Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
Actualizado: 16 ene 2021 / 12:52 h.
  • El Renault 5 en primer plano y el Lada Niva al fondo, con el aspecto que tendrán si son reeditados con base en estos prototipos
    El Renault 5 en primer plano y el Lada Niva al fondo, con el aspecto que tendrán si son reeditados con base en estos prototipos

Renaulution es el nombre del plan estratégico que Renault presentó el pasado jueves, durante una rueda de prensa en la que Luca De Meo, principal directivo de la marca, detalló cada paso a dar en los próximos años para abarcar diferentes sectores del mercado a través de las marcas Renault, Dacia y Lada. El objetivo de Renault será el del segmento medio (es decir, coches del tamaño del Mégane o el Kadjar), mientras que los más pequeños y económicos serán la diana a la que apuntará Dacia, sin que ello conlleve que no haya modelos que se “canibalicen” entre sí, como ya ha ocurrido con el Sandero y el Clio. Con Lada fabricarán vehículos para uso campero, al estilo del popular todoterreno Niva, que vuelve a la palestra con aspecto a la vez futurista y retro. La electrificación estará presente en muchos de los nuevos modelos que salgan al mercado en los próximos años, como marca la tendencia actual hacia los vehículos 100 % eléctricos.

Independientemente de las estrategias a seguir, lo que parece claro en el mundo del automóvil es que, pasado un tiempo razonable desde que un modelo marca una época y posteriormente desaparece, hacer reediciones que tengan “el sabor” del original pero con una receta actualizada funciona muy bien a nivel comercial. No hay que fijarse más que en el Fiat 500, un coche que lleva en el mercado más de 12 años desde que fue relanzado y sigue vigente, aunque a la venta en paralelo con la nueva generación eléctrica. El Honda e es otro modelo que recurre a la nostalgia, aunque con un precio que lo convierte en un capricho.

El Renault 5 Prototype es un turismo de tamaño pequeño, con motor eléctrico y un aspecto que recuerda inequívocamente al popular R5 de los años 70 y 80. Los colores con los que la carrocería ha sido decorada para la ocasión no son casuales: amarillo, rojo y negro eran los que lucía el R5 Alpine Calberson de carreras, que compitió exitosamente en rallys.

El segundo gran guiño a los nostálgicos es el nuevo Lada Niva, cuyo aspecto también ha sido adelantado con un prototipo del que, ojalá (deseo del redactor), no desaparezcan muchos rasgos cuando llegue a producción el modelo definitivo. Habrá que esperar hasta 2024 para que esto suceda y, previsiblemente, estará a la venta en nuestro país. Cabe reseñar que, desde 1974, el Lada Niva original ha estado en producción con alteraciones mínimas y de forma continuada, por lo que hoy en día sigue siendo posible estrenar, en algunos países, uno de estos todoterrenos sencillos, de aspecto robusto y mecánica simple, que destaca por sus buenas cualidades fuera del asfalto (y por su ausencia de cualidades dentro de él, dicho sea de paso).

Llegarán más noticias del Grupo Renault en los próximos meses. El plan estratégico es amplio y pasa por mejorar la rentabilidad de los concesionarios sin hacer grandes inversiones en ellos. El descenso de ventas por causa de la COVID ha afectado fuertemente a los concesionarios y es importante para Renault no perder fuerza en su extensísima red comercial. De hecho, la idea es generar más liquidez y aumentar los márgenes de beneficio de sus marcas.

Para mejorar estos márgenes es importante reestructurar las gamas y esto pasa por compartir más componentes entre diferentes modelos de coche. El principal es la plataforma (el chasis), que es sobre la base que se desarrolla todo lo demás. Van a reducir la cantidad de plataformas de seis a tres, y las familias de motores de ocho a cuatro. Dentro de la información de la marca no ha habido detalles relativos al futuro funcionamiento de las fábricas de Renault en España, como la de cajas de cambios de Sevilla.

En los próximos cinco años habrá un total de 24 nuevos modelos repartidos entre las diferentes marcas, que también incluyen a Alpine, para coches deportivos, Dacia y nada menos que cuatro SUV diferentes para Lada, con al menos uno de tamaño mediano. Luca de Meo quiere que Renault aumente su peso dentro de la oferta de eléctricos y muestra de ello es el pequeño Dacia Spring, que está anunciado como el eléctrico más barato del mercado.

ETIQUETAS ►