Menú

Andalucía, cuarenta años después

Image
22 feb 2016 / 09:38 h - Actualizado: 21 feb 2016 / 23:20 h.
"Viento Sur"

TAGS:

La historia condenará o absolverá a quienes construyeron la primera autonomía andaluza. Pero lo hecho es irreversible. Sólo es maleable el porvenir. Casi cuarenta años después del 4 de diciembre de 1977, Andalucía se enfrenta a un nuevo órdago similar al del 28-F que habremos de conmemorar el domingo próximo, esto es, el intento por parte del Gobierno de UCD de relegar a la comunidad más poblada del país al rango de una autonomía de bolsillo.

Su rebelión colectiva tuvo mucho de orgullo herido y de vindicación de la dignidad blanquiverde pero no sólo logró su propósito sino que forzó el café para todos de la España finalmente vertebrada que logró descentralizar el viejo Estado resultante del franquismo pero también de la restauración borbónica, que situaba a Madrid, a Cataluña y al País Vasco como principales referentes del poder político y económico. Ahora, todos los indicios apuntan a que volvemos a la casilla de salida y que Andalucía toda debe estar alerta a cualquier gol por la escuadra que pueda sufrir esta vieja tierra. En ese sentido, bienvenida sea la demanda formulada ayer por la presidenta andaluza y el presidente valenciano en aras de que el Fondo de Liquidación Autonómica le condone la deuda a aquellas comunidades que no han recibido del Gobierno central toda la financiación a la que tenían derecho. Pero hay más: toda la sociedad civil del sur tendría que movilizarse ante lo que se nos viene encima, un nuevo pulso para el que, desarbolado el nacionalismo andaluz y con poca cohesión el resto de las organizaciones políticas, probablemente tengamos menos munición ideológica que cuarenta años atrás. Y la historia tendrá que condenar o absolver también a quienes contribuyan a forjar la Andalucía que viene. Más Andalucía es posible. Pero, digo yo, hará falta creer en ella.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos