Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
Actualizado: 29 sep 2022 / 17:22 h.
  • En la foto, Juan Diego Valverde, el primero por la izquierda, acompañado por sus compañeros concejales Raúl Rodríguez y Manuel Bernal.
    En la foto, Juan Diego Valverde, el primero por la izquierda, acompañado por sus compañeros concejales Raúl Rodríguez y Manuel Bernal.

La relación de Los Palacios y Villafranca con la línea ferroviaria que une Cádiz y Sevilla viene siendo un tanto tormentosa desde el siglo XIX, porque esa vía que pasa por los Puertos, Jerez de la Frontera, Lebrija y Las Cabezas de San Juan, entre otros hitos, no continúa hacia este municipio del Bajo Guadalquivir, sino que gira en la estación de Las Alcantarillas hacia Utrera y luego hacia Dos Hermanas, si bien la N-IV, desde la capital hispalense, no se trazó por Utrera, sino precisamente como travesía por el pueblo de los tomates –dicen los historiadores que gracias al diputado en Cortes palaciego Miguel Murube Galán-, aunque a comienzos de este siglo la antigua travesía se transformó en avenida interna y la N-IV contó con una circunvalación que rodea el municipio por el muro de contención de las marismas. El caso es que los tiempos han cambiado, y la logística también, y en Los Palacios y Villafranca, que tanto ha reivindicado en las últimas décadas el desdoble de los ocho kilómetros y medio de N-IV que separa esta localidad de Dos Hermanas, hace décadas que también se sueña con un tren de cercanías que conectase el pueblo con la línea principal del ferrocarril.

Ese sueño del tren fue un señuelo electoral hasta el último instante en que el PSOE gobernó en este municipio. En la campaña electoral en que el socialista Antonio Maestre –que había conectado previamente dos mayorías absolutas- cayó estrepitosamente derrotado con la pérdida de más de 5.000 votos, en la primavera de 2011, una de las promesas estrella era precisamente la de la llegada del tren. Se editaron, hace más de una década, miles de trípticos con el tren llegando a una soñada estación palaciega gracias a los milagros de la realidad virtual, hasta el punto de que muchos palaciegos creyeron a pies juntillas que al proyecto solo le faltaba echar a andar. La dura realidad, mucho más tozuda, fue que de aquel proyecto solo hubo palabrería y nada más. Y tanto fue así, que al llegar al gobierno municipal Juan Manuel Valle (Izquierda y Progreso-Izquierda Unida), el sueño del tren se fue diluyendo porque estaba connotado, como otros, con la ilusoria marca socialista que en Los Palacios y Villafranca había dejado el amargo regusto de lo que se promete fácilmente porque no piensa hacerse.

Para entonces, hace ahora una década, el cúmulo de accidentes mortales en la N-IV y la posibilidad de que primero el gobierno socialista de Zapatero y luego el del PP de Mariano Rajoy afrontasen presupuestariamente el desdoble de la N-IV entre Dos Hermanas y Los Palacios hicieron que incluso partidos locales de la oposición como el PA –ya desaparecido- ejercieran presión a favor de la posibilidad de convertir ese tramo de N-V en autovía. El nuevo alcalde, Valle, se tomó la reivindicación de ese desdoble como un reto de legislatura, hasta el punto de que lo celebró brindando literalmente en los terrenos cuando en el verano de 2016 aterrizaron las primeras máquinas de la obra que por fin se decidió a emprender el Ministerio. Los trabajos del desdoble, como casi todas las obras, se retrasaron algo más de lo previsto, y Valle volvió a ganar con mayoría absoluta, con la reivindicación de que terminasen las obras como marco general de fondo allá por 2019...

Lo cierto es que antes por la ilusión de que por fin tuviera Los Palacios y Villafranca dos autovías paralelas –la AP-4 se liberalizó al poco tiempo- y luego tal vez por la pandemia, hacía mucho tiempo que ningún partido político abrazaba la olvidada bandera del tren. Y lo ha hecho ahora, otra vez, el PSOE, ahora liderado, después de una travesía del desierto que pudo costarle hasta quedarse sin concejales en el Ayuntamiento, Juan Diego Valverde, que es actualmente el líder de la oposición con un grupo municipal de cinco concejales.

No hacia Dos Hermanas, sino hacia Utrera

El portavoz socialista en el Consistorio palaciego, Juan Diego Valverde, ya ha anunciado que uno de sus proyectos de cara a la próxima campaña electoral, e incluso después, es recuperar “la justa reivindicación” de la conexión ferroviaria de Los Palacios, pero no con Dos Hermanas, como se había vislumbrado hasta ahora, sino con Utrera, aprovechando no solo la mayor cercanía, sino el proyecto común entre estos municipios de la conurbación que, para volver a reivindicarle a la Junta de Andalucía (ahora gobernada tan cómodamente por el PP) el prometido desdoble de la carretera autonómica A-362, ha hecho que se unan en este último año sus dos alcaldes, el socialista utrerano José María Villalobos y el comunista palaciego Juan Manuel Valle.

“Ese proyecto de la conurbación tiene muchísimo sentido”, insiste Valverde, “y hay que aprovechar sinergias para poner ya sobre la mesa la necesidad de conectar, mediante un cercanías, este municipio con la vía férrea que pasa por Utrera”. El líder socialista palaciego insiste en que “el proyecto hay que sacarlo del cajón aunque no sepamos en qué fecha lo lograremos” y en que “hay que ponerlo sobre la mesa porque se trata de un proyecto a largo plazo que solo los socialistas podremos llevar a cabo”, aunque, advierte, “cuando llegue la campaña electoral para las municipales” –dentro de solo unos meses- “todos los partidos llevarán esa idea en sus programas”. Valverde subraya que solo el PSOE, desde el interés y la necesidad que tiene en Los Palacios y Villafranca, cuenta “con una red de contactos directos con el Ministerio Transportes, Movilidad y Agenda Urbana”. Además, el portavoz socialista palaciego insiste en que, “cuanto antes esté el asunto sobre la mesa de temas pendientes, mejor, porque estamos viviendo unos años en que están por delante otros proyectos más acuciantes para la agenda de la administración como la S-40, el metro de Sevilla o el ampliación del puente del Quinto Centenario.

Los autobuses, fallando

El debate de la recuperación del proyecto ferroviario para Los Palacios llega en unas semanas en las que el transporte interurbano vuelve a fallar, justo al inicio del curso escolar. Aunque el Ayuntamiento logró en 2018 que la empresa Los Amarillos perdiera la concesión de la línea M-134 Los Palacios-Sevilla y la retomara Damas-Interbús, en las últimas semanas han vuelto a producirse episodios de pasajeros –estudiantes y trabajadores- que se han quedado “tirados” en los apeaderos.