Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
Actualizado: 25 mar 2022 / 04:04 h.
  • ¡Lo qué el ojo no ve! Los secretos de la iglesia de Santa Marina

Leer la piedra y desvelar los secretos que tiene no es sencillo, máxime si se tiene en cuenta que todo se realizó con un propósito escondido al profano y que sólo los iniciados tenían acceso a ello.

Así hay que recorrer la portada de la iglesia, de derecha a izquierda y comprender lo que nos quiere decir. Así, la primera figura que observamos es Santa Margarita. Está apoyada en una ménsula con una Flor de Lis, decoración que refuerza el mensaje simbólico de la figura, la castidad y la pureza.

Está coronada, como ya sabemos, haciendo referencia al relato de la princesa salvada por caballero del estómago de la bestia. También lleva en la mano izquierda una cruz paté rodeada de un círculo, muy propia de la hermandad templaria. El otro atributo importante de la figura es un cinturón.

Este lo vemos salir desde la mano derecha y su simbología vuelve a ser la castidad.

La segunda figura hace referencia a la historia de Santa Marina, aunque a primera vista nos podamos confundir con una figura clásica de la Virgen y el Niño.

Sabemos que eso no es así ya que el niño se sienta sobre la rodilla derecha de la figura y no a la izquierda, como se acostumbra a representar al Niño Jesús con María.

Este es el momento, de la historia de Santa Marina, en el que toma al niño de la mujer presuntamente violada por el monje Martín como si fuese suyo y lo cuida y lo alimenta. Justamente sobre la clave del arco distinguimos la figura de Dios Padre sentado, con los codos en las rodillas ofreciéndonos las manos.

El mostrarnos sus rodillas es la señal directa para el iniciado en la que se indica: estás teniendo acceso a alguno de los conocimientos que integran el proceso iniciático ya que estos, los iniciados, deben tener libres las rodillas para seguir avanzando sin problemas ni ataduras.

¡Lo qué el ojo no ve! Los secretos de la iglesia de Santa Marina

El león que aparece a sus pies es el símbolo de Cristo, la fuerza, el valor y la vigilancia.

Tres elementos indispensables para el que recorre el sentir iniciático de esta puerta de la iglesia de Santa Marina. El león vigila sus puertas aunque parezca dormido.

En la tercera imagen de las Santas vemos representada una dama con cabello largo, con una corona, que sujeta un libro con la mano izquierda y un dragón atado a sus pies con una cadena que parte de su mano derecha. Es Santa Margarita.

Más simbología...

El libro simboliza la sabiduría y el dragón el mal. Para vencer al mal es necesario conocer el contenido de libro.

Es importante decir que en el siglo XIII, muy pocas mujeres tenían posibilidad de acercarse a cualquier tipo de conocimiento. Esta figura podría interpretarse en sus orígenes de una manera herética.

La cuarta y última imagen se asienta en una ménsula con dos prótomos de león. Coronada como todas las figuras anteriores, tiene su mano derecha posada en su pecho y con la mano izquierda sostiene un libro de grandes proporciones.

El libro es uno de los atributos que siempre acompañan a Santa Marina, pero en esta imagen, el libro no es sólo un atributo más, en este caso el libro destaca por sus grandes proporciones, queriéndonos transmitir la importancia de la sabiduría para alcanzar un grado superior en el tránsito del iniciado.

¿Conocía todo lo que le he desvelado? A buen seguro no pero es el privilegio que tiene el lector de El Correo de Andalucía por su fidelidad y gusto por una ciudad eterna llamada Sevilla.