Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
Actualizado: 24 jun 2021 / 10:35 h.
  • El diestro de La Puebla comenta con Martín Lagares los detalles del boceto en barro del busto del diestro alicantino. Foto: mundotoro.com
    El diestro de La Puebla comenta con Martín Lagares los detalles del boceto en barro del busto del diestro alicantino. Foto: mundotoro.com

Morante de la Puebla ha donado un busto del diestro José María Manzanares (padre) que será inaugurado este domingo junto a la plaza de toros de Alicante con motivo del 50 aniversario de la alternativa del recordado maestro que se convirtió en matador de toros en la capital levantina el 24 de junio de 1971 de manos de Luis Miguel Dominguín y en presencia de Santiago Martín ‘El Viti’.

El autor de la escultura es el creador onubense Martín Lagares, que ya modeló por encargo de Morante otro busto del diestro mozambiqueño Ricardo Chibanga, al que le unían fuertes lazos de amistad. El diestro de La Puebla lo donó a la localidad portuguesa de Golegá a comienzos de 2002 a raíz del fallecimiento del torero africano, afincado en dicha localidad, víctima de un ictus irremediable. Morante siempre ha confesado una rendida admiración por el maestro levantino José María Manzanares, fallecido de un ataque fulminante al corazón en octubre de 2016. “Siempre pensé, desde su muerte, que debía ser recordado con algo importante” ha explicado el matador sevillano en una entrevista concedida al diario El Mundo en la que precisa que ese gesto sólo es “un detalle que se suma al homenaje”. El busto quedará inaugurado en la mañana del 27 de junio en la última tarde de esta atípica feria de las Hogueras de San Juan que se quedará sin el contrapunto festivo en las calles. El propio Morante está anunciado esa tarde junto a Ferrera y Juan Ortega para lidiar una corrida de Luis Algarra.

Se da la casualidad que la última vez que Manzanares padre estuvo anunciado en su tierra lo hizo el 24 de junio de 2005 alternando con el propio Morante y el matador malagueño Salvador Vega para lidiar una corrida de Juan Pedro Domecq. Ésa fue a la postre la última temporada completa del recordado maestro levantino que se retiró definitiva y sorpresivamente de la profesión el 1 de mayo de 2006 en una corrida mixta organizada a la conclusión de la Feria de Abril de Sevilla para amparar a la presentación como novillero de Cayetano Rivera Ordóñez que completó el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza.

Aquella tarde no salieron las cosas. Contrariado por el juego de los toros y enfrentado a sus apoderados, los hermanos Lozano, Manzanares decidió cortar por lo sano y después de requerir unas tijeras a su mozo de espadas se las entregó a su hijo José María para que le cortara la coleta. Había terminado su vida profesional. No había cortado las tres orejas modernamente preceptivas para abrir la Puerta del Príncipe pero un copioso grupo de toreros, espoleados por el propio Morante en unión de otros matadores como Antonio Barrera, Juan José Padilla o Enrique Ponce lo izaron en hombros y lo sacaron de la plaza por el mítico arco de piedra que no había llegado a abrir en su larga trayectoria como matador.

ETIQUETAS ►