Facebook Twitter WhatsApp Linkedin Comentarios
Actualizado: 30 dic 2020 / 18:32 h.
  • Foto: El Correo
    Foto: El Correo

Con problemas por mor de la pandemia de la covid-19, con algo menos de respuesta, pero con la misma ilusión, unos 300 niños de la provincia de Sevilla cuyas familias no cuentan con recursos económicos recibirán regalos de Reyes Magos mediante la iniciativa ‘Elfos y calcetines sur’, que este año cumple su quinta edición y no se ha detenido por la pandemia del coronavirus.
Se trata de una idea en la que trabajan desde que termina el verano un grupo de personas coordinadas por Rafael y Carlos Emperador (padre e hijo) , que han concretado que el año pasado llegaron a 400 niños, por 347 en 2018, con unas cifras de participación estables por parte de los colaboradores en la iniciativa.

Desde la organización se señala que solo ha afectado a la actividad este año que se han tenido que retirar los puntos de recogida ubicados en la provincia y centrarse en la capital por los problemas de movilidad, “pero se ha conseguido una buena cifra de juguetes”, además de ampliar la colaboración al centro de acogida a refugiados (CEAR) de Sevilla.

Un descenso “coyuntural”

Para los responsables de la iniciativa, el descenso de este año “es algo coyuntural”, y confían en que el año que viene se pueda, de nuevo, ampliar el ámbito de trabajo.

Ha recordado que, con la ayuda de los colaboradores, en la asociación se hacen con las cartas que los niños escriben “por arte de magia de los elfos”, y las hacen llegar a sus “elfos ayudantes”, con la condición de que cada elfo tiene que elegir un solo regalo de la carta, con un precio máximo de 30 euros.

Cuando se tienen todas las cartas listas se coordina sin que los niños lo sepan que los regalos lleguen a sus casas en la noche del 5 de enero, justo a tiempo, porque algunas cartas se reciben ese mismo día.

Nuevas iniciativas

Este año se ha comenzado a trabajar con dos propuestas “para los elfos que se han quedado sin carta”, como son “las pantuflas, regalos para personas mayores que están solas, que ya teníamos el año pasado, y los calcetines lectores, en el que el Elfo compra un libro que se añade como regalo para los niños”.

La idea ya reúne a más de 4.000 voluntarios en toda España, tras nacer en Galicia en 2012. Desde entonces se ha repartido por varios rincones de España, gasta llegar a Andalucía, de forma autónoma, en 2015.

La campaña de este año está a punto de terminar, y cuando el próximo verano vaya acabando llegará el momento de volver a llenar los calcetines de juguetes.