio italiano con un contrato hasta 2027.

El zaguero paulista, de 25 años, ha necesitado muy poco para erigirse en jefe de la defensa del equipo del chileno Manuel Pellegrini en los tres partidos que lleva jugados en LaLiga desde que dispuso de sus primeros minutos ante Osasuna y debutó como titular en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid por la sanción del argentino Germán Pezzella.

Tres partidos, dos de ellos como titular, han bastado al central de Colina para hacer con la zamarra titular del Betis después de que no pudiera empezar la competición liguera por un retraso en su inscripción y por tener que cumplir ante el Mallorca el partido de sanción que traía desde la liga italiana.

Allí había brillado con luz propia y, en cinco temporadas en el ‘calcio’, se había hecho a las exigencias del fútbol europeo de élite Luiz Felipe, un acierto de la dirección deportiva verdiblanca comandada por Antonio Cordón al conseguir implicar al zaguero en el proyecto bético y hacerse con sus servicios a coste cero meses antes de que se abriera el mercado.

Junto a Luiz Felipe, también llegó desde el Fluminense brasileño su compatriota Luiz Henrique Rosa da Silva, de rendimiento creciente y autor del pase que terminó en el gol de Rodri Sánchez ante el Villarreal, y William José da Silva, fichado en propiedad tras un año de cesión desde la Real Sociedad.

El central ítalo-brasileño debutó con la verdiblanca en la concentración de los de Pellegrini en Inglaterra y lo hizo en un amistoso ante el Olympique de Marsella francés en Chesterfield, cuando Luiz Felipe ya había entrado con buen pie en el vestuario verdiblanco, como él mismo ha reconocido como una de las claves de su rendimiento.

«Tuve una gran acogida, llegué a una familia en la que todos me facilitaron las cosas para estar tranquilo y eso te permite pensar en dejar lo mejor de cada uno en el campo», dijo a Betis TV el internacional por Italia, a quien ya le había avisado su compañero en el Lazio, el lateral Riza Durmisi, de que la afición bética «era de locos», un «jugador más dentro del campo», como destacó.

Luiz Felipe comenzó su carrera futbolística en el Ituano de Brasil, en 2016 dio el salto a Europa con su fichaje por la SS Lazio, que lo cedió a la Salernitana en su primera temporada en Italia; y en 2017 regresó a la plantilla del club romano, en el que en cinco temporadas ha jugado 152 partidos en los que marcó tres tantos y dio cinco pases de gol.

Internacional sub-20 y sub-23 con la selección brasileña, por tener también la nacionalidad italiana este año recibió la llamada del seleccionador de Italia, Roberto Mancini, y debutó con la Azzurra el pasado 14 de junio de 2022 en un partido de Liga de Naciones ante Alemania.

ETIQUETAS ►