Actualizado: 02 jul 2020 / 11:26 h.
  • No se pueden negar sus ‘genes’ Land Rover en el diseño, aunque con detalles propios y una serie de accesorios destinados al uso en terrenos abruptos
    No se pueden negar sus ‘genes’ Land Rover en el diseño, aunque con detalles propios y una serie de accesorios destinados al uso en terrenos abruptos

Para los nostálgicos del Land Rover Defender original, el mercado se había quedado huérfano en 2016. Entonces, con la salida de la cadena de producción de la última unidad fabricada, se ponía fin a 68 años de comercialización en los que el aspecto básico del coche y su orientación puramente campera no había cambiado. Se cerraba un ciclo y, casi cuatro años después, se abría otro totalmente distinto con la presentación del nuevo Defender, cuyo aspecto y filosofía ya entra en el segmento del lujo y el capricho para quien se puede permitir gastar 60.000 euros en un todoterreno con buenas capacidades fuera del asfalto.

INEOS Automotive es parte de una multinacional al frente de la cual está Jim Ratcliffe, un entusiasta del motor que ha visto un nicho de mercado en ofrecer versiones mejoradas de vehículos que ya no se comercializan pero que siguen teniendo público potencialmente dispuesto a adquirirlo. Sus ingenieros han creado una carrocería que rememora con mucha fidelidad a la del Land Rover Defender original y han desarrollado una nueva plataforma (que se fabrica en España) para adaptar motores diésel y gasolina de seis cilindros de origen BMW y una transmisión automática de ocho marchas. La producción está previsto que se inicie a finales de 2021, aunque para ello la fase de pruebas de los prototipos tiene que tener lugar en los próximos meses de manera satisfactoria.

Al principio estará disponible con carrocería de cinco puertas y más adelante con la de tipo pick-up (camioneta). La particularidad del portón trasero es que está dividido en dos partes para facilitar las labores de carga y descarga en sitios estrechos, ya que INEOS subraya que es un vehículo ideado para profesionales que necesitan de este tipo de vehículos para desempeñar su trabajo.

Para que no le falten cualidades al circular por zonas inhóspitas, su sistema de tracción total cuenta con reductora, bloqueo de los tres diferenciales (mejora la capacidad de tracción en suelo resbaladizo) y eje rígido tanto delante como detrás. En la actualidad apenas hay modelos a la venta en España que cuenten con este tipo de soluciones técnicas (antaño tan habituales en los todoterrenos). Uno de ellos es el Mahindra GOA Pik Up Plus, un vehículo sencillo con un motor turbodiesel de 140 caballos, reductora y eje trasero con bloqueo del diferencial.

ETIQUETAS ►