Menú

Ayuso huye en el maletero

Image
19 nov 2023 / 04:00 h - Actualizado: 19 nov 2023 / 04:00 h.
"Isabel Díaz Ayuso"
  • La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. / E.P.
    La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. / E.P.

2 de Mayo de 2.025.
Celebracion del Día de la Comunidad de Madrid.

Esperanza Aguirre y Cifuentes han sido procesadas con la mayoría absoluta de que dispone el PSOE en el Tribunal Constitucional e Ignacio González condenado. Enrique Arnaldo, quien fuera imputado en Palma Arena e incorrupto (dícese del inmune) presenta un voto particular.

Ayuso, acosada por los Decretos de cierre de tabernas y alza de la fiscalidad a los madrileños, convoca Consejo de Gobierno.

A la vista de los dogmas en forma de Decreto dictados por Pedro Sánchez, declara la independencia de la Comunidad de Madrid.

Las cargas y detenciones en la calle Ferraz y en las cercanías del Congreso no cesan alrededor de las urnas que habían escondido en forma de bricks de vino barato sin tapa.

A continuación, camuflada en el portamaletas de un vehículo privado, elude los agentes del CNI de Marlaska, y abandona España, por la frontera de Portugal...

La aventura de Puigdemont sobrepasa El lazarillo de Tormes y falta una coplilla popular que la transmita de generacion en generación. Y asi nos va. Ya solo nos queda el exilio de Ayuso, imputada por decirle a Pedro Sánchez que le gusta la fruta, que por ahora no aparecen las cremas de Cifuentes.

Los navarros y los vascos, ya no tienen dónde malgastar el cupo fiscal; y los catalanes, preparan los fastos del regreso de su héroe de Waterloo.

Ay de Andalucia. Ay del General Riego, inquilino del olvido.

En fin, que para qué quejarnos. Tenemos los Grammy y hasta se regalan las entradas de tenis para hacer bulto en el estadio vacío.

Los fandangos, exclusivos para los artistas del hambre adosados al platillo de calderilla en Las Setas. Y las soleares, para las camareras de piso y ayudantes a domicilio con salarios y espaldas de hambre.

Ya lo dijo Machado

“[...]como /el niño que en la noche de una fiesta /se pierde entre el gentío /y el aire polvoriento y las candelas /chispeantes, atónito, y asombra /su corazón de música y de pena [...]»

Mientras Puigdemont se pasea con cuatro guardaespaldas, un viejo marinero subsidiado me cuenta que Pedro Sánchez es el más aprovechado de los que disfrutaron el Palacio de las Marismillas de Doñana.

En fin, que el Sur sigue siendo un desierto que canta mientras llora.

Pero no quiero acabar sin recomendarles el Libro de los Jueces de la Biblia.

Cuando Dios llamó a Gedeón, quinto de los jueces de Israel, pese a que estaba sacudiendo el trigo del lagar de su padre para esconderlo a los maduanitas, terminó con ellos.

Pues eso, Pedro. Llama a Pacheco. Que te cuente... Con los jueces hemos topado. Al tiempo.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos