Image
Actualizado: 21 sep 2021 / 14:54 h.
  • La pandemia generada por las redes sociales

Otra de las grandes pandemias a las que se enfrentan las sociedades de todo el mundo es la que provocan las enormes adicciones a las nuevas tecnologías que, sobre todo, los jóvenes sufren con efectos devastadores. En concreto, las redes sociales se dibujan como causantes de problemas mentales en millones de personas de todo el planeta que lastran a una generación entera.

Si bien es cierto que las redes han puesto en manos de los usuarios una enorme cantidad de información y un importante número de posibilidades (hasta hace poco imposibles), la puerta trasera de ese avance está lleno de problemas. Así se desprende del estudio que ha elaborado Facebook, compañía creada por Mark Zuckerberg. Se señala en ese informe el problema que genera la dependencia absoluta y tóxica de muchos adolescentes a la plataforma Instagram. Los problemas que tienen que ver con la imagen personal de los chicos y chicas se agravan entre un sector de usuarios muy vulnerable a la incidencia de ideas predeterminadas que indican qué cuerpo es el ideal, qué pelo es el ideal o cómo hay que sonreír. Zuckerberg llegó a decir que «el uso de aplicaciones sociales para conectarse con otras personas puede tener beneficios positivos para la salud mental», pero, en realidad, las tendencias suicidas se disparan y los problemas mentales se multiplican.

Las compañías deben ganar dinero para poder generar riqueza y puestos de trabajo aunque no todo puede servir para conseguir ese objetivo. Si la depresión y la ansiedad invade a los jóvenes usuarios ‘enganchados´ a las redes, las empresas de ese sector deben empezar a pensar en otras cosas distintas a los beneficios. Facebook ocultó todo esto que desprendía el informe que elaboró. Lógicamente, va en contra de los intereses de la empresa. Y es predecible que sigan ocultando este tipo de problemas. Pero la sociedad debe enfrentarse a este asunto y los Gobiernos tienen que legislar. Porque no todo vale.