jueves, 17 octubre 2019
00:20
, última actualización

Arnaldo Otegi o el provinciano sin escrúpulos

28 jun 2019 / 07:00 h - Actualizado: 28 jun 2019 / 07:01 h.
  • Arnaldo Otegi durante una rueda de prensa. / Luis Tejido-Efe-Archivo
    Arnaldo Otegi durante una rueda de prensa. / Luis Tejido-Efe-Archivo

Los que me conocen mínimamente no se sorprenderán al leer que Arnaldo Otegi me parece un ser repugnante; un asesino sin escrúpulos como cualquiera que potenciara, ayudase y sirviera de soporte a los criminales de ETA; un provinciano incapaz de entender que el País Vasco en el universo es tan insignificante como Toledo o como el planeta entero y que ni su tierra ni sus ideas pueden ser excusa para ejercer violencia alguna. Arnaldo Otegi dice haber contribuido a que ETA dejase de matar. No le negaré que algo de eso es cierto, pero este tipo debería asumir que fueron nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la resistencia pacífica de los españoles para preservar sus libertades sagradas, las que derrotaron a ETA. Se agradecen las ayudas, pero ya; nada de falsas medallas.

Arnaldo Otegi me genera un rechazo inmenso. Sin embargo, me parece necesario que se le entreviste en las televisiones, en los periódicos o en las emisoras de radio. Es la única forma de entender quién es este personaje y lo que representa. Si no le entrevistan, algunos nunca sabrán que Otegi se refiere a cosas como ‘el dolor que tenían derecho a causar’ él y los asesinos a los que daba cobertura de todo tipo. Sí, este salvaje cree que hubo un momento en el que disparar en la nuca a otros era un derecho. No sé si eso es producto de un fanatismo incontrolado o de una idiotez superlativa o de una maldad imposible de imaginar por una persona normal y corriente.

Dice Pablo Casado que esto es, tal vez, un principio de blanqueamiento de los terroristas que ayudarán a Sánchez en su investidura. Y yo pienso que a mí, aunque me intenten blanquear a estos criminales con esos polvos que se conocen como ‘blanco de España’, no me hará efecto ningún truco o campaña de comunicación. Porque como la inmensa mayoría de los españoles soy una persona decente, pacífica y sensata. Y yo pienso, también, que si los votantes de Podemos piensan igual que muchos de sus líderes y les parece que Arnaldo Otegi es un tipo con el que se debe y se puede hablar, es que vivimos en un país que se derrumba a marchas forzadas. Lo mismo pasa con los del PNV o con el señor Rufián y sus acólitos. Son solo un ejemplo.

Que entrevisten a Otegi. Que se sepa todo sobre él. Y que entrevisten a otros como él.


  • 1