viernes, 30 octubre 2020
04:34
, última actualización

A la manera de....!!! en Rafael Ortiz

Image
21 sep 2020 / 08:40 h - Actualizado: 21 sep 2020 / 08:47 h.
$hmKeywords_Schema
  • ALFREDO ALCAÍN a la manera de Giorgio Morandi Bodegón (Morandi IV).
    ALFREDO ALCAÍN a la manera de Giorgio Morandi Bodegón (Morandi IV).
  • MAGDALENA BACHILLER a la manera de Paul Klee. A la manera de Paul Klee
    MAGDALENA BACHILLER a la manera de Paul Klee. A la manera de Paul Klee
  • JUAN JOSÉ ESPINOSA a la manera de Juan Hidalgo El mirlo (un etcétera).
    JUAN JOSÉ ESPINOSA a la manera de Juan Hidalgo El mirlo (un etcétera).
  • JUAN F. LACOMBA a la manera de Paul Klee. Germinal
    JUAN F. LACOMBA a la manera de Paul Klee. Germinal
  • PACO LARA-BARRANCO a la manera de On Kawara. Abril-junio
    PACO LARA-BARRANCO a la manera de On Kawara. Abril-junio
  • ROBERTO REINA a la manera de René Magritte. Espacio inclusivo
    ROBERTO REINA a la manera de René Magritte. Espacio inclusivo

Por tercer año consecutivo se presenta en la Galería de Arte RAGAEL ORTIZ, la tercera edición de la exposición colectiva “A la manera de”, muestra que supone todo un reto a los participantes porque no se trata de copiar en temas o estilos a los autores a los que rinden homenajes con estas obras, sino el que lo recuerden con mayor o menor semejanza, aunque aquí y dicho con todo el cariño y el respeto, en algunos casos no se asemejan en nada, por más que esta reportera se ha esforzado en ver cualquier indicio que la excepcional guía y anfitriona que ha tenido -ROSALÍA ORTIZ BENÍTEZ- se empeñaba en hacerle demostrar.

Los 49 artistas que han tenido la suerte de integrarse en una muestra que ya quisiera tener cualquier Centro de Arte Contemporáneo actual y sobre todo en Sevilla donde salvo contadas excepciones lo que se exhibe es malo, pésimo o regular, parece que se han puesto de acuerdo en dar lo mejor de sí y estar a la altura del prestigio consolidado de esta galería.

Curiosamente para esta familia de galeristas que este año cumplen 36 años ininterrumpidos dedicados a la promoción de los artistas, algunos de los cuales son ya maestros internacionales también gracias a ellos, parece no importarle la trayectoria, ni la fama, la cotización en el mercado, ni el número de curadores, comisarios o críticos que se hayan ocupado de él o de ella, porque lo que se valora es la calidad, ese conjunto de cuestiones indefinibles que pueden sobrepasan el concepto que ahora tenemos de belleza porque tampoco esto es lo que interesa, como tampoco los otros factores derivados del material, de la bidimensionalidad o trimensionalidad, del arte sonoro o de la poesía visual de los que hay representativas, delicadas y exquisitas obras.

El conjunto, con un montaje que sólo puede hacerlo quien cuenta con una maestría que es innata y adquirida con la práctica, y para quienes trabajo y afición aunque agotador viene a ser lo mismo, es en sí mismo otra obra de arte efímera; porque así como las pinturas, esculturas, grabados, dibujos, vídeos , registros fonográficos y fotografías, se mantendrán a la clausura en otro ámbito, lo que es cierto es que las obras tal y como están expuestas ahora, será difícil –no imposible- que vuelvan a estarlo.

Esta por tanto y me agradaría destacarlo, es también una Obra Total, hecha con todas individualizadas y unidas, en el ala o sala grande o en la pequeña, en las paredes o en el suelo, a lo largo y ancho de este espacio que para los artistas es sagrado no en el sentido exactamente religioso, sino en el de la profundidad que nos queda, una especie de santuario laico a donde vamos en peregrinación cada vez que nos convoca.

Es un gustazo entrar una y otra vez en la Galería no sólo para ver (y en este caso oír las obras), sino para sentirlas, dejarnos seducir por lo que nos dicen, lo que apredemos de ellas, una caricia ciertamente a la mente al tiempo que un goce para los sentidos. El arte que nos abduce por momentos y nos aparta del ruido, de las crisis, las pandemias, los políticos,...y nos lleva a un sitio donde la felicidad existe, un lugar ideal que cada uno idealizará a su manera.

Muchísimo me agradaría explayarme en los 49 autores, maestros efímeros por duplicado: por ellos mismos y por los que han interpretado, detenerme en lo que han querido expresar –mejor que representar- y en el por qué han destacado un momento, se han convertido en la otra/en el otro, ser y no ser, sin dejar de ser ellos.

Para no olvidarme de ninguno, citaré a todos debiendo escoger sólo tres fotografías aleatoriamente, porque la verdad es que han puesto el listón muy alto y lo hacen difícil.

Son estos: ALFREDO ALCAÍN, que homenajea con su bodegón sublime a GIORGIO MORANDI; EDUARDO ALONSO en sus dos obras sutiles al óleo y a grafito y bolígrafo, a VIJA CELMINS; EUGENIO AMPUDIA en su vídeo-performance simbólica a JOSEPH BEUYS; JAVIER ANDRADA en sus muros textúricos a BARNETT NEWMAN; MAGDALENA BACHILLER en “su PAUL KLEE” arquitectónico y tridimensional; JOSÉ MANUEL BALLESTER, en su humor que elimina elementos habituales como el tiburón del acuario de DAMIEN HIRST; FERNANDO BAÑOS en su acrílico “estampado” sobre la estampación del fondo de la tela de soporte a ELLSWORTH KELLY; PEPE BARRAGÁN que sale de su cubismo habitual para ser un expresionista abstracto en su JACKSON POLLOCK; PALOMA BENÍTEZ que se convierte en una neoplasticista en su SEAN SCULLYm HERMA BELLIDO en la misma línea geometrizante en el de AGNES MARTIN; JOSÉ Mª BERMEJO líneas y fondos que se funden con el estilo de BRICE MARDEN; MONTSE CARABALLO en un surrealismo sui géneris de FINA MIRALLES; RAFAEL CIDONCHA que al invertir su autorretrato juega con JOSEPH BEUYS; JUAN JOSÉ ESPINOSA en su delicado poema visual y sonoro con el canto de un mirlo, rememora a JUAN HIDALGO; MIGUEL FRUCTUOSO que representa a JOAN HERNÁNDEZ PIJOAN; PEDRO G. ROMERO que riza el rizo con un NASCH al modo de CAPULETTI; RAFAEL G. ZAPATERO espectral en su GERHARD RICHTER; JOSÉ Mª GARCÍA PARODY, se hace “bauhadiano” en su SOPHIE YAEUBER; MAR GARCÍA RANEDO: textos y retratos en su MARTHA ROSLER; ALONSO GIL en un puntillista LUCIO FONTANA; NORBERTO GIL, en su visión pop de PATRICK CAULFIELD; ALEJANDRO GINÉS una escultura alegórica a la de ROBERT MORRIS; MIGUEL GÓMEZ-LOSADA acuarela sutilmente impresionista y minimalista en el VAN DER WOESTIJNE; LUIS JURADO una fotografía que de no saber que es suya pensaría que efectivamente es de ROBERT FRANK; JUAN F. LACOMBA en línea con sus reflexiones interpreta formas como PAUL KLEE; CRISTINA LAMA versiona el surrealismo de LEONORA CARRINGTON; PACO LARA-BARRANCO rinde doble Homenaje a ON KAWARA y a la Galería RAFAEL ORTIZ, al configurar su obra con la fecha de su apertura; GISELA LOEWE en sus 16 versiones fotográficas se acerca a las serigrafías de ANDY WARHOL; CALIA MACÍAS con foto digital alude al confinamiento en su piñata a la manera de PASCALE MARTHINE TAYOU; PAMEN PEREIRA conceptualiza en su violín a JOSEPH BEUYS, uno de los artistas junto a MORANDI y MAGRITTE más escogidos; PAZ PÉREZ RAMOS tan etérea en su PIERO MANZONI; CRISTOBAL QUINTERO un retrato neofigurativo en su ELIZABETH PEYTON; CARMEN REINA con una tetracromía risográfíca a MARUJA MALLO; ROBERTO REINA con un MAGRITTE que pasaría por auténtico; JUAN CARLOS ROBLES fotógrafía versionando a ZWELETHU; M.A. RODRÍGUEZ SILVA “aluminio pintado sobre aluminio real” en su BERTRAND LAVIER; ANTONIO ROJAS con otro de los RENÉ MAGRITTE onírico; FERNANDO M. ROMERO óleo simulando a CY TOWMBLY; MANUEL SALINAS pintura gestual que lleva su impronta y la de BARNETT NEWMAN; MATÍAS SÁNCHEZ un CEZANNE “a lo bestia” por las grandes pinceladas; ANTONI SOCÍAS a la manera de sí mismo cuando se llamaba ANTONIO SOCÍAS ALBALADEJO; FRANCISCO SOTO MESA dibujos y acrílico “de” ORTEGA; PABLO SICET con otro MORANDI con paisaje azul (¿de Gibraleón?) al fondo; TERESA TOMÁS con su “Huella del mar de una botella” sigue en 3D a MAN RAY; PACO DE LA TORRE, con el lenguaje del comix a MICHAEL CRAIG-MARTÍN; FAUSTO VELÁZQUEZ en un barroquismo lleno de símbolos alusivos al virus,...a FÉLIX DE CÁRDENAS; SANTIAGO YDÁÑEZ paisaje y figura se confunden entre sus veladuras dedicadas a CHRISTIAN SCHAD y por último JORGE YEREGUI un LICHTTENSTEIN casi auténtico.

Decía al comienzo que es una suerte participar en estas experiencias. Tuve la gran suerte de hacerlo en la segunda y por eso sé que es un lujo sentirse parte de esta tribu que abre sus puertas con generosidad que siempre es recíproca. Enhorabuena a todos y a por la IV ¡¡¡YA!!!


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016