Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
Actualizado: 18 jun 2022 / 04:55 h.
  • La verdad sobre la pretendida señal extraterrestre detectada por China

No es la primera vez que se intenta «escuchar» al espacio y recibir pretendidos mensajes provenientes del mismo y de una civilización desconocida. Pero ahora, desde el Telescopio Esférico de 500 Metros de Apertura (FAST) se ha podido detectar «varios casos de posibles rastros tecnológicos y de civilizaciones extraterrestres».

La noticia se repite, hace unos meses también se recibieron interferencias que, en un primer momento, se confundieron con mensajes, en esa ocasión la noticia ha sido divulgada por Science and Technology Daily, el periódico oficial del Ministerio de Ciencia y Tecnología chino.

¿Contacto con extraterrestres?

Ha sido el denominado como «Sky Eye» (radiotelescopio) el que ha recibido «varias señales electromagnéticas de banda estrecha diferentes de las anteriormente identificadas». Siendo dos conjuntos de señales sospechosas posiblemente atribuidas a civilizaciones extraterrestres, la primera en 2019 y la segunda este mismo año.

«La posibilidad de que la señal sospechosa sea algún tipo de interferencia de radio también es muy alta, y hay que seguir confirmándola y descartarla» digo Zhang Tongjie, responsable de la investigación que añadió: «La búsqueda realizada con el ‘Sky Eye’ es un largo camino y hemos trabajado duro».

El FAST está FAST, ubicado en la provincia de Guizhou, es el radiotelescopio de apertura más grande y sensible del mundo. El plato se terminó en 2016 y la construcción del observatorio costó 171 millones de dólares. Siendo su misión la búsqueda de vida extraterrestre y otros objetivos exoplanetarios llevada a cabo por la Universidad Normal de Pekín y la Universidad de Berkeley, California (estados Unidos).

«’El ‘Sky Eye’ de China repetirá las observaciones de las señales sospechosas ya descubiertas para seguir examinando y detectando otras nuevas. Esperamos que el ‘Sky Eye’ sea el primero en descubrir y confirmar la existencia de civilizaciones extraterrestres» finalizó Zhang.

La explicación más racional

Para obtener una perspectiva objetiva sobre los “rumores” de FAST, se contactó a Dan Werthimer, presidente de Marilyn and Watson Alberts SETI (búsqueda de inteligencia extraterrestre) en el Departamento de Astronomía y el Laboratorio de Ciencias Espaciales de la Universidad de California, Berkeley. Trabaja con los investigadores SETI de la Universidad Normal de Beijing.

Werthimer arrojó quiso enfriar los ánimos sobre la posibilidad de que las señales FAST fueran producidas por extraterrestres avanzados: «Estas señales provienen de interferencias de radio; se deben a la contaminación de radio de los terrícolas, no de extraterrestres. El término técnico que usamos es 'RFI': interferencia de radiofrecuencia. La RFI puede provenir de teléfonos celulares, transmisores de televisión, radares, satélites, como así como dispositivos electrónicos y computadoras cerca del observatorio que producen transmisiones de radio débiles», dijo.

«Todas las señales detectadas por los investigadores de SETI hasta ahora son hechas por nuestra propia civilización, no por otra civilización», agregó Werthimer.

«Se está volviendo difícil hacer observaciones SETI desde la superficie de nuestro planeta. La contaminación de radio está empeorando, a medida que se construyen más y más transmisores y satélites. Algunas bandas de radio se han vuelto imposibles de usar para SETI» concluyó.

Así se pone el punto y el contrapunto a una noticia que ha dado la vuelta al mundo y que, nuevamente, supuestas inteligencias extraterrestres –como los OVNI- vuelven a estar en el “ojo del huracán” mediático. Habría que ir más allá y preguntarse por la razón a todo ello y en este momento, en un momento delicado para el mundo y en el que se ha replanteado la existencia de esos UAPs u OVNIs de siempre.