Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
El autor es ninguno
Actualizado: 14 sep 2022 / 18:21 h.
  • Puntos de oro por el liderato

Betis y Ludogorets búlgaro se juegan este jueves en el Benito Villamarín tres puntos de oro por el liderato del Grupo C de la Liga Europa tras las victorias respectivas de la primera jornada ante el HJK Helsinki finés (0-2) y, sobre todo, la lograda por el equipo de Razgrad ante el Roma de José Mourinho (2-1).

Este resultado sorpresivo ante el máximo favorito del grupo amplía las posibilidades de los de Manuel Pellegrini de amarrar la clasificación para la ronda de eliminatorias en caso de victoria ante los búlgaros, un rival difícil tras haber derrotado a la escuadra romana y sumado tres puntos de prestigio y confianza en sus posibilidades de pasar.

Pellegrini no renuncia a la máxima del partido a partido y, sabedor del desgaste de jugar jueves y domingo, afrontará el choque, como suele, con la experiencia y rigor que le son consustanciales para acometerlo todo con garantías y, al mismo tiempo, con la gestión de toda la plantilla para dar descanso sin menoscabo de la competitividad.

Ya en Helsinki ante el HJK introdujo diez cambios en su once inicial respecto al que había puestos en liza en el Santiago Bernabéu y mañana, en el Villamarín, hará rotaciones en su once, en el que será sustancial la baja por una grave lesión en su tobillo izquierdo de su goleador Juanmi Jiménez, que se une a las del francés Nabil Fekir y el central Víctor Ruiz.

Además, se ha unido esta semana la del lateral derecho franco-senegalés Youssouf Sabaly, con una lesión muscular que le hará perderse el duelo de mañana y también el liguero del próximo domingo ante el Girona en el Villamarín, como ha confirmado este miércoles Pellegrini en rueda de prensa

Volverá a la portería el chileno Claudio Bravo, mientras que en el lateral derecho jugará Aitor Ruibal por las ausencia de Sabaly y la no inscripción de Martín Montoya; y en el izquierdo Juan Miranda suplirá a Álex Moreno, con un eje de la zaga con el ya líder, el italo-brasileño Luiz Felipe Ramos con Édgar González o Germán Pezzella.

Las variaciones en el mediocentro de dos, formado de forma habitual por el argentino Guido Rodríguez y el portugués William Carvalho, podrían pasar por nombres como el marfileño Paul Akouokou en tareas defensivas junto a otros como el mexicano Andrés Guardado.

La línea de tres mediapuntas podría estar formada por Rodri Sánchez y el brasileño Luiz Henrique en los costados y el capitán Joaquín Sánchez como enganche con el ‘9’, posición que será ocupada por William José da Silva, el doble goleador en la primera jornada en la victoria ante el HKJ.

Por su parte, el Ludogorets llega al Villamarín sin nada que perder y sabedor de la importancia de puntuar tras la victoria ante los de Mourinho en Razgrad, tras puntos de oro que lo colocan en la lucha por los puestos que dan derecho a las rondas de prestigio.

Llegan los del esloveno Ante Simundza tras vencer con solvencia al Botev Vratsa (0-4) y situarse en el liderato de la liga de Bulgaria después de sumar su quinto triunfo seguido en la competición doméstica.

Cuentan los búlgaros con la principal baza en su ataque del extremo internacional búlgaro Kiril Despodov, quien ha sumado seis goles en los últimos cinco partidos.

Por ello, Pellegrini ha avisado de que no pueden «entrar confiados» por la potencia y «mucha calidad» de su rival, para apuntalar las opciones béticas de lograr el objetivo de pasar a la siguiente ronda, para lo que saldrán concentrados en defensa y con la máxima de que ganar partidos no garantiza vencer en los siguientes.

Alineaciones probables:

Betis: Claudio Bravo, Aitor Ruibal, Luiz Felipe, Edgar, Miranda; Paul, Guardado; Luiz Henrique, Joaquín, Rodri; y William José.

Ludogorets: Padt; Cicinho, Verdon, Witry, Nedyalkov; Cauly Souza, Piotrowski, Cafumana; Tekpetey, Nascimento Rodrigues y Despodov.

Árbitro: Andris Treimanis (Letonia).

Estadio: Benito Villamarín.

Horario: 21.00 horas (CET) (19.00 GMT) .